¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Corea del Sur: La ley del «nombre real» en Internet es anticonstitucional

El pasado 23 de agosto, el Tribunal Supremo surcoreano decidió que la política de «nombre real» en Internet viola la constitución.

Según la agencia local de noticias Kyunghyang Shinmun [en]:

Los jueces votaron unánimemente que la cláusula 5 del artículo 44 de la Ley de promoción de la utilización de la información y las redes de comunicaciones, y la protección de la información, que exige que las webs con una media de 100.000 visitantes diarios verifiquen el nombre real del usuario cuando esta persona publica un comentario en dicha web, violaba la Constitucion…

La sentencia del tribunal se basa sobre todo en el hecho que la política del nombre real infringe el derecho del usuario a la libre expresión y a decidir qué información personal revela, así como la libre expresión del operador. El tribunal señaló que «si vamos a restringir la libertad de expresión, deben estar claros los intereses públicos que serviremos».

«Tenemos aún que ver una disminución apreciable de comentarios ilegales, y con los usuarios huyendo hacia webs de otros países, que la política ha causado una discriminación inversa entre las empresas nacionales y las extranjeras. Teniendo en cuenta estos factores, es difícil decir que hemos contribuido al interés público».

El conservador Gran Partido Nacional intentó implementar el sistema de verificación del nombre real en 2003, pero fracasó por la oposición pública. Entonces, el partido aprobó una ley electoral que exige que los usuarios verifiquen sus identidades reales antes de publicar comentarios en webs electorales para contener la influencia de los medios virtuales en los resultados de las elecciones. En 2007, también año electoral, poniendo como pretexto la proliferación de difamaciones anónimas en la red, el gobierno extendió el sistema de «nombre real» a webs con más de 300.000 visitas diarias. Pero en 2009, este número se redujo a 100.000 visitantes, lo que forzó a las principales webs a seguir la política.

Es sistema de verificación del nombre real ha sido muy controvertido. El artículo del IT Times de enero de 2012 [en] sobre Corea hace un profundo análisis de la situación:

como resultado de la política de nombre real, las web surcoreanas se han convertido en un primer objetivo de hackers dentro y fuera del país. El número de incidentes de este tipo alcanzó un nivel memorable el año pasado, cuando una serie de notorios ciberataques dejó claro que el sistema de nombre real era insostenible, siendo el caso más sonado el de la web SNS Cyworld, de SK Communications, donde se sustrajo información personal de más de 35 millones de ciudadanos coreanos, más de la mitad de la población del país. Por otro lado, los intentos de tomar medidas contra las comunicaciones en línea se han revelado totalmente ineficaces. En un estudio de KCC, en 2007, los comentarios maliciosos contabilizaron un 13,9% de todos los mensajes publicados en foros de Internet, y solo se redujeron 0,9 puntos en 2008, un año después de que entrara en vigor la reglamentación. De hecho, el gobierno coreano ha creado un sistema que puede ser fácilmente manipulado por políticos poco escrupulosos, así como por hackers con malas intenciones, todo en nombre del orden público.

El gobierno surcoreano también quedó en ridículo cuando en 2009 YouTube se negó a cumplir con el sistema de verificación del nombre real. Alegando que debía protegerse la libertad de expresión en Internet, Google, propietaria de YouTube,  desactivó las funciones de subir vídeos y de dejar comentarios para los usuarios que accedían al sitio desde Corea del Sur; aunque los usuarios solo tenían que cambiar el país en su perfil para poder acceder de nuevo a estos servicios. El incidente impulsó al KCC a iniciar una revisión legal, y después de meditar si castigaban a Google o no, decidieron hacer una excepción a la ley del nombre real, lo que añadió más leña al fuego. Las compañías coreanas que deben cumplirla –lo que se ha traducido en costos de desarrollo, supervisión y seguridad– alegaron una discriminación que las ha colocado en desventaja a la hora de competir con las compañías globales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.