¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Refugiado iraní-kurdo Behrouz Boochani libre al fin de campo de detención australiano

Behrouz Boochani

Behrouz Boochani – imagen en Wikimedia de Hoda Afshar (CC BY-SA 4.0).

El galardonado periodista y escritor Behrouz Boochani, más conocido por su relato de primera mano de las condiciones en instalaciones de detención australianas, está libre. Los seguidores se alegraron con la noticia de que el refugiado iraní-kurdo haya llegado a Nueva Zelanda.

Boochani solicitó asilo en Australia en 2013 y estuvo retenido en un centro de detención en Papúa Nueva Guinea durante más de seis, primero en la isla Manus y luego en Port Moresby como parte de un acuerdo entre ambos países.

Como invitado a un festival de escritores en Nueva Zelanda, Boochani tiene una visa de un mes y puede solicitar asilo ahí. Aunque ha sido aceptado como parte de un ‘polémico’ acuerdo de reasentamiento con Estados Unidos, le preocupa que los avances son lentos y ha dicho que no confía plenamente en el proceso.

El tuit que Boochani publicó a su llegada a Nueva Zelanda tuvo más de 16 000 me gusta de la noche a la mañana:

Acabo de llegar a Nueva Zelanda. Qué emocionante es tener libertad después de más de seis años. Me han invitado al Festival Mundial en Christchurch y participaré en una actividad aquí. Gracias a todos los amigos que hicieron que esto ocurriera.

Estas respuestas fueron típicas en reacción a su tuit:

Nueva Zelanda te va a cuidar. Me avergüenza que Australia no solamente no te haya cuidado sino que te mantuvo en un centro de detención, contra nuestras obligaciones de derechos humanos. Y durante seis años. Y se lo siguen haciendo a otros.

Espero que ahora encuentres paz.
🙏

Behrouz, esta es la mejor noticia que he tenido desde hace semanas.
Confío en que encuentres paz y felicidad en Nueva Zelanda.
Ojalá rescaten pronto a tus amigos que siguen en Papúa Nueva Guinea.
Todos merecen un futuro a salvo, lejos de la tortura que han soportado.
Buena suerte. 🙏🏼

Qué contenta [estoy]. Siento profunda pena y vergüenza por cómo te ha tratado nuestro país –y gracias por tu coraje y dignidad. Espero seguir tu contribución adicional. Ahora –debemos trabajar por otros en Manus.

Para 2019, la mayoría de refugiados que seguían en la isla Manus, que se dice llegan a 200, fueron trasladados a la capital de Papúa Nueva Guinea, Port Moresby. De otro lado, 46 hombres que se ha descubierto que son “no refugiados” están retenidos en una detención-prisión en Bomana. Aparentemente, su destino está en manos del Gobierno de Papúa Nueva Guinea.

Aunque es difícil determinar números exactos, aproximadamente 500 refugiados –muchos en esa situación desde 2013– siguen en la República de Nauru como parte de la política de procesamiento en el extranjero de Australia.

En una entrevista con Fred Petrossian, colaborador de Global Voices, en agosto de 2019, Boochani describió algunos efectos de la detención indefinida:

El tiempo es lo más importante para describir este sistema. Las personas que son enviadas a prisión saben la duración de su condena, pero nosotros no, y no sabemos cuándo podemos irnos de este lugar. Esto crea una verdadera tortura mental.

El Gobierno australiano ha rechazado repetidamente las ofertas del Gobierno de Nueva Zelanda de llevar a algunos refugiados de Manus y Nauru, sostienen que eso crearía una entrada subrepticia para llegadas de botes; a esos refugiados se les impide instalarse en Australia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.