¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Después de dos décadas, autor jamaiquino finalmente desvela libro dedicado a Marcus Garvey

The cover of "Garvey's Ghost," the new novel by Geoffrey Philp. Reproduced with the author's permission.

La portada de El fantasma de Garvey, la nueva novela de Geoffrey Philp, reproducida con permiso.

No es común que un escritor describa a su héroe como un “criminal”, pero el delincuente en cuestión no es cualquier persona. Es el líder de los Derechos Civiles nacido en Jamaica Marcus Garvey. Después de haber escrito durante 20 años, el autor jamaiquino Geoffrey Philp, cuyos hijos asistieron a la misma escuela secundaria que Trayvon Martin (el adolescente afroestadounidense que recibió un disparo y fue asesinado por un vigilante de barrio voluntario en Florida en el 2012), finalmente ha publicado su primera novela, El fantasma de Garvey. Fue lanzada el 17 de agosto del 2016, fecha del cumpleaños de Marcus Garvey, por Carlong Publishers (Caribbean) Limited.

¿Por qué se le llamaría a Garvey criminal? El fundador de Asociación Universal para el Progreso del Negro, UNIA, cumplió una condena de cinco años en 1925 en Atlanta, Georgia, después de haber sido culpado por fraude postal. Luego fue deportado a Jamaica.

Marcus Mosiah Garvey es uno de los héroes nacionales más venerados de Jamaica. Elocuente portador del  Panafricanismo y el nacionalismo negro, difundió ideas sobre el orgullo racial y la autosuficiencia económica a través de su organización, y animó a la gente a crear una nación negra independiente en África incentivando el movimiento “Volver a África”, defendido por muchos rastafarianos hoy en día.

Philp reconoce la importancia histórica y la relevancia de Garvey y su movimiento, y ha abogado para que el presidente Barack Obama  le conceda el perdón presidencial a Garvey.

Geoffrey Philp. Photo reproduced with permission of the author.

Geoffrey Philp. Foto reproducida con permiso.

Global Voices habló recientemente con Philp sobre su nuevo libro y la relevancia de Garvey hoy en día:

Global Voices (GV): Para los lectores que no lo sepan, ¿quién fue Marcus Garvey y por qué cree que fue importante?

Geoffrey Philp (GP): Marcus Garvey (1887-1940) was the leader of the largest movement for social and economic justice in the twentieth century. In 1914, he along with thirteen members founded the Universal Negro Improvement Association (UNIA) and by 1920, after moving the headquarters to the United States, the movement had over 6 million followers worldwide. In 1922, at the height of the movement, Garvey was arrested by the Bureau of Investigation and charged with mail fraud. In 1925, Garvey began serving a five-year sentence in the US penitentiary in Atlanta, Georgia. After several appeals, his sentence was eventually commuted by President Calvin Coolidge, and he was deported to Jamaica. After running for office and winning posts in the local government, Garvey was again subjected to persecution by local law enforcement and he moved to England, where he died on June 10, 1940. In 1964, Garvey's body was returned to Jamaica and in 1969, he was awarded the nation's highest honour of National Hero.

Marcus Garvey is important for many reasons. Garvey was the first black leader to recognize the centrality of Africa in the destiny of the peoples of African descent and he was also the first to create a coherent blueprint for African liberation in his groundbreaking work, The Philosophy and Opinions of Marcus Garvey. Many black leaders from Malcolm X to Jomo Kenyatta credit Marcus Garvey with opening their eyes to the urgency of African redemption. As Kwame Nkrumah said, “Long before many of us were even conscious of our own degradation, Marcus Garvey fought for African national and racial equality.”

