¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zambia: ¿Qué sigue luego de la enseñanza primaria universal?

Village school class in Zambia. Photo by Jurvetson on Flickr (CC

Clase en un colegio de aldea. Foto tomada por Jurvetson de Flickr (CC BY 2.0

Mirando los índices africanos de alfabetismo publicados por The African Economist [en] de junio de 2013, 37 de los 52 países de África alcanzan ahora el 50 por ciento, en tanto que 17 países ya alcanzan el 70 por ciento.

Para un continente clasificado como el más pobre, tener esos números relativamente tan altos es esperanza de que la educación y los niveles de alfabetización podrían seguir aumentando con esfuerzos sostenidos después de la fecha límite de 2015 para alcanzar los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas (MDG por su nombre en ingles), incluida la educación primaria universal [en].

Ciertamente, Zambia, que está en el lugar 17 en África con poco más del 80 por ciento de índice de alfabetización, podría seguir avanzando si los actuales esfuerzos del gobierno, organizaciones no gubernamentales y personas para mejorar la educación rinden frutos.

A pesar de avances educativos y un aumento en la cantidad de universidades en Zambia, la baja escala educativa sigue siendo problemática, con muchos estudiantes que no logran avanzar en el sistema educativo.

Colegio, ¿y después qué?

Un documento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que esboza recomendaciones sobre educación [en] para un marco de trabajo posterior a 2105 [en] sugiere que los objetivos y medidas educativos son importantes una vez que se haya logrado acceso más universal a colegios de primaria y secundaria. La OCDE anota que a pesar de los aumentos en la matrícula y asistencia escolar en todo el mundo desde que se lanzaron los Objetivos del Milenio en 2000, muchos jóvenes siguen dejando el colegio sin tener los conocimientos ni las habilidades que necesitan para encontrar trabajo y prosperar.

El año pasado en Zambia, cerca de 60,000 alumnos desaprobaron el sétimo grado [en], de los 337,706 que rindieron los exámenes.

Comentando sobre una historia de los resultados de sétimo grado en Lusaka Times, el lector Chongo B.C escribió [en]:

Los resultados de sétimo grado para 2012 han sido muy impresionantes cuando se les compara con los últimos años. Esto ha sido una tremenda mejora. Sin embargo, el gobierno, a través del Ministerior de Educación, Ciencia, Capacitación Vocacional y Niñez Temprana debería asegurarse de brindar aulas adecuadas para que estos alumnos aprendan de manera efectiva. Sobre todo, debería reducir la cantidad de alumnos por salón de clase para dar un ambiente propicio de aprendizaje. Esto asegurará educación de calidad y ciudadanos productivos que serán útiles en la sociedad.

Otro lector, Xhoisan X, cuestionó [en] una de las políticas más solicitadas por los sucesivos gobiernos:

Por favor, edúquenme. Me hicieron para entender que Zambia tiene ahora educación obligatoria hasta secundaria. Entonces, ¿qué anuncian estos resultados [del Ministerio de Educación]?

Aunque el índice de avance de primaria pueda no ser bueno, son el sétimo y noveno grados los que mandan a la mayoría de estudiantes [en] a tierra de nadie. Según Times of Zambia, solamente 100,824 candidatos aprobaron de los 291,018 que rindieron los exámenes en 2012.

Hay una serie de factores que afectan el avance de los alumnos a la educación superior, pero el mayor problema parece ser la falta de espacio en los salones de clase en los niveles más bajos con una proporción de profesor y alumno en Zambia de 1 a 63 para 2011 según el Banco Mundial [en].

El gobierno se ha embarcado en la construcción de más salones de clase en niveles de primaria, secundaria y superior para absorbar tantos alumnos y estudiantes como sea posible. Cuando inauguró un colegio en Zambia rural el año pasado, el presidente Michael Sata dijo [en]:

Nuestra aspiración es reunir un sistema educativo púbico bien organizado, valioso y confiable a través de inversiones sustanciales en infraestructura educativa. Como gobierno, tenemos la obligación de estructurar y formar el futuro de nuestra población general, particularmente los ciudadanos más jóvenes, que constituyen una gran parte de nuestra población.

El presidente Sata también delineó los planes de su gobierno para construir las universidades en su discurso inaugural al Parlamento [en] en 2011, y hasta ahora ha encargado la construcción de la Universidad Palabana [en], antes un instituto de formación de lácteos, la Universidad Chalimbana [en], antes un colegio de formación de profesores, y la Universidad Robert Makasa [en],  antes la Misión Lubwa. Estas nuevas universidades existirán además de las tres universidades públicas existentes, la Universidad de Zambia, la Universidad Copperbelt y la Universidad Mulungushi.

Aunque el gobierno está haciendo un esfuerzo, hay demasiados desafíos que hacen que para mucha gente sea imposible lograr acceso a la educación, entre ellos la severa pobreza que afecta a muchos hogares.

Mirando el futuro

Como señala la OCDE, aunque se debe conservar la importancia del acceso universal a educación primaria, un objetivo relacionado con la educación posterior a 2015 probablemente sea incorporar el nivel de educación secundaria e incluir una mayor dedicación al aprendizaje. La propia OCDE apoya un Programa para Evaluación Internacional de Estudiantes donde los países pueden medir resultados comparando entre sí.

Aunque no está claro qué haría el gobierno zambiano para lograr esos parámetros, por lo menos se ha dado un paso en cuando a infraestructura. De manera ideal, la construcción de colegios de primaria y secundaria igualaría el nivel de creación de universidades públicas, aparejado con capacitación y contratación de más profesores.

A nivel individual, dándose cuenta de las dificultades de los niños que vienen de hogares golpeados por la pobreza, Isabella Mukanda Shamambo, zambiana que vive en Estados Unidos, ha establecido un centro de educación llamado Más Allá de la Educación Primaria Universal para Todos, cuyo acrónimo en inglés, BUPE significa “regalo” en algunos idiomas zambianos. Presentando el proyecto en el sitio web Community Prayer Centers [en], escribe:

El casi logro de uno de los objetivos de desarrollo del milenio de las Naciones Unidas ha dejado a una generación de niños con educación hasta sétimo grado deambulando por las calles de muchas grandes ciudades, sobre todo en África Subhahariana. Hoy, la necesidad ha llegado para una educación secundaria universal que la mayoría no puede pagar. Los niños deambulan por las calles de Ndola [ciudad en Zambia] vendiendo bolsas de plástico con la esperanza de regresar al octavo grado. Otros vagan por las calles, con la esperanza de un futuro mejor completamente perdida.

La política más progresista que el gobierno zambiano anunció en 2012 fueron los planes de mejorar los 1,570 colegios comunitarios [en], administrados en su mayoría por ONG para encargarse de grupos vulnerables de las áreas más pobres de zonas urbanas y periurbanas. Probablemente, esto ayudará a contribuir con el logro de los objetivos del milenio y más.

Hablando con optimismo, con el logro de la educación primaria universal a la vuelta de la esquina, en Zambia en particular y en África en general, se deberán preparar para dar un salto de confianza más allá de los Objetivos del Milenio de 2015 para centrarse en mejorar el currículum y promover mayores niveles de aprendizaje.

Este artículo es parte de una serie de los blogueros de Global Voices para la OCDE relativa a ideas para desarrollo a nivel mundial para después de 2015 [en]. La OCDE no es responsable por el contenido de estos artículos.

Ver el portal de Wikiprogress posterior a 2015 [en] para saber más de este  tema.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.