¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tras revelaciones de los medios, jamaicanos preguntan por qué su ministro de Finanzas no puede manejar su cuenta telefónica

Foto de un BlackBerry de Bill Dickinson; CC BY-NC-ND 2.0.

La temperatura en Kingston, capital de Jamaica, se ha “elevado” de muchas maneras. A mediados de julio, la política jamaicana tuvo días agitados –y el minstro de Finanzas Audley Shaw sintió el calor. Todo se relaciona con cuentas telefónicas.

Television Jamaica y su radio asociada dieron a conocer la noticia de que Shaw había acumulado una cuenta telefónica de más de J$8 millones (cerca de US$63,000) entre febrero de 2016 y marzo de 2017. Los medios obtuvieron detalles de las cuentas telefónicas de varios ministros a través de la ley de acceso a la información, aunque no todos los ministerios atendieron el pedido.

Los jamaicanos respondieron rápidamente a la noticia en medios sociales y programas de radio, con una mezcla de incredulidad, rabia, confusión y cinismo:

Ministro de Finanzas no puede manejar una cuenta telefónica. Por favor…

El primer ministro Andrew Holness reaccionó rápidamente, y pidió una reunión urgente del gabinete para analizar el asunto y ordenar una auditoria de la cuentas telefónicas de sus ministros.

Los medios y el público señalaron inmediatamente que, como el hombre a cargo de las finanzas de Jamaica, era de particular preocupación que Shaw fuera aparentemente tan descuidado y con juicios tan malos. El editorial de un periódico enfatizó su responsabilidad específica:

Audley Shaw is the finance minister for Jamaica, a low middle-income developing country, whose per capita GDP is a little over US$5,000 and about a fifth of the population lives below the poverty line. Further, he presides over a fiscal austerity programme aimed at a lasting downward shift in the trajectory of the country's high debt and the stability of the macro-economy. The public's acceptance of, and confidence in, these often painful policies, is helped if they perceive that those who design and enforce them also bear the burden of their implementation.

Audley Shaw es el ministro de Finanzas de Jamaica, país en desarrollo de ingresos bajos y medios, cuyo PIB per cápita es de poco más de US$5,000, donde cerca de la quinta parte de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Además, preside un programa de austeridad fiscal con el fin de disminuir la the trayectoria de alta deuda del país y la estabilidad de la macroeconomía. El aceptación y confianza del pública de estas políticas a menudo dolorosas es mejor si se percibe que quienes las diseñan y aplican también tienen el deber de su implementación.

Carol Narcisse, activista de la sociedad civil, tuiteó:

Audley Shaw no es una buena recomendación para tu puesto ministerial si no puedes manejar la economía de un teléfono.

Otro le preguntó al ministro, que es bastante activo en Twitter:

Ministro Shaw, ¿cómo se puede justificar una cuenta telefónica de más de 8 millones en un solo año financiero? Ese es el costo de un puesto policial.

En Facebook, un jamaicano que vive en el extranjero tuvo más preguntas:

So when will Audley Shaw look in the mirror and say to the person looking back at him: ‘You have no credibility to be the finance minister in Miss Mary bruk dung fowl coop much less…?’ I wonder if he owns a mirror or should I Fedex him one? Really? Is there a need to equivocate here?

Audley Shaw se mirará al espejo y dirá a la persona que le devuelve la mirada: ‘No tienes credibilidad para ser el ministro de Finanzas, ni menos para algo simple’. Me pregunto si tiene un espejo o si debo enviarle uno. ¿De verdad? ¿Hay necesidad de ser ambiguo en esto?

‘El señor Shaw debe saber… que tarifas desde el extranjero… significan costos exorbitantes’

El propio ministro estaba arrepentido:

AUDIO: Ministro Audley Shaw dice a periodista Cliff Hughes que “lamenta profundamente” cuenta de 8 milliones en un año. Dice que ha pagado $2.6 milliones del monto.
👇

Señaló al alto costo de uso del teléfono en el extranjero:

Un GIGABYTE de datos en el extranjero cuesta $1 millión de dólares jamaicanos (US$8'000) en algunas redes… (a US$8 por megabite, impuesto incluido).

Cuando averigüé por los altos cobros, me dijeron que eran atribuibles a uso de datos en el extranjero, cobrados a US$8 por MB (US$8,000 por GB).

El columnista Michael Abrahams sostuvo que la explicación del ministro no era suficiente:

Mr Shaw is a man who has in politics for a long time. He has been Minister of Finance before and has a lot of experience with traveling. By now, Mr Shaw must be fully aware of the fact that roaming, especially data roaming, attracts exorbitant fees, and ought to be cognizant of measures which can be taken to minimize phone bills […]

Eight million dollars can buy a new car. I drive a decent car, and that money could have paid for my car and given me enough change to pay school fees for my youngest child (who will be entering grade one) annually until he completes GSAT [Grade Six Achievement Test (GSAT), Jamaica's national high school entrance test]. In a country where children in some schools are forced to use pit latrines, this is scandalous.

If we truly desire a better Jamaica, we must put aside the partisan nonsense that still persists in our country and call a spade a spade. How can you trust a man to mange the finances of our country when he is so lax in managing his own affairs, especially when their consequences affect our pockets?

El señor Shaw es un hombre que ha estado en política mucho tiempo. Ha sido ministro de Finanzas antes y tiene mucha experiencia con viajes. Ahora, el señor Shaw debe saber perfectamente que usar [el teléfono] en el extranjero, sobre todo uso de datos, supone costos exorbitantes, y debe saber las medidas que se pueden tomar para minimizae cuentas telefónicas […].

