¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Depende de Trump resolver el punto muerto en ley de tasas estadounidense en Trinidad y Tobago? Líder opositora parece creer que sí.

Opposition Leader Kamla Persad-Bissessar has the floor in this screengrab of a CNC3 news story about the FATCA legislation in Trinidad and Tobago being sent to a parliamentary Joint Select Committee for discussion.

La líder opositora Kamla Persad-Bissessar toma la palabra en esta captura de pantalla de CNC3 de la noticia sobre el envío de la legislación FATCA a un comité conjunto para su discusión en Trinidad y Tobago.

La ley de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras (conocida como FATCA por su nombre en inglés), promulgada por el Congreso de Estados Unidos en 2010, tiene como objetivo asegurar el pago de impuestos por parte de ciudadanos y residentes estadounidenses con activos en países extranjeros. Considerada como invasiva, la ley ha enfrentado resistencia, aunque muchos países ya firmaron el acuerdo. Sin embargo, Trinidad y Tobago todavía no la suscribe.

Debido a las trabas que puso la oposición para aprobar la ley en el Parlamento, Trinidad y Tobago no llegó a firmar FACTA antes de su vencimiento el 30 de septiembre de 2016, lo que generó gran descontento entre usuarios de internet. En ese momento, la líder de la oposición, Kamla Persad-Bissessar, explicó que ella y sus compañeros de partido estaban preocupados por “las cláusulas draconianas incluidas en el proyecto de ley”. El gobierno aseguró su intención de abordar este asunto, pero como la oposición salió del Parlamento –en una acción considerada deliberada--, el asunto nunca se debatió.

La reacción pública fue de frustración, especialmente porque había sido la propia oposición la que había propuesto la ley en el Parlamento cuando aún estaba en el gobierno. Los internautas creen que, en un país como Trinidad y Tobago, donde la corrupción es endémica, la ley FATCA puede ayudar a asegurar la transparencia de las transacciones financieras. Por su parte, los propietarios de negocios tienen interés en poder continuar las relaciones comerciales con Estados Unidos sin impedimentos, y el sector bancario ha estado ejerciendo presión para que se aprobara la ley.

El 31 de diciembre de 2016, otra fecha importante en el proceso de implantación FATCA, también llegó y se fue. El 20 de enero de 2017, el Comité Mixto de Investigación se reunió para debatir la cuestión, suscitando optimismo entre los banqueros de que el país tomaría una resolución a tiempo antes de la nueva fecha límite, el 3 de febrero.

Sin embargo, el 25 de enero se supo que la líder de la oposición hizo algo curioso: le escribió a Donald Trump, cuando aún no asumía la presidencia, y le preguntaba si su gobierno tenía pensado eliminar FATCA. La plataforma republicana de 2016 incluye un pasaje pidiendo la revocación de la ley, así que no sería raro pensar que Trump apoyaría la iniciativa si la propusiera un Congreso con mayoría republicana.

Las redes sociales se enfurecieron, y criticaron a la líder opositora por contactar unilateralmente al líder de otro país antes de que estuviera en el poder todavía. En facebook, el usuario Abeo Jackson publicó imágenes de la carta firmada y escribió:

No this….no she did not. No. Nooooo. This wench did not. Listen to meeeeee
Edit: Pls note this letter was written to Trump while Obama was STILL in office!!! What the…..
What it is dey fraid so?! A bill THEY originally introduced to the parliment. #iswhatnameprotocol

No, esto… no pudo haberlo hecho. No. Nooooo. Esta mujer no lo hizo. Escúchameeeeee.
Editado: ¡¡¡Tengan en cuenta que la carta fue escrita cuando Obama TODAVÍA estaba en el poder!!! Pero qué m… ¡¿De qué están tan asustados?! Una ley que ELLOS propusieron en el Parlamento.

La carta ha sido ampliamente difundida y comentada, aunque algunos internautas se encuentran “sin palabras”. También en Facebook, el usuario Stefan de Gale cuestiona los motivos de la oposición:

So wait tanty real jump out here.
1. U as prime minister draft a bill
2. U lose the election
3. Same bill is brought by new government
4. You withhold support and ask for a JSC [Joint Select Committee]
5. You get JSC
…….and write dis?
Listen give me a break eh

Espera un momento.
1. Como primera ministra, propones un proyecto de ley
2. Pierdes las elecciones
3. El mismo proyecto de ley lo propone el nuevo gobierno
4. Niegas apoyo y pides una Comisión mixta de Investigación
5. Te dan la comisión
¿… y escribes esto?
Escucha, dame un respiro, eh.

Las libertades que la líder de la oposición se ha tomado han sido motivo de debate en Facebook. Rhoda Barath comenta:

Apparently Kamla is her own govt…in her own country…
#DeViceCyahDone
#FATCA
#WriteTrump

Aparentemente, Kamla es su propio gobierno… en su propio país…
La corrupción no se detiene.

Peter E. Mitchell añade:

If this letter is true, this is out of place by the Leader of the Opposition. Communication with a Head of (State and) Government and an incoming Head of (State and) Government is suppose[d] to be done by the Government of the day who in matters of foreign relations acts on behalf of the entire country (Opposition included).

Si esta carta es real, está totalmente fuera de lugar para un Líder de la Oposición. Las comunicaciones con un Jefe de (Estado y) Gobierno y un futuro Jefe de (Estado y) Gobierno deben ser establecidas por el Gobierno, que en materia de relaciones internacionales, actúa en nombre de todo el país (oposición incluida).

En una publicación de la web TriniTuner, se especula –usando el dialecto trinitario– sobre las razones de Persad-Bissessar para escribir la carta:

‘Trumpy Oye.. Yuh think yuh could geh we a bligh on dis FATCA ting? We party financiers cyar find no where else to hide money…’

‘Oye Trump… ¿Crees que nos podrías dar un respiro en todo este asunto sobre FACTA? Los financistas de partido no encontramos otro sitio donde esconder dinero…’.

Dos financistas de la oposición tienen orden de extradición de Estados Unidos por cargos de corrupción y lavado de dinero. En el Índice de Percepción de Corrupción de 2016, elaborado por Transparencia Internacional, Trinidad y Tobago ha bajado del puesto 72 que ocupaba el año anterior al 101, lo que muestra la falta de confianza de los ciudadanos en sus políticos y sistemas. Por lo que se ve, FATCA faculta a los bancos estadounidenses a retener hasta un 30% de los pagos hechos a instituciones financieras extranjeras que no hayan accedido a entregar información sobre sus clientes con cuentas estadounidenses. El incumplimiento de la ley podría comprometer la ya lenta economía de Trinidad y Tobago.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.