¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas por IVA a toallas sanitarias provocan que Gobierno de Bangladesh elimine el impuesto propuesto

En junio de 2019, activistas de Nigeria se manifestaron contra la intención de su Gobierno de restablecer un impuesto a las toallas sanitarias en el presupuesto 2019/2020. En 2018, en medio de protestas, India dejó de lado un controvertido impuesto a las toallas sanitarias, que se implantó en 2017. Ahora, Bangladesh se une al debate global sobre pobreza menstrual.

Recientes protestas pidieron que se dejara de lado la propuesta de imponer un impuesto al valor agregado (IVA) del 40 % y tasas suplementarias para materia prima importada a las toallas sanitarias en el nuevo presupuesto del país. Las toallas de fabricación local ya están sujetas a un IVA del 15 % del precio de venta, así que los tributos adicionales sobre los materiales importados haría que estos productos quedaran fuera del alcance de muchos –hasta quienes ya usan toallas higiénicas descartables.

En medio de pedidos para romper el silencio y del amplio uso del lema “No VAT on Pad” (Sin IVA para las toallas), el Gobierno de Bangladesh adoptó una medida sin precedentes, y dejó de lado el aumento del tributo propuesto a productos femeninos –pero eso no significa que estén al alcance de las mujeres en Bangladesh.

El tabú del periodo

En Bangladesh rural, el periodo menstrual sigue siendo tema tabú. Como la menstruación se considera impura, se imponen muchas restricciones sobre qué pueden hacer las mujeres y a dónde pueden ir. Hasta las mujeres que pueden costear esos productos casi no los compran, sobre todo por vergüenza.

Según una encuesta nacional de referencia sobre higiene de Bangladesh de 2015, durante el ciclo menstrual, el 40 % de alumnas deja de asistir al colegio, un promedio de tres días al mes.

Muchas niñas dejan de ir a clases durante su periodo. Foto de Firoze Ahmed, vía Demotix.

Costos prohibitivos

Según un informe de la entidad sin fines de lucro SNV Bangladesh, más del 89 % de los 78.4 milliones de mujeres de Bangladesh aún usa telas o trapos viejos, pues muchas no pueden pagar el precio de las toallas desechables.

El valor anual del mercado de la industria de toallas sanitarias (incluidos pañales para adultos) en Bangladesh es de cerca de 3000 millones de taka (35.5 millones de dólares), de los que 90 % lo proporcionan los fabricantes. El precio por paquete de las toallas sanitarias es de 100-160 taka (1.25-$2 de dólares), y son muchas en las zonas rurales que no pueden pagar el precio.

El costo de las toallas ha permanecido alto por la necesidad de pagar aranceles aduaneros y regulaciones existentes sobre la materia prima de origen extranjero necesaria para ensamblaje local.

Sin embargo, según algunos fabricantes, descartar el aumento propuesto en el impuesto no impactará en el precio actual. Los fabricantes dicen que si se deja de lado el impuesto del 15 % de IVA, entonces el precio bajará.

Trapos o telas viejas como alternativas

Muchas mujeres no son conscientes de los riesgos de salud de reutilzar telas viejas en vez de toallas higiénicas. La Encuesta Nacional de Higiene de 2014 descubrió que la vergüenza y los precios altos hacen que las mujeres reutilicen telas y otras alternativas disponibles.

En Facebook, la usuaria Shamima Islam expresó que usar telas en vez de toallas aumenta los riesgos de salud para la mujer, y explicó que el 73 % de las bangladesíes sufren de infecciones al tracto urinario y vaginales –que pueden llevar al cáncer– por falta de higiene menstrual.

¡Sin IVA para las toallas!
Estudiantes de la Universidad Rajshahi formaron una cadena humana el 30 de junio para pedir que se desestime el impuesto al valor agregado (IVA) a las toallas sanitarias –propuesto en el presupuesto
.
————–
Las toallas sanitarias no son un lujo sino algo esencial. Sin una protección higiénica adecuada durante el periodo se puede causar daño y enfermedad. Proponer impuesto al valor agregado a las toallas sanitarias es vergonzoso y atenta contra las mujeres.