Geoffrey Philp (GP): Marcus Garvey (1887-1940) fue el líder del mayor movimiento por la justicia social y económica en el siglo XX. En 1914, junto a trece miembros fundó la Asociación Universal para el Progreso del Negro (UNIA), y en 1920, después de haber trasladado la sede a los Estados Unidos, el movimiento tenía más de 6 millones de seguidores en todo el mundo. En 1922, cuando el movimiento estaba en la cima, Garvey fue arrestado por la Oficina de Investigación y se le acusó por fraude postal. En 1925, Garvey comenzó a cumplir su sentencia de cinco años en el penitenciario estadounidense de Atlanta, Georgia. Después de varias apelaciones, su sentencia fue finalmente conmutada por el presidente Calvin Coolidge, y fue deportado a Jamaica. Después de hacer una campaña electoral y ganar puestos en el gobierno local, Garvey de nuevo fue perseguido por las fuerzas locales del orden y se trasladó a Inglaterra, donde murió el 10 de junio de 1940. En 1964, el cuerpo de Garvey fue devuelto a Jamaica y en 1969 se le otorgó la condecoración más alta de la nación, la de héroe nacional.

Marcus Garvey es importante por muchas razones. Fue el primer líder negro que reconoció el caracter central de África en el destino de los pueblos afrodescendientes y también fue el primero en crear un proyecto coherente para la liberación africana en su revolucionario trabajo, Filosofías y opiniones de Marcus Garvey. Muchos líderes negros, desde Malcolm X hasta Jomo Kenyatta, atribuyen a Marcus Garvey el haber abierto sus ojos a la importancia de la redención africana. Como dijo Kwame Nkrumah, “mucho antes de que muchos de nosotros fuéramos conscientes de nuestra propia degradación, Marcus Garvey luchó por la igualdad racial y nacional africana”.

GV: Usted está involucrado en una campaña que busca el indulto por parte del presidente Obama a Garvey por la condena por fraude postal por la que tuvo que ser deportado de los Estados Unidos. Esto aún no ha ocurrido. ¿Por qué se apasiona tanto con este tema y por qué es necesario, en su opinión, que Garvey sea exonerado?

GP: The campaign to exonerate Marcus Garvey is very much alive. In fact, on August 17, 2016, Dr. Julius Garvey, Marcus Garvey's son, held a press conference at the National Press Club that brought together activists from all over the world to petition for a presidential pardon. Garvey's legal counsel explained in a recent interview: “Garvey's conviction and deportation facilitated the marginalization and silencing of his philosophy of racial justice, a strategy that focused primarily on economic empowerment for people of African descent throughout the world.”

The genius of Garvey's message should not be clouded by this obscene miscarriage of justice.

GP: La campaña para exonerar a Marcus Garvey está muy viva. De hecho, el 17 de agosto del 2016, el Doctor Julius Garvey, hijo de Marcus Garvey, dio una rueda de prensa en el Club Nacional de Prensa que reunió a activistas de todo el mundo para pedir el indulto presidencial. El asesor jurídico de Garvey explicó en una entrevista reciente: “La condena y deportación de Garvey facilitaron la marginalización y el silencio de su filosofía de justicia racial, una estrategia que se centró principalmente en el apoderamiento económico de las personas de ascendencia africana en todo el mundo”.

La brillantez del mensaje de Garvey no debería verse oscurecida por este indecente error de la justicia.

Marcus Garvey, National Hero of Jamaica, seated at his desk, 1924. Public domain. This work is from the George Grantham Bain collection at the Library of Congress. According to the library, there are no known copyright restrictions on the use of this work. Reproduction number LC-USZ61-1854 (b&w film copy neg.). Card #2003653533.

Marcus Garvey, héroe Nacional de Jamaica, sentado en su escritorio, 1924. De dominio público. Este trabajo es de la colección de George Grantham Bain de la Biblioteca del Congreso. Según la biblioteca, no hay restricciones de derechos de autor conocidos en el uso de esta obra. Número de reproducción LC-USZ61-1854 (b&w copia de película neg.). Tarjeta #2003653533. Fuente: Wikimedia Commons.

GV: ¿Qué han significado para usted la vida y el legado de Garvey?

