¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Usa Stella Nyanzi la palabra “vagina” como arma? Enjuician a feminista ugandesa por caso de libertad de expresión

La doctora Stella Nyanzi. Foto de Flickr / Chapter Four Uganda / Human Rights Convention, 2018 (CC BY-NC-ND 2.0).

La profesora Stella Nyanzi está de vuelta ante los tribunales por un caso en el que el Gobierno afirma que la palabra “vagina” es indecente y ofensiva.

¡Estoy de acuerdo con usar la vagina como arma! Vuelvo a los tribunales mañana. Stella Nyanzi – contrainterrogatorio con el principal testigo de la fiscalía en el caso en que el Estado sostiene que la palabra vagina es lasciva y ofensiva: jueves 9 de mayo de 2019 a las 9am. Libertad para Stella Nyanzi.
———
¡No olvidaremos! ¡Violencia de Estado contra Stella! ✊🏿✊🏿

Nyanzi, de 43 años, fue detenida en noviembre de 2018 tras escribir un poema crítico con el presidente ugandés Yoweri Museveni y publicarlo en su página de Facebook. En el poema, afirma que Uganda estaría mejor si Museveni hubiera muerto al nacer y describe de forma vulgar la vagina y el clítoris de la fallecida madre del presidente. La página de Facebook de Nyanzi tiene actualmente 207 895 seguidores.

El Estado afirma que Nyanzi acosó y humilló intencionalmente al presidente con su poema, y la ha acusado de violar las secciones sobre ciberacoso y producción de contenido “obsceno, lujurioso, lascivo o indecente” de la ley de uso inapropiado de computadoras. Aunque la ley ugandesa no tiene ninguna cláusula que sancione las críticas al presidente, la doctrina internacional de libertad de expresión recomienda una especial protección al discurso crítico contra funcionarios gubernamentales.

Nyanzi lleva más de 180 días en la prisión de Luzira de la capital, Kampala. Aunque le ofrecieron salir bajo fianza, rechazó su liberación, pues sostiene que con el caso pendiente, su libertad solo sería una ilusión. Nyanzi enfrenta una condena de un año de prisión si la declaran culpable.

El “caso vagina” lleva meses en el candelero, ya que el tribunal ha retrasado la vista en varias ocasiones. En el juicio del 9 de mayo declaró el superintendente adjunto de la policía, Bill Ndyamuhaki, principal testigo del caso, que también testificó en la vista del 20 de marzo de 2019:

Bill Ndyamuhaki, testigo de la fiscalía, enumera (y lee en voz alta) siete extractos de la publicación en Facebook de Stella Nyanzi que determinó como lascivos, indecentes, obscenos y vulgares. Está listo para repetir algunas líneas.
————-
El señor Ndyamuhaki dice que cree que las líneas que ha leído son de naturaleza ofensiva e indecente. Le preguntan por qué. Dice que encuentra ofensivo el contenido porque es sexual. Dice que es sexual porque se refiere a partes sexuales, lo que resulta ofensivo a cualquier miembro razonable de la sociedad.

En la atestada sala, el juez ofreció un asiento a Nyanzi, acompañado el ofrecimiento de un comentario sobre si tanto tiempo en pie sería demasiado para ella por ser mujer. Nyanzi decidió quedarse “en pie por las mujeres”, como se describe en este tuit:

El segundo testigo dice que está libre hoy y mañana, y que después de mañana estará en Gulu y Kitgum por un caso diferente hasta fines de mayo, comienzos de junio.
————
El magistrado Kamasanyu ofrece un asiento a Stella, dice que al ser mujer, sería demasiado duro permanecer en pie. Stella está a punto de sentarse, pero rechaza el asiento tras oír el comentario sobre su condición de mujer. Anuncia que se quedará en pie por las mujeres.

Toda la cronología de Nyanzi en la red social se proyectó en una gran pantalla en la sala del tribunal para debatir cada una de las entradas en cuestión, entre ellas el poema “vagina”. El escritor y abogado Bwesigye bwa Mwesigire ha estado tuiteando actualizaciones sobre el caso:

P: ¿Investigó cuando vio la publicación con fotos de cartas para confirmar si la prisionera la había hecho ella?

R: No.

P: ¿Investigó las otras publicaciones en la misma cronología para confirmar que la prisionera las hizo?

