¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De Teherán a Manhattan, foto a foto

El fotógrafo iraní Kourosh Sotoodeh con las modelos Allegra Dewi Carpenter y Eszter Boldov durante una sesión de fotos en un tejado de Nueva York. Foto cedida por Kouroush Sotoodeh y utilizada con permiso.

Si el fotógrafo de moda Kourosh Sotoodeh hubiera seguido la profesión de sus sueños en Irán, su país natal, probablemente habría sido arrestado algún día durante la represión a la industria creciente de la moda por parte de las fuerzas de seguridad del país—esta represión que durante el pasado año ha llevado a las autoridades a denominar a la gente como Kourosh como «fotógrafos itinerantes que tientan a las chicas».Desde el pasado enero los fotógrafos de moda han sido arrestados a montones, junto con modelos y gente relacionada con agencias de modelos.

Desde que dejó la República Islámica para trabajar en una agencia con sede en Dubai en el 2009—año en el que el gobierno iraní castigó severamente a los manifestantes contra la reeleccion de Mahmoud Ahmadinejad como presidente—no ha vuelto la vista atrás. Kourosh se mudó a Nueva York donde la libertad de expresión es tanto una realidad como una competición desenfrenada. «Los temas de mi fotografía son las personas, así pues es normal que quiera ir a un lugar donde la gente tenga más libertad con su ropa, conducta y comportamiento social», me comenta Kourosh durante una sesión de fotos en un estudio de Manhattan. En Irán, Kourosh se habría enfrentado a prisión o algo peor si hubiera publicado las fotografías que hizo—de una modelo femenina parcialmente vestida—el día que lo entrevisté.

Intentar triunfar en el lugar más competitivo para la moda no es fácil para nadie. Aun así, a sus 38 años ha trabajado con las revistas inCover y Harper's Bazaar, y parece sentirse como en casa. «Como dice uno de mis neoyorquinos favoritos, [el cómico] Louis C.K., desecho constantemente mis mejores trabajos y empiezo de nuevo para crear mejores trabajos», me asegura mientras cambia una lente. «Es en lo que creo».

Mientras me pongo al día con Kourosh durante una de sus sesiones, hurgamos en los problemas y oportunidades del mundo de la moda en Irán y en como su carrera ha despegado en la capital de la moda, la ciudad de Nueva York.

Omid Memarian (OM): ¿Cuándo empezaste tu carrera fotográfica? ¿Cuándo dejaste Irán y por qué?

Kourosh Sotoudeh (KS): I was interested in illustration from a very young age, but I started professional photography in March 1999. I was studying industrial design and naturally I spent most of my time at the Arts University where I learned more about photography and could see, enjoy and practice it. By “professional photography,” I mean the time I started earning a living through photography. It’s quite clear that back then I had a totally different concept and understanding of photography, compared to what I know now. Both my customers and I understood so little about it, so we thought we were doing fashion photography, but maybe it would be more accurate to say that I was engaged in some type of unusual portrait photography of subjects who liked to see themselves through my lens. Gradually, I gathered more experience and knowledge about the profession. After a modeling agency offered me a job in the field of fashion photography in 2009, I swiftly accepted the job and moved to Dubai.

Kourosh Sotoudeh (KS): Me interesé por la ilustración desde muy joven pero comencé en la fotografía profesional en marzo de 1999. Estaba estudiando diseño industrial y naturalmente pasaba casi todo el tiempo en la Universidad de Arte donde aprendí más sobre fotografía y pude verla, disfrutarla y practicarla. Con “fotografía profesional” me refiero a cuando empecé a ganarme la vida gracias a la fotografía. Está claro que en aquel entonces tenía un concepto y un entendimiento totalmente diferentes de la fotografía, si lo comparamos con lo que sé ahora. Tanto mis clientes como yo entendíamos muy poco sobre ella, así que creíamos que estábamos haciendo fotografía de moda, pero sería más adecuado decir que estábamos comprometidos con algún tipo de fotografía inusual, retratos de individuos a los que les gustaba verse a través de mi lente. Gradualmente reuní experiencia y conocimiento sobre la profesión. Después una agencia de modelos me ofreció un trabajo en el campo de la fotografía de moda en el 2009, y rápidamente acepté el trabajo y me mudé a Dubai.

Koroush

Kouroush fotografiando a la modelo Eszter Boldov. Foto cedida por Kouroush Sootodeh y utilizada con permiso.