GP: I believe in the words of Dr. Martin Luther King, Jr., “Injustice anywhere is a threat to justice everywhere. We are caught in an inescapable network of mutuality… Whatever affects one directly, affects all indirectly.”

I also believe in the dignity of all human beings. Marcus Garvey stood for these ideals and he began his movement with the most downtrodden people on the planet, the people of his own race.

Since Garvey's time until now, we are still “kicked about,” exploited, abused, and murdered with impunity. Look at the #BlackLivesMatter movement. Who would believe that a hundred and twenty-nine years after Garvey's birth, peoples of African descent would still be subject to the same kinds of brutality and still have to assert that their lives have value – and not just as chattel?

Garvey also needs to be exonerated because he did not commit a crime. This fact has been demonstrated by the research and testimony of many scholars during hearings at the House of Representatives in 1987.Twenty years later, on January 10, 2007, Representative Charles Rangel introduced H. Con. Res. 24 to the 110th Congress: “Expressing the sense of the Congress that the President should grant a pardon to Marcus Mosiah Garvey to clear his name and affirm his innocence of crimes for which he was unjustly prosecuted and convicted.”

The whole purpose of Garvey's imprisonment was to halt the progress of Africans at home and abroad and for the sake of peoples of African descent, this injustice must be reversed.

GP: Creo en las palabras del Dr. Martin Luther King Jr.: “La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes. Estamos atrapados en una inevitable red de mutualidad… Cualquier cosa que afecte a uno, afecta a todos indirectamente”.

También creo en la dignidad de todos los seres humanos. Marcus Garvey simboliza estos ideales y empezó su movimiento con las personas más oprimidas del planeta, las de su propia raza.

Desde la época de Garvey hasta ahora, todavía nos patean, nos explotan, abusan de nosotros y nos asesinan con impunidad. Revisa el movimiento #BlackLivesMatter. ¿Quién iba a creer que 129 años después del nacimiento de Garvey, las personas de ascendencia africana todavía serían objeto del mismo tipo de brutalidad y todavía tendrían que reivindicar que sus vidas tienen valor – y no son solo esclavos?

Garvey también necesita ser exonerado porque no cometió ningún crimen. Este hecho se ha demostrado con la investigación y el testimonio de muchos expertos durante las audiencias en la Cámara de Representantes en 1987. Veinte años más tarde, el 10 de enero del 2007, el representante Charles Rangel presentó H. Con. Res. 24 al Congreso 110: “Expresando el sentimiento del Congreso de que el Presidente conceda un indulto a Marcus Mosiah Garvey para limpiar su nombre y ratificar su inocencia de los crímenes por los que fue injustamente procesado y condenado”.

El único propósito del encarcelamiento de Garvey fue detener el progreso de los africanos en casa y en el extranjero, y por el bien de los pueblos de ascendencia africana, esta injusticia debe revocarse.

GV: Usted se ha dedicado a esta novela, El fantasma de Garvey, por mucho tiempo. ¿Qué lo llevó a arrancar otra vez  y por qué?

GP: I wouldn't say that I've been sitting on the novel for twenty years. I would say, however, that it had been rejected by publishers since I wrote the first draft, which was inspired by what happened to a friend of mine over twenty years ago, when her daughter ran away from home. And even though she was running away from home, she still saw herself as a “good” Jamaican girl. She had made the bed and tucked the corners of the sheets neatly under the corners of the mattress. That image stayed with me for a long time.

Since then, the manuscript went through many incarnations and rejections. The final draft came with the death of Trayvon Martin, who went to the same high school as my three children. His death hit close to home. And it gave me the reason why Jasmine Bailey would run away from home. Jasmine felt hopeless and helpless. She wanted to do something, anything, that wouldn't make her feel so impotent in the face of such grave injustice.

So, at its base, “Garvey’s Ghost” is about a young woman who runs away from home and her mother’s attempts to find her.

