¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cabinda: Oro negro de Angola

Rodeada al norte, este y sur por la República Democrática del Congo, Cabinda, la décima octava provincia de Angola, ha estado enfrascada en una antigua lucha por su independencia.

Con su selva densa y húmeda, Cabinda ha sido siempre la más disputada de todas las provincias en un país cuyo territorio está ubicado lejos de la provincia. El petróleo que se extrae en el enclave representa cerca del 70% del petróleo crudo que exporta Angola y corresponde a más del 80% de las exportaciones angoleñas, lo que coloca al país en el segundo lugar de producción de petróleo en África, detrás solamente de Nigeria.

Las fronteras del país

La mayoría de la población angoleña dice que Cabinda es parte de Angola, pero otros defienden la posición contraria.

Construction of a road between Cabinda and Malongo. Photo by mp3ief on Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Construcción de una carretera entre Cabinda y Malongo, “tierra de petróleo” [pt]. Foto de mp3ief en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

En 1885, los gobernantes portugueses decidieron integrar Cabinda como un protectorado de la Corona colonial, y en 1920 el territorio empezó a ser considerado como parte integral de Angola. Luego de la Revolución de los Claveles de 1974 en Portugal y con el proceso de descolonización, los intereses políticos obligaron a Cabinda a permanecer como territorio angoleño. Desde esa época, las opiniones acerca de si Cabinda es Angola han estado divididas.

Eugénio Costa Almeida, experto en relaciones internacionales, defiende la posición de que [pt],

Cabinda é parte integrante da República de Angola, mas também tenho sempre afirmado que, pela sua especificidade cultural e económica, Cabinda deve gozar de um Estatuto especial dentro da Pátrio angolana. Ganharíamos todos, sem qualquer dúvida.

Cabinda es parte integral de la República de Angola, pero de la misma manera, siempre he afirmado que, debido a su especificidad cultural y económica, Cabinda debe gozar de un Estatuto especial dentro de la patria angoleña. Ganaríamos todos, sin duda.

El periodista Orlando Castro, que ha publicado varios trabajos sobre la disputa territorial, como el libro “Cabinda – Protectorado de ayer, colonia de hoy, nación del mañana” de 2011, es un incansable defensor de los derechos de Cabinda en su blog Alto Hama, y cree [en] que, como Timor Oriental antes, Cabinda es un territorio oprimido que tiene el derecho a la independencia:

Cabinda é um território ocupado por Angola. E, tanto a potência ocupante, como a que o administrou (Portugal), pensaram, ou pensam, em fazer um referendo para saber o que os cabindas querem. Seja como for, o direito de escolha do povo não prescreve, não pode prescrever, mesmo quando o importante é apenas o petróleo.

Cabinda es un territorio ocupado por Angola. Y, tanto la potencia ocupante como la que lo administró (Portugal) pensaron, o están pensando, en realizar un referéndum para saber lo que los cabindas quieren. Sea como sea, el derecho del pueblo de escoger no prescribe, aun cuando lo importante sea apenas petróleo.

El movimiento a favor de la independencia, Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC), sigue peleando [pt] por una solución para llevar la independencia a este territorio rico en petróleo. En una entrevista para Deutsche Welle, Stéphane Barros, representante de FLEC en Portugal, declaró:

O povo de Cabinda não está interessado numa pacificação militar. O que se pretende agora é uma solução política que passe por um processo internacional, credível e democrático, porque a vontade do povo de Cabinda deve ser ouvida e respeitada”, defendeu o representante da FLEC em Portugal

El pueblo de Cabinda no está interesado en una pacificación militar. Lo que se quiere ahora es una solución política que pase por un proceso internacional, creíble y democrático, porque la voluntad del pueblo de Cabinda debe ser escuchada y respetada”, defendió la representante del FLEC en Portugal.

Durante las elecciones de agosto, el Movimiento Nacional Cabinda, una de varias organizaciones que está luchando por la independencia desde el exilio, consideró la idea de boicotear las elecciones. Para [pt] Bartolomeu Capita, uno de los representantes del movimiento, “no había ninguna ventaja en absoluto para que el pueblo de Cabinda participe en estas elecciones. No nos conciernen, no somos angoleños y no queremos serlo”.

No obstante, el Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), el partido en el poder, logró garantizar su reelección en la provincia con 59.4% de los votos [pt], una victoria que Stephan Baptista, en Club-k.net, atribuye [pt] a diversas razones, incluido el hecho de que la mayoría de la población se ubica en la periferia, Maiombe, y está a favor de la soberanía angoleña, en tanto que los intelectuales de la “oposición dócil” son una minoría y están en la ciudad, así como la fuerte presencia de “miembros de las fuerzas de defensa y seguridad, el mayor sustento del partido está en Cabinda”.

Imágenes de Cabinda

Woman in Cabinda. Photo by Dom Bosco Angola on Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Mujer en Cabinda. Foto de Dom Bosco Angola en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

Aunque “hablar acerca de Cabinda hoy es algo que disgusta a los poderes políticos en Angola y Portugal, así como a la fortaleza nacional y global económica”, como sostiene [en] Orlando Castro, de otro lado, la prensa estatal angoleña describe la provincia como una visión del paraíso.

Los alrededores de Cabinda se caracterizan por una abundante vegetación y vistas al Océano Atlántico. No se sabe con exactitud cuántos habitantes tiene esta provincia angoleña, pues hasta la fecha no se ha llevado a cabo ningún censo, pero se estima que la población es de cerca de 400 000 habitantes, con una cultura particular que ha perdido algunas de sus tradiciones en años recientes.

Pocas páginas se han creado en las redes sociales para publicitar la realidad del humilde pueblo que dio vida y alegría a esta misteriosa región, pero las que existen, como la página de Facebook que creó [pt] by José Sambo, permite echar una mirada a la belleza de Cabinda.

Un informe en video [pt] publicado en el blog Cidade de Cabinda presenta varias tradiciones, prácticas y costumbres de la provincia. En Cabinda, se hablan una serie de dialectos, incluido fiote, ibinda y kikongo y el idioma oficial es el portugués. Cabinda es el territorio de un pueblo que se siente extranjero en su propia tierra y que hoy sigue luchando por su independencia.

Cabinda no está hecha solamente de sonrisas: también está hecha de gente con hambre [pt]. La prensa privada da una voz a los críticos que pintan la vida en Cabinda como casi infernal, y muchas veces surgen amenazas contra periodistas y activistas, como informó [en] Global Voices en octubre de 2011. Un artículo del Senador Barros Navecka en el sitio web Cabinda Nation describe [pt]:

As universidades e os hospitais não dispõem de instalações condignas. A cidade e as vilas sem água potável, sistemas de esgotos, drenagem e saneamento de água contrastam com o renascer das cidades angolanas e as mansões, moradias, participações privadas, obras feitas e contas chorudas e prédios de luxo que crescem como cogumelos em Luanda e no estrangeiro.

Las universidades y hospitales no tienen las instalaciones apropiadas. La ciudad y las aldeas sin agua potable, sistemas de desagüe, drenaje y saneamiento de agua, contrastan con el renacimiento de las ciudades angoleñas y las mansiones, villas, participaciones privadas, obras concluidas y cuentas llenas de dinero y departamentos de lujo que crecen como hongos en Luanda y en el extranjero.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.