¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: La Epidemia de SIDA – “¡Qué vergüenza, Rusia!

El SIDA llegó a Rusia después de alcanzar niveles epidémicos en otras regiones del mundo. Durante la época soviética, se limitaban los movimientos de la población pero esto cambió en los primeros años de los '90.  Rusia registró su primer caso de SIDA en el año 1987; al final del siglo XX, se calculaba que había 20,000 casos, mientras que otros cálculos proponen que cada año el número de casos de SIDA en Rusia se ha duplicado cada año desde 1998.

Últimamente  la atención internacional se dirige al sistema de salud en Rusia, al estigma al que los contagiados se enfrentan, y a las políticas de droga; la ubicación geográfica de Rusia significa que está entre Asia Central, donde se produce heroína, y Europa, donde se vende.

'Red Ribbon' symbol of solidarity of people living with HIV/AIDS. Image by Flickr user Andy McCarthy UK (CC BY-NC 2.0).

'Lazo Rojo' un símbolo de solidaridad para la gente que vive con VIH/SIDA. Foto del usuario Andy McCarthy UK en Flickr (CC BY-NC 2.0).

En el blog de la revista Foreign Policy, Elizabeth Dickinson pone la epidemia de SIDA en Rusia [en] en contexto con un articulo de setiembre, 2010, que se llama “¿Es la epidemia de VIH/SIDA de Rusia peor que la de África?:

El gerente de las oficinas de Nueva York de ONUSIDA, Bertil Linblad, se preocupa sobre la única región del mundo donde los contagios de VIH siguen aumentando, aunque en el resto del mundo las tasas del virus se  están estabilizando. Y esta región no es África, Asia ni América Latina. Es Europa del Este — países como Rusia y Ucrania — donde un informe reciente de UNICEF nota que se documentan tasas de contagio hasta el 700% desde 2006.

“Se requiere que toda la región de Europa de Este se actúe urgentemente”,  dijo Lindblad la mañana del 30 de diciembre de 2011. “Realmente da miedo cuando se considera que se niega a la enfermedad y que existe tanto prejuicio y homofobia [en la región]. Esto podría, sin duda, provocar enormes problemas si VIH sigue propagando de grupos pequeños de la región a otros”.

El mundo se ha fijado en la epidemia, como se ve en un comunicado de prensa [en] en el blog de la Protesta de la Embajada Rusa el 5 de diciembre de 2011, haciendo referencia a las protestas del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA:

Durante los acontecimientos del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA 2011,  que tuvo lugar hace muy pocos días, organizaciones de reducción de daño, dirigidas por personas que consumen drogas y apoyadas por la Red Internacional de Personas que Consumen Drogas (INPUD), se juntaban afuera de las embajadas rusas en ciudades alrededor del mundo, lo que era una demostración de solidaridad por parte y a  favor de la gente que consume drogas.

Las protestas, llamadas “Qué vergüenza Rusia, qué vergüenza”, se dirigían a la polémica política de droga de Rusia que se cree que contribuye a las epidemias de VIH y TB. Inyectar droga con instrumentos contaminados aumenta la epidemia de VIH en Rusia, que crece más que cualquier otra parte del mundo, lo cual se demuestra en las cifras; hasta el 80% de nuevos contagios se ocurren en la gente que inyecta drogas (PWID), en una población de la cual 1,3 millones de personas son seropositivos. Teniendo esto en cuenta, cinco millones de personas podrían contagiarse de VIH en el futuro cercano, a menos que Rusia transforme su estrategia para ocuparse del pandémico de VIH en el país.

Masha Ovchinnikova escribió un artículo en 2007 para el blog SIDA y Justicia Social que se llama “Activismo de reducción de daño en Rusia”. Una antigua consumidora de drogas que vive en Moscú, Ms. Ovchinikova discutía los retos a los que se enfrentan los consumidores de droga en Rusia cuando buscan tratamiento:

Hay muchas barreras financieras, burocráticas y morales que impiden que los consumidores de droga se cuiden bien la salud, e incluso sus vidas. La gente no puede recibir ninguna ayuda médica en las clínicas habituales si se están “desenganchando”. Si quieres entrar a un programa de “desintoxicación”, tienes que esperar unos documentos y hacer unas pruebas (incluso las de VIH). Además, no se da la seguridad de conseguir medicina buena – pero lo cierto es que el personal de la clínica te humillará y te echará la culpa.