GP: Yo no diría que me he estado ocupando de la novela veinte años. Sin embargo, diría que ha sido rechazada por los editores desde que escribí el primer borrador, que se inspiró en lo que le pasó a una amiga mía hace 20 años, cuando su hija se escapó de casa. Y aunque huía de casa, todavía se veía como una “buena” chica jamaiquina. Hacía la cama y metía cuidadosamente las esquinas de las sábanas bajo el colchón. Me quedé con esa imagen por mucho tiempo.

Desde entonces, el manuscrito pasó por muchas encarnaciones y rechazos. El borrador final surgió con la muerte de Trayvon Martin, quien iba a la misma escuela secundara de mis tres hijos. Su muerte ocurrió cerca de mi casa y eso me hizo entender por qué Jasmine Bailey querría escapar de su hogar. Se sentía desesperada e indefensa. Quería hacer algo, cualquier cosa que no la hiciera sentir tan impotente frente a una injusticia tan grave.

Así que, El fantasma de Garvey se basa en una joven que huye de casa y el esfuerzo de su madre por encontrarla.

GV: ¿Cómo su novela combina los hechos con la ficción y con qué fin?

GP: “Garvey's Ghost” is a mashup of real people, places, and things in Miami and Jamaica. For example, after I had the inspiration for the novel, I needed to figure out the plot and the characters. The writer John Gardener said, “Character is the life of fiction,” so before I write the first word of any story, I ask myself questions such as, “What does the character do for a living?” I thought about this for a long time, but I couldn't come up with a decent answer. Then, one Friday afternoon as I was having dinner with my wife at a local Chinese restaurant, I suddenly realized that I was surrounded by elderly Jewish men and women who were accompanied by their live-in nurses, many of whom were Jamaican. That was it. Jasmine's mother was a live-in nurse for an elderly Jewish woman.

So, why do I combine fiction and fact and “to what end?” I want to tell a good story! A storyteller's currency is plausibility. Of course, I have my own interests and ideas, but who wants to read a story where the writer is just preaching and screaming her ideas at you? I am not a propagandist. I am an artist. The story comes first. But you have to, as the poet Emily Dickinson advised, “tell it slant.”

GP: El fantasma de Garvey es una mezcla de personas reales, lugares y cosas en Miami y Jamaica. Por ejemplo, después de que tuve la inspiración para escribir la novela, necesitaba determinar el argumento y los personajes. El escritor John Gardener dijo: “el personaje es la vida de la ficción”, así que antes de escribir la primera palabra de cualquier historia, me hago preguntas como “¿qué hace el personaje para vivir?” Pensé en esto por mucho tiempo, pero no pude encontrar una respuesta aceptable. Luego, un viernes por la tarde mientras comía con mi esposa en el restaurante chino del barrio, de repente me di cuenta de que estaba rodeado de hombres y mujeres judíos de edad avanzada que estaban acompañados por las enfermeras que vivían con ellos, muchas de las cuales eran jamaiquinas. Eso fue todo. La madre de Jasmine era una enfermera que vivía con una judía anciana.

Entonces, ¿por qué combino ficción y hechos y “con qué fin?” ¡Quiero contar una buena historia! La aceptación un escritor radica en la verosimilitud. Por supuesto, tengo mis propias ideas e intereses, pero ¿quién quiere leer una historia en la que el escritor solo está predicando y gritando sus ideas? No soy un propagandista. Soy un artista. La historia es primero. Pero, como la poeta Emily Dickinson lo aconsejó, tienes que “contarla con enfoque”.

GV: ¿Quién debería leer El fantasma de Garvey?

GP: Garvey's Ghost is for anyone who is interested in finding out what happens next to a young woman who disappears from her mother's home in the middle of the night.

GP: EL fantasma de Garvey es para cualquier persona que esté interesada en descubrir qué le pasa después a la joven que desaparece de la casa materna en mitad de la noche.

