¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Seguidores de Vybz Kartel amenazan a exministra jamaicana de Cultura por declaraciones sobre violencia en letras de dancehall

Captura de imagen del video de la canción de Shenseea “Loodi” con Vybz Kartel. Video de YouTube del usuario SHENSEEAVEVO.

El debate sobre la influencia potencialmente dañina de la cultura dancehall en la juentud y cómo fomenta el delito y la violencia no es nada nuevo en Jamaica, pero en ningún sitio es tan evidente como en la vida y carrera de Adidja Palmer. Más conocido por su nombre artístico, Vybz Kartel, fue condenado en 2011 por el asesinato de su socio, Clive “Lizard” Williams, tras ser absuelto de una acusación anterior por asesinato. Palmer fue condenado a cadena perpetua en 2014 tras un juicio de 65 días y no cumplirá los requisitos para la libertad condicional hasta dentro de 35 años.

Sin embargo, la popularidad de Kartel (algunos lo consideran seguimiento de culto) entre los jóvenes jamaicanos no ha menguado. Kartel sigue sacando música nueva, que se tocan con frecuencia en las fiestas. Su álbum King of Dancehall coronó las listas de reggae en Estados Unidos desde su lanzamiento en junio de 2016, y fue el álbum más vendido del género en ese año. Su libro, “Voice of the Jamaica Ghetto (Incarcerated but not Silenced)” [La voz del gueto de Jamaica (encarcelado pero no silenciado)], coescrito por Michael Dawson y publicado en julio de 2012, habría sido colocado en la biblioteca de la universidad de Princeton. En febrero de 2017, los ostentosos premios Youth View, basados en votos de los seguidores, nominaron a Kartel en ocho categorías por voto popular y ganó en cinco.

Imaginen el clamor cuando Lisa Hanna, la antigua ministra de cultura (y actual parlamentaria) del país, sugirió que puede necesitarse ser “menos democráticos” cuando se trata de intentar inculcar valores en la juventud, valores que no van de acuerdo con los mensajes que escuchan en la música que emiten por la radio. Aunque Hanna no pronunció su nombre, señaló a Vybz Kartel cuando habló sobre “personas que sabemos que están en prisión…  que sabemos que tienen una escala de valores cuestionable”.

Sus comentarios pronto se volvieron virales, y provocaron reacciones violentas extremas y corrosivas que incluían amenazas de muerte. Esta respuesta en las redes sociales provocó un gran impacto en la opinión pública. En Twitter, un usuario comentó:

Cada quien es libre de apoyar o no la visión de Lisa Hanna, pero amenazarla es repulsivo, perverso y vergonzoso.

Sin embargo, algunos han acusado a Hanna y al primer ministro de hipócritas. Un universitario tuiteó:

Durante las elecciones ambos usaron canciones de Vybz Kartel y dancehall en general en la campaña. ¿Qué las hace equivocadas ahora?

Otro tuiteó una de las actualizaciones de la cuenta de Instagram de Hanna durante la campaña electoral:

¡¡Citan las letras de #VYBZKARTEL y luego se ponen en su contra!! Grandes hipócritas.

Hanna, como ex Miss Mundo, famosa por su glamurosa cuenta en Instagram y por tanto conocida en redes sociales, defendió su postura en una extensa publicación de Facebook:

I’m an unapologetic lover of music including dancehall. But there’s no necessity for some artists to use music as a medium for promoting violence and abuse of women. The Data confirms that violent and sexually explicit lyrics have negatively influenced many Jamaican youth’s thought processes through increased feelings of hostility and aggression. These negative influences are exacerbated when we turn a blind eye to radio airplay of new productions by persons we know are incarcerated so may have been abetted by corruption in our prison system. This reality necessitates us being urgently honest with ourselves. We should be prepared to have a national discussion about messages glorifying criminality being conveyed to our children that’ll ultimately bring deleterious consequences. These messages have been pushing us towards a different society from the one in which we all say we want to live. […] I pray that all Jamaicans who value common decency will find the courage to push back against this new normal and defend Jamaica’s true culture. If we lose this battle, however unpopular the battle or its choosing may be, we will have lost Jamaica.