Con ocho milones de dólares [jamaicanos] se puede comprar un auto nuevo. Yo tengo un auto decente, y con ese dinero hubiera podido pagar mi auto y sobraría suficiente para pagar el colegio de mi hijo menor (que entrará a primer grado) anualmente hasta que rinda el examen de logro académico de sexto grado [el GSAT, examen de ingreso a secundaria en Jamaica]. En un país donde los niños de alguna escuelas se van obligados a usar letrinas, esto es escandaloso.

Si realmente queremos una mejor Jamaica, debe poner a un lado la tontería partidista que persiste en nuestro país y llamar a las cosas por su nombre. ¿Cómo se puede confiar en un hombre para que maneje las finanzas de nuestro país cuando maneja sus propios asuntos de manera tan descuidada, sobre todo cuando las consecuencias afectan nuestro bolsillo?

Seguidores ‘deben hacen malabares para tratar de justificar’ las cuentas

Muchos seguidores políticos y miembros del gobernante Partido Laborista de Jamaica intentaron calmar el daño a las relaciones públicas causado y sugirieron que los montos exorbitantes de las empresas telefónicas locales “pueden sorprender. Un senador describió a Shaw como la “víctima” de las “descuidadas prácticas de negocios” de la empresa de telecomunicaciones.

Hasta el exprimer minister Bruce Golding expresó en una carta al editor:

I am in no position to defend Minister Shaw's ‘outrageous’ phone bill since I don't have all the facts, but it would be useful to get a breakdown of the charges.

I had a bad experience last November when, after attending a two-day conference in Beijing, my next monthly bill was over $360,000.

It is important to find out how much of Minister Shaw's bills are attributable to data roaming charges which may not have been due to manual data activities. The fairness of these charges is a moot issue. Interestingly, just last month, the European Union placed a ban on data roaming charges within the EU.

No estoy en posición de defender la “escandalosa” cuenta telefónica del ministro Shaw pues no conozco todos los hechos, pero sería útil tener un desglose de los cobros.

Tuve una mala experiencia en noviembre cuando, luego de dos días de conferencia en Pekín, mi cuenta mensual fue más de $360,000.

Es importante averiguar cúanto de las cuentas del ministro Shaw son por uso de datos que pueden no deberse a a actividades manuales de datos. La legitimidad de esos cobros es un discutible. Es interesante que recién el mes pasado, la Unión Europea prohibió el cobro de datos dentro de la Unión Europea.

La periodista Dionne Jackson Miller comentó:

Ver a los simpatizantes del partido de gobierno hacer malabares para tratar de justificar altos costos de la cuentas telefónicas de los ministros. Interesante y hasta sorprendente.

Otra usuaria de Twitter estaba molesta por la evidente naturaleza partidarios de algunos comentarios:

Buenos días a todos. 🌞🤗
Incluidos los que irritan cuando otros hablan u opinan sobre el error cometido por su partido político favorito.🤓😀🤗

Pero un joven político del opositor Partido Nacional Popuar vio el lado gracioso:

Tengo una sola pregunta… Padre Jesús, ¿por qué llamaste a mi amigo Audley con cobro revertido?

Necesidad de ‘sistema interno de revisiones’

Las revelaciones plantearon serias preguntas sobre rendición de cuentas y transparencia. Muchos cuestionaron el trabajo interno del ministerio, preguntaron quién había aprobado y pagado las cuentas mensuales tan altas. En el sistema político jamaicano, el servidor civil jefe o secretario permanente (en el caso de este ministerio, el secretario financiero) es responsable por el estado financiero de cada departamento gubernamental.

La doctora Marcia Forbes, exsecretaria permanente, preguntó:

Aunque no absuelvo al ministro Shaw, tamopco absuelvo al secretario permanente/secretario financiero por este “descarrilamiento” de cuentas telefónicias.

Susan Goffe tuiteó mientras veía un programa de actualidad dedicado al tema:

¿Quién en el Ministerio de Finanzas autorizó un pago de teléfono de $4 millones [de dólares jamaicanos] por un mes?, pregunta Claude Robinson.

La emprendedora Latoya West-Blackwood señaló:

No podemos darnos el lujo de desperdiciar, ni dinero rojo en Jamaica en este momento. Arreglemos esto rápido y avancemos para asegurarnos de que no vuelva a ocurrir.

“Dinero rojo” es como llaman los jamaicanos al cambio.

Otro tuiteó:

El problema es el sistema de controles que se debe poner en práctica, para que si ocurre un mes, no se vuelva a repetir.

Ahora, el ministro enfrenta más presión después de informes de que negoció un descuento con la empresa telefónica. Un periodista tuiteó:

Lo que no se dice es cómo Audley Shaw como ministro de Finanzas pudo negociar con el proveedor de servicios para rebajar una cuenta de 8 millones. ¿Bajo qué términos?
————-
Este es una asunto muy serio, sober todo porque las muchas obligaciones de Shaw incluyes fijar politicas de impuestos a los que están sujetos los proveedores de servicios.

Una tuitera afectada, una de muchos, observó:

Me pregunto si mi proveedor de telecomunicaciones puede darme un descuento como a Audley Shaw en mi cuenta telefónica de este mes.

El estcándalo llegó tres años después de que a Arnaldo Brown, exsecretario ministerial en el gobierno del Partido Popular Nacional, lo retaron por una cuenta telefónica de J$1 million (poco menos de US$8,000).

Y del otro lado del Caribe, los trinitenses también sienten que ya conocen esta historia:

Primer ministro de Jamaica ordena auditoría de gastos de celulares de ministros después de cuenta telefónica millonaria.
———-
¡No solamente en Trinidad y Tobago! Primer ministro de Jamaica ordena auditoría de cuentas telefónicas de ministros tras elevada cuenta.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.