GV: Garvey era un defensor del regreso a África. Ese era su pensamiento en aquella época, y ¿esa filosofía todavía resuena hoy? O ¿los descendientes de los esclavos africanos se han integrado y establecido en donde están? Y si decidieron regresar, ¿cómo crees que pudieron seguir adelante?

GP: Garvey was not a proponent of a wholesale back to Africa movement. He wrote in The Philosophy and opinions of Marcus Garvey, “We do not want all the Negroes in Africa. Some are no good here, and naturally will be no good there. The no-good Negro will naturally die in fifty years. The Negro who is wrangling about and fighting for social equality will naturally pass away in fifty years, and yield his place to the progressive Negro who wants a society and country of his own.”

Garvey wanted black people to have their “own place under the sun.” You have to remember that at that time, black people were subject to Jim Crow laws, colonialism in North, Central, and South America, and were confronted with crimes against humanity by every colonial power. For example, in the European scramble for Africa, King Leopold of Belgium (the Butcher of the Congo) massacred 10 million Africans in the Congo and one of his favourite tactics was to cut off the hands of Africans as souvenirs.

As Garvey envisioned it, Africa would an inspiration and a homeland that offered protection to Africans at home and abroad.

Of course, times have changed since then, but the idea of African redemption remains. And in this Garvey was almost prophetic when he said in The Philosophy and Opinions of Marcus Garvey: “We shall march out, yes, as black American citizens, as black British subjects, as black French citizens, as black Italians or as black Spaniards, but we shall march out with a greater loyalty, the loyalty of race. We shall march out in answer to the cry of our fathers, who cry out to us for the redemption of our own country, our motherland, Africa.”

So, African redemption can be achieved in our own backyards as long as we are engaged in the principles that Garvey envisioned: Redemption, Education, Self-Reliance, Purpose, Entrepreneurship, Community, and Tradition (RESPECT).

GP: Garvey no era un defensor del movimiento de regreso a África en masa. Él escribió en Filosofía y opiniones de Marcus Garvey: “No queremos a todos los negros en África. Algunos no son buenos aquí, y por naturaleza no serán buenos allá. Los negros no buenos morirán naturalmente en 50 años. El negro que discute y lucha por la igualdad social morirá naturalmente en 50 años y cederá su lugar al negro progresista que quiere una sociedad y un país propios”.

Garvey quería que la gente negra tuviera “su propio lugar bajo el sol”. Tienes que recordar que en aquella época, los negros estaban sujetos a las leyes de Jim Crow, al colonialismo en Norte, Centro y Sur América, y estaban enfrentados a crímenes contra la humanidad por cada poder colonial. Por ejemplo, en la lucha europea por África, el rey Leopoldo de Bélgica, el carnicero del Congo, masacró a 10 millones de africanos en el Congo y una de sus tácticas favoritas era cortar las manos de los africanos para guardarlas como recuerdo.

Como lo concibió Garvey, África fue una inspiración y la tierra patria que ofreció protección a los africanos en casa y en el extranjero.

Por supuesto, los tiempos han cambiado desde entonces, pero la idea de la redención africana permanece. Y fue casi profético cuando Garvey dijo en Filosofía y opiniones de Marcus Garvey: “Marcharemos, si, como ciudadanos americanos negros, como sujetos británicos, como ciudadanos negros franceses, como italianos negros o como españoles negros, pero marcharemos con una mayor lealtad, la lealtad de la raza. Marcharemos en respuesta al llanto de nuestros padres, quienes nos gritan por la redención de nuestra propia nación, nuestra tierra natal, África”.

De esta manera, la redención africana se puede lograr en nuestros propios entornos mientras nos comprometamos con los principios que Garvey imaginó: redención, educación, autonomía, propósito, espíritu empresarial, comunidad y tradición (RESPETO).

GV: ¿Usted cree que Garvey pagó un precio por su orgullo?