OM: ¿A qué problemas te enfrentaste como fotógrafo de moda en Irán?

KS: There are many competent and creative fashion designers and photographers in Iran, some of whom will go far in gaining widespread recognition. There is also a large group of Iranian youth who are interested in modeling and have the internationally accepted physical features needed for this profession. But for many reasons, including the Iranian laws and the Iranian market’s lack of contact with the international fashion scene, many of these talented people will have to be terribly lucky to find a chance to prosper in this field.

I can’t say whether fashion photography is allowed in Iran or not, because the law is silent on many different issues, and this leaves a lot of room for subjective interpretations. But I can say with certainty that there are no laws against taking photographs of people who are wearing beautiful clothes, therefore there shouldn’t be any problems. Or if there is a problem, I never saw any rules developed to tell me as a photographer what to do and what not to do in order to stay away from trouble. The silence of the law enables different organizations to act according to their own taste. Just like all the other artists in Iran who choose people as subjects, I had problems too, but my biggest problem was an occasional security threat to a profession based on arts and aesthetics—something I could never understand.

KS: Hay muchos diseñadores y fotógrafos de moda creativos y competentes en Irán, algunos de los cuales conseguirán ganar un gran reconocimiento. También hay un gran grupo de jóvenes iraníes interesados en las pasarelas y que tienen rasgos físicos aceptados internacionalmente, algo muy necesario en esta profesión. Pero por muchas razones, entre las que se encuentran las leyes iraníes y la falta de contacto del mercado iraní con el marco de la moda internacional, mucha de esta gente talentosa tendrán una suerte horrible para encontrar alguna oportunidad de prosperar en este campo.

No puedo decir si la fotografía de moda está permitida o no en Irán porque la ley es muda en muchos casos y deja mucho espacio a las interpretaciones subjetivas. Pero puedo decir con certeza que no hay leyes que prohíban fotografiar a gente con ropa bonita, así que no debería haber ningún problema. Y si hay alguno, nunca he visto ninguna ley que me diga qué hacer o no como fotógrafo para evitar problemas. El silencio de la ley permite a diferentes organizaciones a actuar según su propio criterio. Como todos los otros artistas de Irán que eligen a las personas como tema, yo también he tenido problemas, pero el mayor ha sido las amenazas ocasionales a una profesión basada en el arte y la estética, algo que nunca entenderé.

OM: ¿Qué áreas de la fotografía de moda se enfrentan a los mayores problemas en Irán? ¿Han forzado estos problemas a que algunos fotógrafos dejen sus trabajos?

KS: Generally, when men are subjects of fashion photography, there are fewer limitations, although we can’t say this is always the case. There are a lot of limitations for photographing women, some of which are based on laws, but laws do not set many of these limitations. I’m not talking about nude photography, which of course everyone knows is not allowed in Iran! But there is a lot of subjective interpretation and enforcement of limitations. These limitations are increased or decreased based on the views of the officials in charge of arts and culture. As a photographer, you never know which rules you have to follow in order to build a long-term plan of action for your professional development. It is natural to be fed up and to give up the profession altogether after a while.

KS: Normalmente, hay menos limitaciones cuando el sujeto de la fotografía de moda es un hombre, sin embargo no podemos decir que sea siempre así. Hay muchas limitaciones al fotografiar a una mujer, algunas de esas están basadas en leyes pero no todas. No estoy hablando de los desnudos, ¡todos sabemos que no se permiten en Irán! Pero hay muchas interpretaciones subjetivas e imposiciones de las limitaciones, las cuales aumentan o disminuyen según la opinión de los dirigentes encargados del arte y la cultura. Como fotógrafo, nunca sabes qué reglas debes seguir para crear un plan a largo plazo y así desarrollarte profesionalmente. Es normal hartarse y dejar la profesión totalmente tras esto.

OM: ¿Conoces fotógrafos o modelos en Irán que se hayan visto obligados a trabajar de otra cosa por la presión que el gobierno ha ejercido sobre ellos?

KS: Yes, I do. I know a lot of people who were very talented in their work, and after they were unable to pursue their field in Iran, they decided to emigrate, but the immigration wasn’t always a good decision for them. Sometimes they were unable to compete in the job market and ended up doing work other than photography. Their inability to compete was not necessarily a result of their lack of expertise, but due to the different language, their inability to relate to the new society’s social conditions, and the absence of any support. But the hardships of a life in diaspora should not cause disappointment and defeat.