Soy una amante incondicional de la música, incluido el dancehall. Pero algunos artistas no tienen necesidad de usar la música como un medio para promocionar la violencia y el abuso a la mujer. Los datos confirman que las letras violentas y sexualmente explícitas han influenciado negativamente en los procesos de pensamiento de la juventud jamaicana, y aumentado los sentimientos de hostilidad y agresión. Esas influencias negativas empeoran cuando hacemos de la vista gorda ante las nuevas producciones que suenan en la radio de personas que sabemos que están en prisión, por lo que han instigado la corrupción en nuestro sistema penitenciario. Esta realidad necesita urgentemente que seamos honestos con nosotros mismos. Deberíamos estar preparados para tener un debate nacional sobre los mensajes que glorifican la criminalidad que se traslada a nuestros niños y que al final les traerán consecuencias perjudiciales. Estos mensajes nos han estado empujando hacia una sociedad diferente a la que todos decimos que queremos vivir. . […] Rezo para que todos los jamaicanos que valoran la decencia común encuentren el coraje para rechazar esta situación y defender la verdadera cultura de Jaimaca. Si perdemos la batalla, por impopular que sea la batalla o su elección, habremos perdido Jamaica.

¿El huevo o la gallina?

Aunque no abogan por una prohibición total, muchos jamaicanos están igualmente preocupados, ante el aumento del índice de criminalidad en Jamaica este año, por el contenido de las letras de Kartel. El columnista Gordon Robinson comentó que son un mero reflejo del ambiente de crimen y violencia de Jamaica:

Much of Kartel's music (not all) is vulgar, violent and antisocial. Worse, it encourages violence. This is nothing more than a sad reflection on Jamaican society as seen by Kartel. All artistes, from time immemorial, have been social commentators. That artistes like Kartel are rapidly becoming role models for Jamaican youth is a tragedy, but not one of the artistes’ making. It's we who must tackle the societal problems identified by Kartel and reflected in his music…If the content of Kartel's music breaches the Broadcasting Commission's guidelines, as it often does, for public discourse, those recordings should be banned from the airwaves.

Mucha de la música de Kartel (no toda) es vulgar, violenta y antisocial. Incluso peor, incita a la violencia. Lo que no es nada más que un triste reflejo de la sociedad jamaicana tal y como la ve Kartel. Todos los artistas, desde tiempos inmemoriales, han sido comentaristas sociales. Que artistas como Kartel se vuelvan rápidamente en una referencia para la juventud jamaicana es una tragedia, pero no es uno de los propósitos de los artistas. Somos nosotros quienes debemos afrontar los problemas sociales identificados por Kartel y reflejados en su música… Si el contenido de la música de Kartel infringe las directrices de la comisión de radiodifusión, como suele ocurrir, por discurso público, esas grabaciones deberían ser prohibidas en la radio.

El columnista, comediante y poeta Michael Abrahams añadió:

I support freedom of artistic expression, so I defend Kartel’s right to express himself. Even if his songs were to be banned from the radio, our youngsters would have no problem obtaining them from the Internet. What we need to do is look into ourselves and take responsibility for creating an environment in which a dancehall artiste who often spews violent lyrics, and is incarcerated for murder, has one of the greatest influences on our youth..

Apoyo la libertad artística de expresión, por eso defiendo el derecho de Kartel a expresarse. Incluso si sus canciones fuesen prohibidas en la radio, nuestros jóvenes no tendrían problema para obtenerlas de internet. Lo que tenemos que hacer es mirarnos nosotros y asumir la responsabilidad de crear un entorno en el que un artista dancehall que normalmente escupe letras violentas, y está encerrado por asesinato, tenga una de las mayores influencias en nuestros jóvenes…

Por el contrario, el activista por los derechos humanos Jaevion Nelson se preguntó:

¿Por qué todas estas entidades mediáticas tocan música de Kartel? ¿No son cómplices de promocionar a un asesino convicto?

Sin embargo, muchos jóvenes jamaicanos estuvieron de acuerdo en que el impacto del dancehall sobre el delito y la violencia es exagerado. Alguien publicó una encuesta en su cuenta de Twitter, en la que los seguidores pensaban que los políticos eran, por mucho, el factor que más contribuye:

¿Qué está estrechamente relacionado con el crimen en Jamaica?

‘No somos una sociedad que apoye fuertemente la censura’

El primer ministro Andrew Holness adoptó un enfoque comedido. Poco después de cumplir un año en el cargo, hizo ruedas de prensa. En una entrevista con “Jamaica Observer”, remarcó la importancia de la educación en el cambio de mentalidad, y explicó que “tenemos una democracia liberal, no podemos negarlo. Y […] no somos una sociedad que apoye fuertemente la censura. Lo que no debe significar que permitamos que todo llegue al espacio público. Así que lo importante […] que una democracia liberal debe desarrollar, si no va a censurar, es […] la alfabetización y la educación. En otras palabras, se combate información negativa con información positiva”.