GP: Not only did Garvey pay a price for his pride, he paid a price for his black pride. It is the price that many black men have paid — even when they are not proud — but they are perceived as “uppity” because they have an ounce of ambition.

GP: Garvey no solo pagó un precio por su orgullo, pagó un precio por su orgullo negro. Es el precio que muchos hombres negros han pagado, aun cuando no están orgullosos, pero se perciben como “arrogantes” porque tienen una onza de ambición.

GV: ¿Hay alguna persona que crea que está llevando la antorcha por él hoy en día?

GP: There are many individuals who are carrying Garvey's torch in small and large ways. Here in South Florida, I can think of Garvey activists such as Ras Don Rico Ricketts of LionSplash, Dr. Michael Barnett, I. Jabulani Tafari, and Priest Douglass Smith of the Rootz Foundation. Further afield, I can think of Garveyites such as Mwariama Kamau, Nnamdi Azikiwe, Justin Hansford, Dr. Claire Nelson, Yaw Davis, Goulda Downer, Melvin Foote, Attallah Shabazz, daughter of Malcolm X, Quito Swan, Nkechi Taifa, Shaka Barak, and of course, Dr. Julius Garvey.

But I would be remiss if I didn’t mention the great Burning Spear, to whom the book is livicated and who kept Garvey’s name alive in popular culture; the scholars, Tony Martin, Robert Hill, Colin Grant, Rupert Lewis, Carolyn Cooper, and Carolyn Boyce-Davies, whose work guided me these many years and gave me insights into Garvey’s life.

Now, as far as the big torch is concerned, Garvey was incomparable. He was a once in a lifetime experience.

GP: Hay muchas personas que están llevando la antorcha de Garvey en mayor o menor medida. Aquí en el sur de Florida, puedo pensar en activistas de Garvey como Ras Don Rico Ricketts de LionSplash, el Dr. Michael Barnett, I. Jabulani Tafari y el sacerdote Douglass Smith de la Fundación Rootz. Para ir más lejos, puedo pensar en Garveyistas como Mwariama Kamau, Nnamdi Azikiwe, Justin Hansford, el Dr. Claire Nelson, Yaw Davis, Goulda Downer, Melvin Foote, Attallah Shabazz, hija de Malcolm X, Quito Swan, Nkechi Taifa, Shaka Barak, y por supuesto, el Dr. Julius Garvey.

Pero sería negligente si no mencionara al gran Burning Spear, a quien está dedicado el libro y quien mantuvo vivo el nombre de Garvey en la cultura popular; a los investigadores Tony Martin, Robert Hill, Colin Grant, Rupert Lewis, Carolyn Cooper y Carolyn Boyce-Davies, cuya trabajo me guió todos estos años y me ayudó a comprender la vida de Garvey.

Ahora, en cuanto a la gran antorcha, Garvey fue incomparable. Él fue una experiencia de una sola vez en la vida.

Reggae icon Winston Rodney, alias Burning Spear, helped to keep Garvey's name in the public consciousness through his music, including the album "Garvey's Ghost." Photographed live at Slim's in San Fransisco. Shot from camcorded videofilm 29-30 September 2008 by user Caspiax. Public Domain. Source: Wikimedia Commons

El ícono del Reggae Winston Rodney, alias Burning Spear (lanza de fuego), ayudó a conservar el nombre de Garvey en la conciencia pública a través de su música, incluyendo el álbum El fantasma de Garvey. Fotografiado en vivo en Slim's en San Francisco. Imagen tomada de la película grabada con videocámara entre el 29 y el 30 de setiembre del 2008 por Caspiax. De dominio público. Fuente: Wikimedia Commons.

GV: “Vamos a emanciparnos de la esclavitud mental porque aunque puede que liberen el cuerpo, nadie más que nosotros puede liberar la mente”, según Garvey. Las palabras de esa cita popularmente se asocian con la letra de “Redemption Song” (canción de la redención) de Bob Marley. ¿Qué piensa sobre los que creen que debería quitarse la cita?

