¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Lo que nos llevamos al partir

Tegucigalpa

Tegucigalpa, Honduras. Foto en Flickr del usuario chamo estudio (CC BY-NC-SA 2.0).

Desde Tegucigalpa, la capital de Honduras, Madame Gumbeaux cuenta que regresará a vivir en Estados Unidos en pocas semanas y hace una lista de lo que extrañará… y de lo que no echará de menos:

I will miss….
1. the guy on the motorbike who rides through the ‘hood twice a day, selling his mom's fresh tortillas. What could be better than hot-off-the-grill tortillas sold by a cute guy on a bike?
[…]
3. the sound of children everywhere. Honduras is a young country. Children playing ball, walking to and from school, calling out to one another is a constant in this place.
4. the abundance of fresh fruit and vegetables on sale on street corners and parked trucks all over the city and countryside.
[…]

I WON'T miss…..
[…]
4. the loud music pouring out of every neighborhood, church, market, etc at any given hour, day or night. It may make Hondurans dance, but I get cranky when I am confronted with amplified music day and night.
5. the slooowwww service in almost every restaurant, supermarket, or store. No one, I mean no one, is in a hurry here. It's just so against my cultural upbringing.

Extrañaré…
1. al muchacho de la moto que recorre el barrio dos veces al día, vendiendo tortillas recién hechas de su mamá. ¿Qué puede ser mejor que comprarle tortillas calientes a un muchacho lindo en su moto?
[…]
3. el sonido de los niños por todas partes. Honduras es un país joven. Niños jugando pelota, yendo y viniendo del colegio, llamándose entre ellos es una constante acá.
4. la abundancia de frutas y verduras drescas a la venta en las esquinas y en camiones estacionados en toda la ciudad y el campo.
[…]
NO extrañaré….
[…]
4. la música a volumen alto saliendo de todos los barrios, iglesias, mercados, etc a cualquier hora, día o noche. Tal vez haga bailar a los hondureños, pero me pone de mal humor vivir con música amplificada de día y de noche.
5. el servicio leeeento en casi todos los restaurantes, supermercados o tiendas. Nadie, y digo nadie, está apurado acá. Simplemente, va contra mi crianza cultural.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.