Damion Crawford, excolega de gobierno de Hanna que antes fu ministro responsable del entretenimiento, opinó en Facebook:

I don't agree that Kartel music should be banned… and all research shows no causal impact of dancehall to violence. However the response to a difference in opinion is a disgrace to Jamaica, Dancehall and Gaza nation. How on earth gunshot, rape, murder, stoning etc reach in a difference of opinion…. you not just state why you think the music should not be banned ? Unuh a make more enemies than friends for dancehall with this BS.

No apoyo que se prohíba la música de Kartel… y las investigaciones no muestran ninguna repercusión causal del dancehall en la violencia. Sin embargo las reacciones a las diferencias de opinión son una desgracia para Jamaica, para el dancehall y para la nación de Gaza. ¿Cómo es posible que se llegue al disparo, la violación, el asesinato, la lapidación, etc. por una diferencia de opinión… y no se argumente por qué piensan que no se debe prohibir la música de Kartel? Van hacer más enemigos que amigos con estas tonterías.

El ‘estudio de Kartel’ en prisión

La cuestión de fondo, que también planteó Hanna, es cómo y por qué se le permite a Kartel disfrutar de una carrera en auge mientras está entre rejas en el Centro correccional de alta seguridad, Tower Street de Kingstong. Un joven usuario de Facebook afirmó:

I personally don't befirmabalieve someone who is an incarcerated and convicted murderer should be allowed to continue to ply his art of music (especially music for the most part that really adds no value to life in liberating the masses who need direction). Means of rehabilitation my foot. If I'm an architect or doctor I gave up my freedom being in prison and will not be allowed to practice. This country and its justice system is laughable. It is an insult to give Vybz Kartel this opportunity. #Disgraceful breed of hypocrites we are in Jamaica!

Personalmente no creo que a alguien que está encarcelado y acusado de asesinato se le debiera permitir continuar reproduciendo su arte musical (especialmente música que en su mayor parte no aporta ningún valor vital en la liberación de las masas que necesitan dirección). Si fuera un arquitecto o un médico y se me privase de libertad en prisión, no se me permitiría volver a la profesión. Este país y su sistema judicial es de risa. Es un insulto dar a Vybz Kartel esta oportunidad. ¡Lamentable lo hipócritas que somos en Jamaica!

La activista comunitaria Nazneen Jones lo apoyó. Citando un artículo donde un DJ aconsejaba al primer ministro que “parase de echar la culpa a nuestra música y comenzara a centrarse en gente responsable de sus propios comportamientos y acciones”, expresó su preocupación por los extremos de la cultura dancehall:

Dancehall music is not the sole problem of crime and violence but it has heightened abuse towards vulnerable women. Some dancehall music are tools for violence, the lyrics itself are sharpened weapons. Some will argue that dancehall music is our culture, but then again it depends on each individual's thought or definition of what their culture is. Imitating dogs, spiders and shoving bottles down my throat is NOT my culture.

La música dancehall no es el único problema del delito y la violencia pero ha enaltecido el abuso hacia mujeres vulnerables. Cierta música dancehall es una herramienta para la violencia, las letras en sí mismas son armas afiladas. Algunos sostendrán que el dancehall es nuestra cultura, pero de nuevo, depende del pensamiento o definición de cada individuo sobre cuál es su cultura. Imitar perros, arañas y beber sin parar NO es mi cultura.

La policía rastrea comentarios “malintencionados” en las redes sociales

Mientras tanto, las fuerzas policiales de Jamaica han estado persiguiendo activamente comentarios malintencionados, difamatorios y amenazantes en las redes, incluodos aquellos contra Hanna, con su búsqueda centrada en gran parte en Facebook. La policía ha estado denunciando a jamaicanos a través de la Ley de Delitos Cibernéticos, que recientemente entró en vigor. Elon Parkinson, profesional en relaciones públicas, advirtió:

Those who are busy deleting threats made against Lisa Hanna will soon find out that Facebook erases nothing. Police investigation now in full effect. You'll need a lawyer, not a new profile.

Los que están ocupados eliminando las amenazas contra Lisa Hanna pronto descubrirán que Facebook no borra nada. La investigación policial está en plena vigencia. Necesitarás un abogado, no un nuevo perfil.

El debate continúa en los medios de comunicación, donde el jefe de Nationwide News Network (que emitió por primera vez la declaración de Hanna) describió en un video por el que Kartel ganó, el mes pasado, el premio Youth View como “porno”. En pocos días, la emisora transmitiría un espectáculo organizado por el enérgico proyecto de TalkUpYout, en un esfuerzo por discutir los temas con los jóvenes:

¡No te lo pierdas!

Mientras tanto en Twitter, la radio de Vybz Kartel puede haber resumido los sentimientos del adorado DJ al respecto:

(Sonando ahora) “Me la suda” de Vybz Kartel.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.