GP: Bob Marley, like Marcus Garvey, brought a message of redemption and enlightenment to the world, so it is no wonder that Bob would use Garvey’s words in his songs. My students would say that Marley and Garvey were “woke.”

We all need to be “woke.” Because if we aren’t “woke,” then we will end up in the situation that James Baldwin spoke about in his conversation with Nikki Giovanni: “What the world does to you, if the world does it to you long enough and effectively enough, you begin to do to yourself. You become a collaborator, an accomplice of your own murderers, because you believe the same things they do.”

So, I tell my students, if you want to be “woke,” read the books of Franz Fanon, James Baldwin, Toni Morrison, Audre Lourde, bell hooks, Nikki Giovanni, Malcolm X, Ta-Nehisi Coates, Ralph Ellison and Michelle Alexander. And that's just a start.

Reading and storytelling open the imagination to other possibilities so we won’t remain enthralled in the numbing narratives within our culture, which encourage silence and/or neutrality in the face of injustice. As Elie Wiesel said in his Nobel Prize acceptance speech, “We must always take sides… Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented.”

GP: Bob Marley, como Marcus Garvey, trajo un mensaje de redención e iluminación al mundo, entonces no es de extrañar que Bob usara las palabras de Garvey en sus canciones. Mis estudiantes dirían que Marley y Garvey estaban “despiertos”.

Todos necesitamos “despertar”. Porque si no estamos “despiertos”, terminaremos en la situación de la que James Baldwin habló en su conversación con Nikki Giovanni: “lo que el mundo te hace, si te lo hace el tiempo suficiente y con la eficacia necesaria, tú empiezas a hacértelo a tí mismo. Te conviertes en un colaborador, un complice de tus propios asesinatos, porque crees en las mismas cosas que ellos creen”.

Así que, yo les digo a mis estudiantes: “si quieren “despertar”, lean los libros de Franz Fanon, James Baldwin, Toni Morrison, Audre Lourde, bell hooks, Nikki Giovanni, Malcolm X, Ta-Nehisi Coates, Ralph Ellison y Michelle Alexander. Y ese solo es el comienzo.

La lectura y la narración abren la imaginación a otras posibilidades, de esta forma no nos quedaremos embelesados con las historias anestesiadas en nuestra cultura que fomentan el silencio y/o la neutralidad frente a la injusticia. Como Elie Wiesel dijo en su Discurso de aceptación del Premio Nobel: “Siempre debemos tomar partido… La neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio anima al atormentador, nunca al atormentado”.

GV: ¿Cuál es su experiencia como miembro de la diáspora jamaiquina?

GP: When I came to Miami in 1979, no one had ever heard of Jamaican writers such as Roger Mais, Orlando Patterson, Dennis Scott, or Mervyn Morris. A few had heard about [St. Lucian poet and playwright] Derek Walcott, but you could count them on one hand. Thirty odd years later, we have had huge turnouts for writers such as Marlon James – well, who hasn't heard about Marlon James? – Kwame Dawes, [Haitian writer] Edwidge Danticat, [Trinidadian novelist] Elizabeth Nunez, and Colin Channer.

But what is even more rewarding is that we can now say we have a community of Caribbean writers such as (if I've left off a few names it's not because of malice or bad mind) Donna Aza Weir Soley, Fabienne Sylvia Josaphat-Merritt, Jaquira Díaz, Sandra Castillo, Max Freesney Pierre, Anjanette Delgado, Adrian Castro, Carlos Pintado, Michele Jessica Fievre, and many, many more.

Our audience has grown so large that the Miami Book Fair International, which is celebrating its 33rd anniversary this year, has launched #ReadCaribbean, “to highlight the region’s authors and topics that get at the heart of the Caribbean experience.”