KS: Sí, conozco a mucha gente con mucho talento en su trabajo que, cuando ya no pudieron continuar su profesión en Irán, decidieron emigrar, aunque la inmigración no es siempre la mejor elección. A veces son incapaces de competir en el mercado laboral y acaban trabajando de otra cosa. Su incapacidad para competir no es necesariamente resultado de una falta de experiencia, sino por la diferencia de idioma, su incapacidad para adaptarse a las nuevas condiciones sociales y la falta de apoyo. Pero la dificultad de la vida de la diáspora no debería generar derrota o disgusto.

Iranian models arrested in recent crackdowns.

Algunas de las modelos iraníes arrestadas recientemente. Foto de la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán, utilizada con permiso.

OM: ¿Por qué crees que las autoridades iraníes vigilan a los modelos y fotógrafos iraníes e intentan evitar que trabajen?

KS: I don’t believe there is total agreement between the government decision-makers in this or in similar areas. When the entire path of a profession is limited by subjective decisions, the atmosphere for growth in that profession shrinks, and as a photographer working in such an environment, you would feel at best just tolerated. If fashion photography in Iran were to move towards nude and erotic photography, it would have seriously violated the law and a crackdown would be expected, but I believe that even nudity has not been properly defined and there are no clear boundaries.

Are there any written procedures on how much of a woman’s hair can be shown in a photograph? Is it written anywhere that if a woman has plump red lips, she should not be the subject of a close-up shot? If I don’t know these boundaries, my job becomes very difficult. I believe even the authorities differently define these boundaries and they each have their own ideas about them. Ultimately, their biggest concern is if these activities violate Islamic culture. But the truth is that even in defining the boundaries of Islamic culture, there is no unified voice or understanding.

No creo que haya un acuerdo total entre los legisladores del gobierno sobre esta área o cualquier otra. Cuando el camino de una profesión está sujeto a decisiones subjetivas, la atmósfera para crecer en esa profesión se reduce. Y como fotógrafo que trabaja en un entorno tal, con suerte te sentirás tolerado. Si la fotografía de moda en Irán fuera a dar paso a los desnudos y a la fotografía erótica violaría seriamente la ley y se reprimiría sin dudarlo. Pero creo que ni siquiera los desnudos han sido propiamente definidos y que no hay limites claramente establecidos.

¿Hay algún trámite escrito sobre la cantidad de pelo que una mujer puede mostrar en una fotografía? ¿Está escrito en algún lugar que si una mujer tiene unos labios rojos y carnosos no debería tener ningún primer plano? Si no conozco estos límites mi trabajo se vuelve muy difícil. Creo que incluso las autoridades tienen diferentes definiciones de estos límites y que tienen sus propias ideas cada uno. Básicamente, su mayor preocupación es si estas actividades van en contra de la cultura islámica. Pero la verdad es que incluso al definir los límites de la cultura islámica no hay un entendimiento unificado.

OM: ¿Piensas que la persecución continua a los modelos y fotógrafos iraníes les impedirá continuar su trabajo? ¿Pasarán a la clandestinidad?

KS: No. The industry will never stop. Clothes are one of the basic needs of human beings, no matter where people live. The fashion and clothing industry is very active in Iran and is naturally in need of promotion and marketing. Therefore, fashion photography, with all its limitations, will continue to exist, because the thinking behind this creativity is unstoppable. The thought process cannot be stopped and it will eventually find a way to be expressed. I think this situation is temporary and when something truly exists, it will have to be accepted. I hope laws are developed to define the boundaries, so everyone knows what is legal and what is illegal. The fact is that so much has been pushed underground, that there is now a huge underground world, bigger than the world above ground! This is why I think the ban needs to be re-thought. Can a world that is so extensive be marginalized?

No, la industria nunca parará. La ropa es una necesidad básica del ser humano, no importa donde vivan. La moda y la industria textil es muy activa en Irán y naturalmente necesita promoción y marketing. Así pues, la fotografía de moda, con todas sus limitaciones, seguirá existiendo, porque el pensamientos tras esta creatividad es imparable. El proceso creativo no puede detenerse y al final encontrará una forma de ser expresado. Creo que la situación es temporal y que cuando algo realmente existe tiene que ser aceptado. Espero que las leyes estén para definir los límites para que así todo el mundo sepa lo que es legal o ilegal. El hecho es que se han prohibido tantas cosas que hay un gran mundo clandestino, mayor que el mundo “exterior”. Por esta razón la prohibición debe volver a pensarse. ¿Se puede marginalizar un mundo tan vasto?