R: ¿Qué publicaciones? Presión por Stella Nyanzi.
—————
La cronología de Nyanzi se proyecta en grandes pantallas en la sala para que el oficial de policía Bill Dickson Ndyamuhaki pueda identificar las publicaciones que investigó y comprobó que eran obra de la prisionera.

Pero ese día tampoco terminó el juicio, que fue pospuesto de nuevo al 13 de mayo.

P: ¿Investigó cuando vio la publicación con fotos de cartas para confirmar si la prisionera la había hecho ella?

R: No.

P: ¿Investigó las otras publicaciones en la misma cronología para confirmar que la prisionera las hizo?

A: ¿Qué publicaciones? Presión por Stella Nyanzi.

—————
Derrick Bazekuketta concluye su parte del interrogatorio. El caso se suspende hasta el 13 de mayo de 2019, cuando Isaac Ssemakadde interrogará al testigo principal de la acusación, el oficial de policía Bill Dickson Ndyamuhaki.

“Grosería radical”

Stella Nyanzi trabajaba como profesora de antropología médica en el Instituto Makerere de Investigación Social especializada en género y sexualidad. Como poeta y académica homosexual, utiliza metáforas y un lenguaje desinhibido en sus mensajes sobre derechos humanos, libertad de expresión y feminismo homosexual.

Conocida por su “grosería radical” y con una clara inclinación a cuestionar el poder mediante el insulto, Nyanzi ha sido detenida en otras ocasiones, también por insultar al presidente. Esta táctica forma parte de una larga historia de activismo social en Uganda, que se remonta a la década de 1940, durante la época colonial británica. Los activistas ugandeses criticaban intencionalmente el orden colonial con grosería deliberada, alborotadora y ofensiva, con la intención de atacar y perturbar las normas sociales británicas.

En 2017, Nyanzi enfrentó cargos similares en lo que se conoce como el caso del “par de nalgas“, después de que describiera al presidente con esas palabras y atacara a su esposa por ser “descerebrada”.

That is what buttocks do. They shake, jiggle, shit and fart. Museveni is just another pair of buttocks … Ugandans should be shocked that we allowed these buttocks to continue leading our country.

Eso es lo que hacen las nalgas. Se agitan, se menean, cagan y echan pedos. Museveni no es más que otro par de nalgas… Los ugandeses deberían sorprenderse de que se permita a esas nalgas seguir dirigiendo el país.

Museveni, que gobierna Uganda desde 1986, no ha cumplido la promesa que hizo durante la campaña electoral de 2016: proporcionar compresas sanitarias a las estudiantes. Nyanzi criticó este y otros compromisos incumplidos del gobierno de Museveni con su retórica viral en medios sociales .

Nyanzi fue rápidamente detenida por el comentario sobre el “par de nalgas”, y pasó un mes en prisión, lo que provocó la aparición de la etiqueta #FreeStellaNyanzi (Liberen a Stella Nyanzi), que sigue siendo tendencia en Twitter, junto con #PushforStellaNyanzi (Presionen a favor de Stella Nyanzi). El caso se suspendió el 24 de abril de 2019, pendiente de una decisión constitucional.

Según The Guardian:

Nyanzi describes herself as ‘a lyricist, poetess, creative writer and analyst’ on a quest for good governance. She’s unflinching in her criticism of government and is unafraid to tackle taboos around sex and gender and stand up for LGBT rights.

Nyanzi se describe como “letrista, poeta, escritora y analista creativa” en busca de buen gobierno. Es inquebrantable en sus críticas al poder, no teme tratar tabúes sobre el sexo y el género, ni defender los derechos LGBT.

Etiquetas como #WeaponizeTheVagina (conviertan la vagina en arma) y el apoyo masivo de activistas defensores de los derechos humanos y la libertad de expresión mantienen a Nyanzy con esperanzas, reivindicativa y resuelta, pero su salud ha sufrido y ha perdido su trabajo en la Universidad Makerere como resultado de su activismo. La grosería radical se paga, incluso en el caso de los más orgullosos activistas en lucha contra la pobreza y la opresión.

En palabras de un internauta ugandés:

Stella Nyanzi no ha cometido ningún delito, solo el de decir lo que todo el mundo ve. Ahora se utilizan los tribunales para oprimirla. Los magistrados ya no tienen conciencia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.