GP: Cuando vine a Miami en 1979, nadie había oído hablar de los escritores jamaiquinos como Roger Mais, Orlando Patterson, Dennis Scott o Mervyn Morris. Algunos habían oído hablar del poeta y dramaturgo santalucense Derek Walcott, pero podías contarlos con una mano. Treinta años después, hemos tenido un gran público para los escritores como Marlon James. (Bueno, ¿quién no ha escuchado sobre Marlon James?) Kwame Dawes, escritor haitiano, Edwidge Danticat, novelista trinitense, Elizabeth Nunez y Colin Channer.

Pero lo que aún es más meritorio es que ahora podemos decir que tenemos una comunidad de escritores caribeños (si he dejado algunos nombres no es por malicia o mala memoria) como Donna Aza Weir Soley, Fabienne Sylvia Josaphat-Merritt, Jaquira Díaz, Sandra Castillo, Max Freesney Pierre, Anjanette Delgado, Adrian Castro, Carlos Pintado, Michele Jessica Fievre, y muchos, muchos más.

Nuestro público ha crecido tanto que La Feria Internacional del Libro de Miami, que celebra su 33 aniversario este año, ha lanzado #ReadCaribbean, “para destacar los autores de la región y los temas que van al corazón de la experiencia caribeña”.

GV: ¿Qué tan exitosos han sido los medios de comunicación como herramienta para su escritura?

GP: Citizen media (and I include Global Voices in this) have been invaluable in my attempts to have Garvey exonerated. I have written many stories and letters and sent them to media outlets in Jamaica, the Caribbean, North America, and England, which have not been published. Luckily, I didn’t have to depend on the gatekeepers to get the word out. Just by using the hashtag, #MarcusGarvey, I was able to meet many other Garveyites such as Mwariama Kamau, who is an administrator for the Facebook group, Millions for Marcus Garvey.

Also, with the use of a Facebook Page (Exonerate Marcus Garvey), Twitter, YouTube videos and my blog, I was able to gather and deliver (through Causes.com) over 11,000 signatures to my representative in Congress, Frederica Wilson.

GP: Los medios de comunicación ciudadana (e incluyo a Global Voices en esto) han sido invaluables en mi esfuerzo por que Garvey sea exonerado. He escrito muchas historias y cartas y las he enviado a los medios de comunicación en Jamaica, el Caribe, Norteamérica e Inglaterra, que no han sido publicadas. Afortunadamente, no tuve que depender de los porteros para que se corriera la voz. Solo usando la etiqueta #MarcusGarvey, pude conocer muchos otros Garveyistas como Mwariama Kamau, administradora del Facebook group, Millions for Marcus Garvey.

También, con el uso de la página de Facebook Exoneren a Marcus Garvey, Twittervideos de YouTube y mi blog, pude reunir y entregar, a tarvés de Causes.com, más de 11,000 firmas a mi representante en el Congreso, Frederica Wilson.

GV: ¿Tiene nuevos proyectos o materiales?

GP: Right now, I've just completed the manuscript for a book of poems, “Letter from Marcus Garvey,” in which I try to tell the story of Marcus Garvey, not as an icon of black liberation, but as a man. A man who fought for what he believed in; who loved and was betrayed (on many levels) and as a man who fulfilled his destiny.

GP: Justo ahora he completado el manuscrito de un libro de poemas, Carta de Marcus Garvey, en el que intento narrar la historia de Marcus Garvey, no como un ícono de la liberación negra, sino como un hombre. Un hombre que luchó  por lo que creía, que amó y fue traicionado en mucho niveles, y como hombre que cumplió su destino.

GV: Finalmente, hay algo más que quiera agregar?

GP: I’d like to thank you and Global Voices for the wonderful opportunities you have given me to speak about my hero, Marcus Garvey, and to spread the word about my novel, Garvey's Ghost.

Bless.

GP: Me gustaría agradecerte a tí y a Global Voices por las maravillosas oportunidades que me han dado de hablar sobre mi héroe, Marcus Garvey, y de difundir el mensaje de mi novela, El fantasma de Garvey.

Bendiciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.