En Facebook, Shahriar Shuvo recomendó dejar de lado el tributo y también implantar subsidios a las toallas sanitarias:

এদেশে এমপি – মন্ত্রীদের জন্য শুল্কমুক্ত গাড়ী আনার সুবিধা রাখা হয় আর অতিরিক্ত ৪০% ভ্যাট ধরা হয় নারীদের জন্য প্রয়োজনীয় স্যানিটারি ন্যাপকিনের উপর ।
শুধু ভ্যাট প্রত্যাহারই নয় স্যানিটারি ন্যাপকিন সহজলভ্য করনে এর উপর ভর্তুকির দাবি জানাচ্ছি ।

Tenemos instalaciones de autos exonerados de impuestos para ministros y parlamentarios. Sin embargo, imponemos un tributo del 40 % de IVA a productos esenciales para la higiene menstrual.

No solamente se debería desestimar el tributo, exijo subsidios para estos productos, para que sean asequibles a la mayoría de mujeres.

Diferentes sectores también tomaron las calles en protesta. En este video, se ve un grupo de universitarios que protesta por el aumento y forma una cadena humana en la zona Shahbag de Daca:

La médica bangladesí Sakia Haque, que recorrió los 64 distritos del país para hablar sobre salud reproductiva e higiene con colegialas, comentó sobre el tema:

সারা দেশে যে বলে আসলাম,মিন্সট্রেশনের সময় স্যানিটারি প্যাড ইউজ করবা, unhygienic কাপড় না।।
এখন কিভাবে মুখ দেখাব?
যাদের মাসে আয় ২০০০-৩০০০টাকা, তাদের কাছে আগেই প্যাড কিনা বিলাসিতা ছিল! আর এখন? […]

[En mis viajes] solicité que todas las niñas debían usar toallas sanitaras desechables en vez de telas antihigiénicas durante la menstruación. ¿Qué puedo decirles ahora?

Para quienes ganan apenas entre 2000 y 3000 takas bangladesíes (25 y 38 dólares) al mes, las toallas desechables son un lujo. ¿Y ahora?

En un sitio web feminista llamado Nari (Mujeres), Puspita Mondol contó la historia de una visita a una amiga de la niñez en la zona de Ashulia, cerca de la capital, Daca:

২০০৯ সালের কথা। আশুলিয়ায় গেলাম ছোটবেলার বান্ধবীর বাসায়। ও আর ওর বর হামিম গার্মেন্টসে জব করতো। আমার পিরিয়ডের ডেইট মনে ছিলো না এবং হঠ্যাৎ পিরিয়ড হয়। কিন্তু ওর কাছে প্যাড নেই, সেপ্যাড ইউজ করে না। আমরা দু'জন ওর বাসা থেকে বের হয়ে রাস্তায় গেলাম। ছোটো ছোটো বেশ কয়টা ফার্মেসী পেলাম। কিন্তু কোথাও কোন প্যাড নেই। বলে কেউ কিনে না, তাই রাখি না। আমি এতো অবাক হয়েছিলাম! এতো এতো মেয়ে কাজ করে এখানকার গার্মেন্টসগুলোতে আর কেউ প্যাড ব্যবহার করে না! কারণ কী? কতো আর বেতন পায় যারা গার্মেন্টেসে কাজ করে?

Mi amiga trabajaba en un fábrica de ropa junton con su esposo. Me di cuenta de que era el momento de mi periodo y de que no tenía toallas sanitarias. Le pregunté y me dijo que no usa toallas sanitarias (desechables). Así que fuimos a comprar. Por lo general, están disponibles en las farmacias. Fui a varias farmacias, y no tenían toallas sanitarias en sus repisas. Los vendedores me dijeron que no deben el producto en las repisada pues (casi) nadie compra. Me sorprendió mucho pues  es una zona industrial donde trabajan muchas mujeres. ¡Nadie usa toallas (descartables)! Tal vez por su alto precio, estos trabajadores no pueden pagarlas y quieren ahorrar dinero.

Parte del desafío de hacer que los productos femeninos sean accesibles es cambiar las normas culturales. Para que las mujeres puedan ejercer su derecho a suministros asequibles para estar sanas, la menstruación debe considerarse natural y normal. En un editorial publicado en Daily Prothom Alo, Mohammad Syed Bin Abdullah, estudiante de Derecho de la Universidad de Daca, dijo que se necesita un movimiento para dar a conocer a la población para que el Gobierno mantenga bajo el costo de los suministros, de manera que los productos de higiene femenina sean finalmente asequibles para todas las mujeres de Bangladesh.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.