¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Diputados de la Duma cuestionan la prohibición a la importación de alimentos y el poder del presidente Putin

Images edited by Kevin Rothrock.

Imágenes editadas por Kevin Rothrock.

Desafiando el poder de la presidencia rusa, cinco diputados ante la Duma recientemente presentaron un proyecto de ley destinado a revocar el actual régimen de “represalias” ruso.

A principios de agosto de 2014, el Kremlin respondió a las sanciones que le fueron impuestas por las acciones de Moscú en Ucrania con un decreto que prohibió la importación de una amplia gama de alimentos y productos agrícolas de Europa y EE. UU.

La nueva y atrevida ley propuesta por los miembros de la Duma, que fue publicada en el sitio web del gobierno el 25 de febrero, fue presentada por cuatro diputados de Rusia Justa, Valery Zubov, Sergey Petrov, Sergey Dornonin, y Mikhail Serdyuk, junto con el independiente Dmitry Gudkov, que fue expulsado de Rusia Justa en marzo de 2013.

La ley exige reformar las actuales leyes “sobre medidas económicas especiales” y “sobre seguridad nacional” para estipular que la aplicación de medidas económicas especiales, como sanciones, requerirá la aprobación del parlamento y no podrá hacerse por decreto del ejecutivo.

Para justificar la necesidad de esta reforma, los diputados citan el artículo 34, inciso 1, de la Constitución rusa:

Статья 34.  1. Каждый имеет право на свободное использование своих способностей и имущества для предпринимательской и иной не запрещенной законом экономической деятельности.

Article 34.  1. Todos los ciudadanos tendrán el derecho al libre uso de sus habilidades y propiedad para actividades empresariales y económicas no prohibidas por ley.

Los diputados sostienen que prohibir la importación de alimentos, que son beneficiosos y seguros para la salud de los ciudadanos,” viola el artículo 34 de la Constitución al privar a las empresas rusas de productos vitales para su modelo de negocios para los que no existen alternativas económicamente razonables.

Para ilustrar este punto, la propuesta relata la historia de la planta de procesamiento de pescado de Murmansk que operaba en el mercado desde 1927, pero que debió cerrar debido a la prohibición de importar. 

Sin embargo, los diputados también ratifican en su propuesta el artículo 55 de la constitución rusa que dispone que: 

Статья 55.  3. Права и свободы человека и гражданина могут быть ограничены федеральным законом только в той мере, в какой это необходимо в целях защиты основ конституционного строя, нравственности, здоровья, прав и законных интересов других лиц, обеспечения обороны страны и безопасности государства.

Article 55.  3. Los derechos y libertades de los ciudadanos pueden ser limitados por leyes federales solo en la medida necesaria para proteger los principios fundamentales del sistema constitucional, moral, salud, los derechos y los legítimos intereses de los demás, y para garantizar la defensa nacional y la seguridad del estado..

Este artículo de la constitución subyace al esquema de represalias del Kremlin como defensa ante la agresión externa que representan las sanciones de Occidente y por lo tanto como defensa del estado. 

Como la historia ganó terreno en los medios rusos, el exministro de finanzas Alexey Kudrin recurrió a Twitter para sopesar la propuesta: 

Las sanciones contra los alimentos no eran un tema urgente. Han perjudicado a los propios rusos. Hubiera sido mejor discutirlas en la Duma

Sergey Mitrokhin, el líder del partido liberal opositor Yabloko, también se manifestó en favor de la propuesta en Twitter:

“YABLOKO” apoya la ley de @gudkovd [el copatrocinador del proyecto, Dmitry Gudkov] que prohibe a Putin aplicar “sanciones”

La marcha “anti-crisis” que la oposición rusa había planeado para el 1 de marzo, antes del terrible asesinato del político opositor Boris Nemtsov en el centro de Moscú el viernes 27 de febrero, también enumeró entre sus reclamos la cancelación de las sanciones, identificándolas como la causa de la significativa inflación en los precios de los alimentos en Rusia. Los organizadores del evento del 1 de marzo anunciaron que en lugar de la marcha el domingo se realizaría un homenaje a Nemtsov en Moscú.

Las reacciones a la ley propuesta no fueron totalmente positivas, por supuesto.

El senador Evgeny Tarlo del partido gobernante Rusia Unida rápidamente anunció su intención de presentar un proyecto de ley que le otorgue al presidente la facultad de tomar medidas económicas, políticas, informativas y otras contra países que impongan sanciones unilaterales contra Rusia. Tarlo explicó a Slon que los países que imponen sanciones están llevando adelante una guerra económica, informativa y política contra Rusia que crean la necesidad de que Rusia se defienda, “entonces necesitamos otorgarle al presidente el derecho a responder rápidamente a tales acciones.”

Por su parte, las autoridades de Rusia Justa reprendieron a los cuatro diputados que se sumaron a Dmitry Gudkov y apoyaron la ley, y exigieron que retiraran su respaldo.

Esta legislación no tiene prácticamente ninguna posibilidad de ser aprobada por un legislativo controlado por legisladores leales al régimen en un clima político en el que el nivel de aprobación popular del presidente Putin es del 86 por ciento

El mero hecho de que un puñado de diputados de la Duma se hayan atrevido a presentar semejante propuesta desafiando el poder del presidente, no obstante, puede ser indicio del descontento con la sombría situación económica rusa y el controvertido curso de la política exterior.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.