¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Levantamiento estudiantil de Chile: ‘Hay una historia que contar’

Chilean student protesting, August 2011. Photo by Francisco Osorio on Flickr (CC BY 2.0)

Estudiantes chilenos protestan, 2011. Foto de Francisco Osorio en Flickr (CC BY 2.0).

Pablo Navarrete [en], cineasta de documentales británico-chileno, está trabajando junto con su padre, Roberto Navarrete [en], en un documental independiente sobre el movimiento estudiantil chileno.

Hace poco, lanzaron una campaña de colaboración colectiva en Indiegogo [en], en donde comparten el siguiente resumen sobre su próxima película:

El levantamiento estudiantil de Chile cuenta la historia de las protestas estudiantiles que se están llevando a cabo en Chile hoy exigiendo un sistema educativo gratuito y financiado por el estado y una cambio radical en la sociedad. La película pone las protestas en su context histórico de amplia insatisfacción con el modelo económico puesto en marcha bajo la dictadura de Pinochet (1973-1990), pero que en gran parte sigue vigente.

Roberto Navarrete, el director de la película, viajó a Chile en 2011 y 2012 para hablar con líderes estudiantiles como Camila Vallejo y Giorgio Jackson, pero también con estudiantes comunes y corrientes, y para entender por qué sus protestas están causando ese efecto en Chile e inspirando a otros en Chile y afuera.

Roberto Navarrete no es ajeno al activismo estudiantil; era un estudiante universitario políticamente activa en Chile en 1973, cuando Salvador Allende fue derrocado en un golpe que marcó el inicio de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Un reciente artículo de Christine Seifert y Amaranta Wright en Latino Life [en] cuenta la historia de Roberto:

En respuesta al golpe, la unión estudiantil de mi facultad de Medicina empezó a organizar grupos de voluntarios para ir a barriadas que probablemente iban a sufrir más en caso de una guerra civil. Fui como voluntario y ahí fue cuando me arrestaron. Entraron a la casa donde estaba en medio de la noche y ordenaron a todos los estudiantes que se echaran en el suelo. Empezaron a disparar aunque estábamos completamente desarmados. Pudieron habernos detenido simplemente. Pero me dispararon porque pudieron.

Me llevaron al estado nacional de fútbol, habían transformado en un masivo centro de detención inmediatamente después del golpe. Unas 20,000 personas pasaron por el estadio, en su mayoría, personas que simpatizaban con Allende, pero también otros sin conexiones políticas. Nos arrojaron a los camarines de los jugadores. Estábamos muy apretados y después por turnos nos llevarían para ser interrogados. Creo que salí relativamente facil. Me golpearon mucho, pero no usaron electricidad conmigo como hicieron con otros.

Un mes después, a Roberto lo llevaron a una prisión. Fue puesto en libertad en 1974 y sus padres le pidieron que se fuera del país, pero Roberto quería quedarse y luchar. En diciembre de 1974, la esposa de Roberto desapareció y a él lo obligaron a esconderse en la embajada venezolana. Después se le concedió asilo en el Reino Unido, pero su esposa siguió detenida. Roberto hizo campaña para su libertad en el Reino Unido y seis meses después se reunieron.

Luego de dedicar la mayor parte de mi vida en Inglaterra a una carrera académica como científico neurólogo, regresé al activismo junto con mis hijos. Con mi hijo Pablo fundamos Alborada Films, una empresa productora independiente que se ocupa de documentales en América Latina y estamos a punto de lanzar una película sobre el movimiento estudiantil en Chile hoy.

Pablo, el hijo de Roberto, nació y creció en el Reino Unido y ha trabajado en varios documentales sobre América Latina. Ha producido el documental ‘Dentro de la revolución: Un viaje al corazón de Venezuela’, lanzado en agosto de 2009 por Alborada Films, y ‘La conexión de Colombia’, lanzado en noviembre de 2012. Ha cubierto América Latina para diversos medios de comunicación, incluidos Al Jazeera en inglés, The Guardian y la BBC.

Hablé con Pablo acerca de su próximo documental sobre el movimiento estudiantil de Chile y su campaña de colaboración colectiva.

Chilean students protesting, 2011. Photo by Francisco Osorio on Flickr (CC BY 2.0)

Estudiantes chilenos protestan, 2011. Foto de Francisco Osorio en Flickr (CC BY 2.0).

Global Voices (GV): ¿Cómo te empezó a interesar el movimiento estudiantil en Chile?

Pablo Navarrete (PN): Mi padre me acompañó al viaje a Venezuela y a Colombia y tenía una idea. Él era científico, científico neurólogo, pero estaba retirado y quería hacer algo sobre la transición en Chile. Ha estado ahí filmando varios años y ha hecho un montón de entrevistas, pero era apenas un proyecto muy grande y pudo ver que el movimiento estudiantil era un tema muy interesante y estaba en las noticias en Gran Bretaña y en otros lugares, y sentí que había un significativo cuestionamiento del modelo neoliberal en Chile que había penetrado en niveles significativos de la sociedad.

Así que sugerí que en vez de hacer este documental grande y denso, simplemente tratara de hacer algo más chico, y que se concentrara en esta historia y tal vez ponerla en contexto histórico y tratar de ofrecer información acerca cuáles son los modelos exactamente y que son más que pedidos estrictemente en torno a la educación, sino críticas mucho más profundas de la sociedad chilena y los vestigios de la dictadura.

Soy un firme creyente de que el contenido es clave, aunque el estilo es muy importante; finalmente si tienes que escoger, es el contenido, y hay contenido en esta película –hay una historia que contar.

GV: Se han hecho muchos documentales sobre el movimiento estudiantil chileno. ¿Qué hace diferente al tuyo?

PN: Creo que hay muchos buenos en verdad. Ojalá lo que haga diferente a este es que enfatiza más la historia, las raíces, el contexto del levantamiento, las the protestas y la crítica. La gente habla del movimiento, pero hay muchas tendencias y debates diferentes, incluso ahora con respecto al apoyo a [la candidata presidencial y expresidenta Michelle] Bachelet. Así que de alguna manera estamos tratando de mostrar que es un movimiento que es vibrante, pero en debate con ellos mismos por diferentes enfoques sobre política, así que no es solamente un movimiento.

Eso y el hecho de que hacemos énfasis en la historia y los antecedentes y de dónde viene.

GV: Cuéntanos más de la campaña de colaboración colectiva.

PN: Se ha filmado, va a salir, así que no estamos diciendo “donen y si no conseguimos suficiente, no lo haremos”. Estamos decididos a hacer esta película, y la decisión de hacerla está tomada. A veces, los documentales no se hacen para ganar dinero. Pero la colaboración colectiva tiene dos propósitos: obviamente, permite recuperar algunos de los costos de filmación y edición; y dos, esta conversación probablemente no hubiera ocurrido si no hubiéramos lanzado la campaña, así que encuentras que parte de la construcción de una red que te permita hacer cosas independientemente es descubrir a quién le interesa un tema. Obviamente es muy bueno hacer algo que es por encargo para la televisión, pero no estoy preparado para comprometer algunas cosas que quiero hacer. Así que creo que es importante tener un plan B, y la colaboración colectiva ayuda a salir a un público, o construir un público.

Pablo, Roberto y su pequeño equipo planean tener la película lista en noviembre de 2013, a tiempo para las elecciones presidenciales chilenas que, como señala Pablo, podrían crear una nueva dinámica en el movimiento pues los estudiantes siguen presionando por un cambio en el sistema educativo del pais con un nuevo gobierno.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.