¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La paradójica y triste lucha de los norcaucásicos en Ucrania del este

Ukrainians, Georgians and Chechens rally at Berlin's Alexanderplatz against the Russian invasion in eastern Ukraine. 30 August 2014 by Thorsten Strasas, Demotix.

Ucranianos, georgianos y chechenos se congregan en la Alexanderplatz de Berlín para manifestarse en contra de la invasión rusa en Ucrania del este. 30 de agosto de 2014, fotografía de Thorsten Strasas. Demotix.

Numerosas informaciones, incluyendo una secuencia de video, confirman que los norcaucásicos efectivamente se encuentran peleando en Ucrania. Zonas como Chechenia e Ingusetia, en las que se puede decir que Rusia ya está en guerra, ahora vinculan a Moscú con los conflictos más recientes de Donetsk y Lugansk. En otras palabras, una de las regiones más violentas de Rusia ha pasado a contribuir al derramamiento de sangre en la zona de guerra más reciente de Europa.

Según se ha informado, militantes chechenos se han unido a grupos separatistas prorusos en Ucrania, en particular al Batallón Vostok, nombrado en honor al apodo de un batallón que luchó contra extremistas islámicos en Chechenia entre 1999 y 2009. Ellos son los “Kadyrovtsy”, fuerzas armadas irregulares bien formadas y leales al actual líder de Chechenia, Ramzan Kadyrov.

Información estratégica. Al parecer, los chechenos de Sláviansk, Kramatorsk y los que aparecieron en Mariupol son del batallón Vostok de Kadyrov.

Kadyrov niega la presencia de batallones chechenos organizados en Ucrania, pero admite que algunos chechenos están apostados allí, luchando voluntariamente y por cuenta propia. Anteriormente, Kadyrov había reconocido que era posible que catorce combatientes hubieran muerto luchando en Ucrania en mayo de 2014.

Mientras las pruebas apuntan a que el verdadero número de chechenos combatiendo en Ucrania es casi con total seguridad mucho mayor, la paradoja de los chechenos peleando por Rusia no pasa desapercibido para los cibernautas rusos:

Los chechenos vinieron a Donbáss a proteger a los rusos de los ucranianos. Ni siquiera Dios hubiese imaginado que esto fuera posible. ¡Qué mundo de locos!

Los chechenos no son los únicos norcaucásicos a los que se ha visto participando en el conflicto: el presidente de Ingusetia, Yunus-Bek Yevkúrov, admitió hace poco que algunos de los nuevos voluntarios que combaten en Ucrania provienen de su territorio, y constantemente se han avistado combatientes de Osetia del Norte.

No queda totalmente claro si las divisiones locales de los servicios de seguridad, quizá atendiendo a cuotas, enviaron a soldados norcaucásicos a participar en la guerra de Ucrania, o si estos hombres viajaron a la región por su propia voluntad. El portal Kavkazcenter informó sobre la apertura de centros de reclutamiento voluntario en Grozni, los cuales se cerraron abruptamente. En marzo de este año, Oleg Leusenko publicó en LiveJournal una carta de una mujer llamada Elmira, quien afirma que los voluntarios chechenos de Grozni son amenazados e intimidados si se rehúsan a pelear en Ucrania. El Consejo Ruso de Derechos Humanos también señala que hay mercenarios provenientes de Daguestán operando en Ucrania. Según el Consejo, cada miliciano está ganando unos 250.000 rublos—una gran suma para personas que viven en la república más pobre de Rusia.

En los últimos años, Rusia ha aumentado la cantidad de policías locales y servicios secretos en la región, lo que significa que los últimos que han arribado a Ucrania probablemente ya tienen experiencia en combate irregular. Ya sea por coerción o por contrato, es evidente que Rusia está ansiosa por emplear en Ucrania las capacidades y la agudeza bélica de los norcaucásicos (especialmente sus habilidades en combate urbano, una carencia general entre los ex conscriptos y los voluntarios). De hecho, es muy probable que los norcaucásicos con entrenamiento militar que han sido vistos en Ucrania procedan de esos cuadros irregulares, ya que, sorprendentemente, en las filas de la milicia formal rusa no hay muchos hombres de minorías étnicas.

Sin embargo, no todos los chechenos están peleando contra Kiev. Hay al menos un grupo —una brigada que recibe el nombre del primer presidente de la República Chechena de Ichkeria, Dzhokhar Dudaev— compuesto de miembros de la diáspora chechena en Europa que han regresado para unirse a la resistencia contra Rusia, señala Mairbek Vatchagaev.

Muchos ucranianos han demostrado una notable capacidad para distinguir entre los chechenos como una etnia en su totalidad y los “Kadyrovtsy” pro-rusos que están apareciendo en el Este. En un comentario en Facebook, por ejemplo, un usuario ucraniano escribió acerca del batallón Dudaev:

Это настоящие чеченцы, а не кадыровцы. Это как украинцы и сепаратисты.

Éstos son auténticos chechenos, no los Kadyrovtsy. Es como [la diferencia entre] los ucranianos y los separatistas.

Movladi Udugov, un ideólogo checheno del Emirato del Cáucaso, explicó recientemente el concepto de los Kadyrovtsy en el contexto del conflicto ucraniano, afirmando que los hombres de Kadyrov no son verdaderos chechenos:

Что касается кадыровцев, то это не наемники, а путинские собаки, русские марионетки без рода, без племени. В Чечне русские оккупанты называют их “разовыми”, потому что их используют как расходный материал в боях против муджахидов. 

En cuanto a los Kadyrovtsy, ellos no son mercenarios sino que son los perros de Putin —marionetas rusas sin familia, sin tribu. En Chechenia, los invasores rusos los llaman “desechables”, porque los usan como material de usar y tirar para sus batallas contra los muyahidines.

Udugov podría tener la razón cuando dice que, para Moscú, los Kadyrovtsy son “desechables”. A medida que se ha desenvuelto el conflicto en Ucrania del este, han aparecido informaciones aisladas de que algunos chechenos estarían abandonando a los separatistas debido a malos tratos.

En el Cáucaso Norte, la población se ha visto durante mucho tiempo abatida por el deterioro crónico de la seguridad y los regímenes represivos locales mantenidos por el Kremlin. Desafortunadamente, la violencia estructural de la región ahora se está extendiendo hasta llegar a Ucrania.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.