¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

FOTOS: El fallido intento de brutal represión de 4000 policías surcoreanos

El 22 de diciembre de 2013, más de 4000 oficiales de policía antimotín de Corea del Sur ingresaron en la sede de la segunda Central Sindical más grande de la nación, un evento sin precedentes en la historia posdictadura del país [en], lo que demuestra la determinación del régimen actual en reprimir las organizaciones democráticas y proletarias.

Ahora la represión policial del 22 de diciembre se recuerda como un ‘fracaso total‘ [ko], lo que genera mucha burla [ko] en internet.

No fue solo la escala de la represión lo que sorprendió a la gente, sino también tres hechos que enfurecieron aun más a los cibernautas surcoreanos ya enojados: el allanamiento de la policía se realizó sin una orden de cateo [ko], se dañaron las instalaciones de un periódico progresista en el proceso y la policía obstruyó una protesta pacífica que los ciudadanos realizaron en favor de estos obreros sindicalizados.

A pesar de hacer semejante escena como la que se muestra en las fotos de abajo, la policía no pudo capturar a sus objetivos, acusados de dirigir la más reciente protesta de obreros ferroviarios [en] y que se suponía que se escondían en el edificio. Aquí están los tuits que compartieron muchos cibernautas coreanos:

El actual régimen despachó varios miles de oficiales para capturar a un par de obreros. Demuestra su desesperación y miedo ante la situación actual. Ha pasado solo un año desde que subieron al poder pero ahora parecen demostrar los síntomas típicos de un régimen “pato cojo”.

Periodistas, necesitan saber esto. Resulta que este dificio también es un lugar compartido por el Periódico Kyunghyang [*nota: El medio de comunicación nacional más progresista que critica a viva voz la actual administración]. Aunque agradecemos que cubran la noticia, por favor documenten el hecho de que este edificio es donde están sus compañeros periodistas. ¡Y protesten con nosotros!

[resumen de lo sucedido] 1. Ingresaron en el lugar, declarando que querían a sus hombres buscados. Pero no estaban ahí en un principio. 2. Si hubiesen tenido ordenes, podrían haberse excusado (por su entrada forzosa), pero resulta que su orden de cateo fue denegada. 3. De nuevo, obstruyeron protestas “legales”. 4. Luego, quedó registrado en cámara que estos oficiales antimotín utilizaron gas pimienta en ciudadanos. Esto es un grito de guerra contra la población.

Una vez que se hicieron virales los tuits de la violenta represión policial, muchos ciudadanos se unieron para pelear junto a estos obreros sindicalizados. @sinbi2010 informó [ko] que más de 20.000 ciudadanos se reunieron de manera voluntaria en un par de horas y le hicieron frente a la policía. Debajo hay fotos del choque entre los ciudadanos y la policía más tarde ese mismo día.

<¡Urgente! SOS (señal de pánico)> Debemos detener al ejército de Park Junior. [en referencia a la Presidente Park Geun-hye, hija del ex-presidente Park Chung-hee] @kyhal55: Por favor, salgan todos. Por favor, ciudadanos, salgan. 

(a las 5:03 PM) La policía ha bloqueado a los ciudadanos que se dirigen al edificio del periódico Kyunghyang. Ahora cantan ‘Fuera, violenta policía’ y los confrontan.

La policía ahora deberá enfrentarse a problemas legales [ko] ya que los grupos civiles y los abogados de derechos humanos preparan un paquete de demandas.

La policía no tenía una orden de cateo para la Confederación de Sindicatos de Corea (CSC). Una orden de arresto no es suficiente ante la ley para ingresar a la fuerza a un lugar luego de derribar puertas cerradas. Además, hablando legalmente, el hecho de que la policía se metiera al edificio compartido por la CSC y el periódico Kyunghyang mediante la destrucción de las instalaciones constituye un delito de invasión doméstica.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.