OM: ¿Qué puede ocurrir si la policía se entera de que un fotógrafo está fotografiando un desnudo?

KS: Again, this is where the outcome could be different due to the subjective nature of handling the issue. Like many other things that are considered a crime in Iran, you never know exactly what would happen if you pass this red light! Would you be fined $200, would you be imprisoned, or would you be deprived of your civil rights? I have no doubt that this type of photography is considered a crime, and all I can say is that you would have to be very fortunate to end the issue with a cash fine. When there are different types of pressure on ordinary photographers, I don’t even want to think about what would happen to someone who does erotic photography in Iran!

KS: De nuevo, aquí el resultado difiere según la forma subjetiva de manejar el asunto. Como otras muchas cosas que se consideran crimen en Irán, ¡nunca sabrás exactamente lo que puede pasar si cruzas esta línea! Puede que te pongan una multa de $200, tal vez te metan en prisión, ¿o tal vez te quiten tus derechos civiles? No me cabe la menor duda de que este tipo de fotografía es un crimen, solo puedo decir que serías muy afortunado si te libraras con una multa. Si los fotógrafos normales ya tienen presión, ¡no me quiero imaginar lo que le puede pasar a alguien que haga fotografía erótica en Irán!

OM: ¿Es posible ganarse la vida trabajando como fotógrafo de moda profesional a tiempo completo en Irán?

KS: If by “professional” you mean someone who makes a living this way, the answer is yes. If you go to Instagram right now and search for a few simple keywords, you would be able to find a lot of Iranian photographers and models in this field. As I said before, this chain certainly exists and is economically viable. But if the question is whether they have world-class quality or not, the answer is dependent on a lot of other factors. It depends, for example, on how well the artist can promote himself or herself. When everyone is trying to toe the line, so as not to cross the government red lines, they would undoubtedly have less publicity and this could lead to lower work quality and revenue for them.

KS: Si con «profesional» te refieres a alguien que vive de ello, la respuesta es sí. Si vas a Instagram ahora mismo y buscas algunas palabras clave podrás encontrar muchos fotógrafos y modelos iraníes. Como he dicho antes, esta industria existe y es económicamente viable. Pero si la cuestión es si tienen buena calidad o no, la respuesta dependerá de muchos factores. Por ejemplo, depende de cómo pueda promocionarse el artista. Cuando todo el mundo está intentando mantenerse a raya, para no sobrepasar los límites del gobierno, sin duda tendrán menos publicidad lo cual lleva a una menor calidad del trabajo y a menos ingresos.

Iranian model Elnaz Golrokh (now based in Dubai) maintains a popular fashion and modelling Instagram page with over 800K followers.

La modelo iraní Elnaz Golrokh (que ahora vive en Dubai) lleva una popular página de Instagram sobre moda y modelaje con más de 800.000 seguidores.

OM: Con la aparición y popularidad de Instagram, muchos fotógrafos y modelos han empezado a mostrar su trabajo en redes sociales y algunos tienen millones de seguidores. ¿Crees que las redes sociales tienen alguna influencia en la popularidad de este tipo de fotografía?

KS: Social media, and especially Instagram have been absolutely instrumental! I think that’s because Instagram communicates with image-seeking audiences and this brings people closer. Because social media is far-reaching, everyone has access to it and when a photographer uses this tool, through peer influence other colleagues and competitors also move to use that tool, and this is why a large group of Iranian photographers moved to Instagram, for example. Organizations that oversee internet access in Iran then scramble to find mechanisms for controlling these artists. But I believe that social media has catapulted people forward, and even if the censorship organizations are successful in pulling people back, the art of photography has been able to take a few steps forward in gaining new audiences.

KS: ¡Las redes sociales, y en especial Instagram, tienen muchísima influencia! Creo que es porque Instagram conecta con un público que busca imágenes y los acerca. Las redes sociales tienen un gran alcance, todo el mundo tiene acceso a ellas y cuando un fotógrafo las utiliza, a través de su influencia otros colegas o competidores la usan, por eso hay tantos fotógrafos iraníes que se han pasado a Instagram. Las organizaciones que supervisan el acceso a Internet en Irán crean mecanismos para controlar a estos artistas. Pero creo que las redes sociales han catapultado a la gente, y aunque las organizaciones de censura tengan éxito y les hagan recular, el arte de la fotografía ha sido capaz de tomar ventaja y captar nuevo público.