Otro problema es la confidencialidad de ser considerado “consumidor de droga”. No puedes recibir tratamiento gratis sin una inscripción oficial, pero a veces esta lista está disponible a la policía. Aunque la situación ha mejorado algo últimamente,  el indice de maltratos por parte de la policía todavía es alto. A veces es peligroso comprar una nueva jeringuilla porque la policía está vigilando a los consumidores de droga cerca de las farmacias.

Psychiatrist Blog (blog de psiquiatra) ilustraba como la organización [en] del sistema de salud en Rusia impide un tratamiento eficaz del SIDA:

En mi clínica los psiquiatras trabajan en salas al lado de los médicos. Hoy, en una clínica hablé con Mark Sulkowski, un médico que trabaja con enfermedades contagiosas y que se especializa en la coinfección VIH-hepatitis C. Tenemos algunos pacientes juntos. Sé que puedo tocar a su puerta cuando no está con un paciente para discutir un paciente o la última droga para hepatitis C (tenemos dos inhibidores de peptidasa que probablemente aumentarán el índice de cura). También tenemos asistentes sociales, y farmacéuticos y personal que se dedican a administrar los casos médicos, médicos de atención primaria y de  ginecoobstetras, además de dermatólogos, oculistas y neurólogos. Y todos escribimos en los mismos gráficos y administramos los mismos pacientes juntos.

En Rusia, no existe ningún sistema parecido. La semana pasada, hablábamos sobre el problema difícil de administrar pacientes, contagiados con VIH, tuberculosis activo y el abuso activo de droga por medio de inyecctarse. Se trata TB en la clínica de TB, VIH en la clínica de VIH y drogas en la clínica de narcótica (la cual es independiente de psiquiatría y medicina general). Y nadie habla con los demás.

En un artículo “SIDA en Rusia – Por qué Rusia es Vulnerable”, discutí cómo los profesionales de salud no están bien dotados para tratar a los que tienen VIH. Los centros regionales siempre aseguran que provienen terapia y consejos antes y después de hacer las pruebas de VIH, pero esto no siempre es el caso, como un informe de una mujer joven en Nizhni Nóvgorod describe:

Cuando el análisis de VIH se dio positivo, me sentía en estado de choque. Me dijeron que fuera a ver a un asesor. Cuando vi a la asesora me dijo: “Estás contagiada de VIH. Por favor, esté consciente que propagar VIH es delito según la ley rusa. Si tienes sexo sin preservativo y propagas el virus, te meterán presa. Firma este documento para demostrar que has entendido”. Esta es toda la terapia que me dieron. Cuando llegué al vestíbulo, pensé que me iba a desmayar. No sabía nada sobre las drogas antirretrovirales. Solo me enteré de estas el año pasado cuando estuve en Moscú.

Como en muchos países, la actitud hacía los que están contagiados de VIH/SIDA es un verdadero problema. HIVnet.ru subió un vídeo de música [ru] que intentó atenuar el estigma al enseñar cómo una pareja joven y atractiva se defendía al enterarse de que eran seropositivos. Un blog popular en ruso en Live Journal habalaba sobre los temas [ru] acerca del estigma:

En nuestra ciudad, el comportamiento dirigido a las personas seropositivas sigue un solo modelo, es decir que están realmente “enterrados vivos”. Los amigos solo se ponen en contacto raramente con los contagiados por si acaso se contagian. Se aprovecharía de cualquier pretexto para expulsar [a una persona contagiada] del instituto y no hay manera de buscar un nuevo trabajo. Y el problema no es con los empleadores malvados – tú mismo serías el primero quejarse si resultó que una niñera en el jardín de infancia de tus niños era seropositiva. […] Hasta los médicos, que parecen ser entendidos, negarles tratamiento si se dan cuenta que tienen VIH.

Pero este no es el único problema – muchas personas que tienen miedo del estigma asociado con el contagio, se niegan a buscar un diagnóstico, lo esconden y esto, a su vez ayuda a agravar la epidemia. La única manera de luchar contra esto es reeducar a la sociedad. […]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.