Kouroush fotografía a una modelo en un tejado de Nueva York. Foto del autor.

OM: ¿Has intentado alguna vez, tú u otros fotógrafos iraníes, vender tus fotos a publicaciones de fuera de Irán? ¿O solo pensaban en el mercado nacional?

KS: I think if you have professional ambitions, no matter what the profession, you always think about finding the best market and environment for your work. If you were a programmer in South Asia, you would for sure dream about working in Silicon Valley someday. If you were an Iranian soccer player, it is natural that your big dream would be to play in Spain’s La Liga. For me, the dream was to go wherever I could become a better and more experienced photographer. This is why I went to Dubai and now I am in the La Liga of photography in New York! As a photographer inside Iran, you may be able to send your photographs abroad, but the photos would have to be wildlife photography or social photography. The areas in which I was active hardly allowed me to be connected to the professional life outside Iran. This is why I had to move, so that I could strengthen my professional relationship with the international market. The subjects in my photography are people; therefore it is natural for me to want to go somewhere where people have more freedom with their clothes, conduct, and social acts.

KS: Creo que si tienes ambiciones profesionales, no importa en qué ámbito, siempre piensas en buscar el mejor mercado y entorno para tu trabajo. Si fueras un programador del sur de Asia, seguramente soñarías con trabajar en Sillicon Valley algún día. Si fueras un jugador de fútbol iraní lo más lógico es que tu gran sueño fuera jugar en la Liga española. Para mí, el sueño era ir a donde pudiera convertirme en un mejor y más experimentado fotógrafo. ¡Por eso me fui a Dubai y ahora estoy en La Liga de la fotografía en Nueva York! Como fotógrafo en Irán tal vez puedas enviar tus fotos fuera, pero las fotos tendrían que ser de naturaleza o sociales. Las áreas en las que yo era activo apenas me permitían tener contacto con la vida profesional fuera de Irán. Por eso tuve que irme, para poder afianzar mi relación profesional con el mercado internacional. El tema de mi fotografía es la gente, así pues es normal que quiera estar donde la gente tiene más libertad con su ropa, conducta y comportamiento social.

Kouroush's editorial from inCOVER. Used with permission.

Foto de portada de inCOVER por Kouroush. Utilizada con permiso.

OM: ¿Qué tipo de cosas puedes hacer en Nueva York pero son imposibles en Irán?

KS: I always considered myself a citizen of the world, not of a particular country. I believe that I have to live where the general public’s values are closer to mine. This does not necessarily mean that where I am is better or worse; it just suits me more. When a large part of my identity is comprised of being a photographer and my desire to illustrate, it’s not at all strange that I would feel more comfortable here professionally and personally. The most important thing for me is that this city’s tempo and dynamics totally match my energy level and every morning when I wake up, I’m in a race with my city, and I love this feeling a lot. Before I forget, of course, I should add that in New York no one investigates and measures the hair and figures of my models with a ruler and a magnifying glass!

KS: Siempre me he considerado ciudadano del mundo, no de un país en particular. Creo que tengo que vivir allí donde los valores del público general se acerquen más a los míos. Esto no significa necesariamente que donde estoy es mejor o peor, simplemente se adapta mejor a mi. Cuando una gran parte de mi identidad es ser fotógrafo y mi deseo de ilustrar, no es de extrañar que me sienta más cómo aquí, profesional y personalmente. Lo más importante para mi es que el tempo y la dinámica de esta ciudad encajan perfectamente con mi nivel de energía y que cada mañana cuando me levanto siento que estoy compitiendo con la ciudad, y me encanta esa sensación. Antes de que lo olvide, ¡debo añadir que en Nueva York nadie investiga ni mide el pelo o la silueta de mis modelos con una regla y una lupa!

OM: ¿Qué te gustaría conseguir en Nueva York?

KS: I definitely have some big dreams. I would like to be known as a New York photographer whose work has its own character and signature, and to show my view behind the camera to those in the fashion industry here. I hope next time we meet, my pictures do all the talking!

KS: Definitivamente tengo grandes sueños. Me gustaría ser conocido como un fotógrafo neoyorquino con carácter y marca propia. Y mostrar mi punto de vista a través de la cámara a todos los de la industria de la moda. ¡Espero que la próxima vez que nos veamos sean mis fotos las que hablen!

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.