Cronología del segundo mes de golpe militar y terror en Myanmar

“Apoyamos completamente al CRPH”.
El Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw es un órgano creado por los destituidos diputados y otros ciudadanos preocupados como oposición al consejo de gobierno de la junta. Foto del autor

Este artículo apareció originalmente en Medium y fue escrito por un bloguero que desea permanecer en el anonimato. Se publica aquí una versión editada.

El régimen militar de Myanmar, liderado por el general en jefe Min Aung Hlaing, siguió utilizando su puño de hierro contra los manifestantes antigolpistas por segundo mes consecutivo, tras su toma de poder el 1 de febrero.

Hasta el 17 de marzo, las fuerzas de seguridad del autodenominado “consejo administrativo de Estado” habían matado a 217 personas y detenido a 1872. La población de Myanmar, incluidos los medios locales, suelen referirse al “consejo” como un régimen militar terrorista.

Las acciones de los soldados y la Policía del régimen fueron grabadas por civiles y difundidas en redes sociales por periodistas durante las dos primeras semanas de marzo.

Llevamos años documentando casos de servidumbre forzada y actos de tortura deshumanizados, que obligan a las personas a gatear como animales, en estados étnicos. Aquí parece que se ven ambas cosas… en la ciudad. Qué está pasando en Myanmar.

El 3 de marzo, el Ejército cometió atrocidades en la ciudad central de Monywa, donde murieron ocho personas. Imágenes de un dron [advertencia: imágenes gráficas] mostraban a soldados que se llevaban cadáveres por la calle.

Esa noche, los militares abrieron fuego al norte de Okkalapa, municipio de Rangún. Se informó del uso de metralletas y de la muerte de 20 personas durante el incidente. Las imágenes [advertencia: imágenes gráficas] mostraban a un hombre detenido a quien disparaban por la espalda y se arrastraban por la calle. Otra [advertencia: imágenes gráficas] mostraba a soldados golpeando a voluntarios médicos.

El 3 de marzo, murieron 38 personas en seis ciudades. Además, las imágenes mostraban a soldados disparando a las casas. Un video de Mandalay mostró a la Policía golpeando a un manifestante detenido. Por la noche, el Ejército tomó por asalto la sede de una funeraria conocida por sus servicios gratuitos.

El 6 de marzo, se grabó en video a la policía antidisturbios que atacaba violentamente una tienda cerrada en Rangún y sacaba a rastras a las personas.

Además, manifestantes heridos murieron durante la detención. En la noche del 6 de marzo, un miembro musulmán del antiguo partido gobernante, Liga Nacional para la Democracia (LND), fue detenido por los militares; murió durante su detención la mañana siguiente. Otro video [advertencia: imágenes gráficas] del 7 de marzo mostraba como la policía antidisturbios agredía y arrastraba a un manifestante detenido por las calles de Mandalay.

A partir del 7 de marzo, las fuerzas militares empezaron a ocupar espacios civiles como hospitales y universidades en distintas ciudades como Rangún, Loikaw, Mandalay, Pathein, Pyay, Lashio y Muse. Los civiles que trataron de oponerse a la ocupación fueron atacados.

Terroristas ocupan los hospitales. Organización Mundial de la Salud, ¿están viendo? La junta terrorista está haciendo cosas no permitidas ni siquiera en zonas de guerra.

El 7 de marzo, los militares abrieron fuego y lanzaron granadas en las calles de Rangún para infundir terror. Sin embargo, lejos de tener miedo, los ciudadanos respondieron con burlas a los militares, algunos gritaron “¡Feliz Año Nuevo!” desde su casa tras cada disparo o granada, mientras otros encendían petardos. Otros videos difundidos en redes sociales incluían a personas enfadadas e insultando a una familia de militares, después de que los soldados lanzaron accidentalmente gas lacrimógeno a su casa, y la respuesta grabada de una mujer cuando los militares dispararon a su casa con una honda mientras cantaba oraciones budistas.

Feliz Año Nuevo: Los civiles de Myanmar se burlan de los disparos nocturnos gritando “¡Feliz Año Nuevo!”. Según el calendario tradicional, el año nuevo en Myanmar llega en abril. Salven a Myanmar. Qué está pasando en Myanmar.

8-14 marzo: aumento alarmante del número de muertos

El número de manifestantes muertos alcanzó los 58 a principios de la segunda semana de marzo.

El 8 de marzo, muchas ciudades se sumaron a las protestas en el marco del Día Internacional de la Mujer, y las mujeres agitaron sus sarongs como banderas.

En la noche del 8 de marzo, muchos manifestantes de un barrio de San Chaung quedaron atrapados ya que los soldados rodeaban la zona. Los manifestantes se escondieron en las casas de los vecinos. En respuesta a esto, personas de otros municipios de Rangún salieron por la noche a manifestar, desafiando las órdenes de toque de queda: se detuvo a unas 30 personas.

Además, siempre ese mismo día, el régimen militar revocó la licencia de cinco medios independientes que operaban en Myanmar, y los soldados allanaron las oficinas desiertas de Myanmar Now y, al día siguiente, las de Mizzima y Kamayut Media. Aunque el equipo de Mizzima ya estaba escondido, fueron detenidos el director y otros miembros del equipo de Kamayut Media; luego desapareció también su página de Facebook.

También hubo casos en que policías antidisturbios atacaron locales religiosos. El 8 de marzo, lanzaron gases lacrimógenos al interior de un monasterio de Rangún que intentaba esconder a algunos manifestantes. Al día siguiente, hubo imágenes que mostraban a soldados tratando de irrumpir en una mezquita.

El 9 de marzo, a la una de la madrugada, los soldados asaltaron una escuela de formación profesional en Rangún llamada Su y detuvieron a un miembro de la LND que dirigía la escuela; murió ese día. Según su familia, tenía signos de graves torturas en el cuerpo. Ese mismo día, manifestantes de la ciudad de Myeik que habían sido detenidos por la mañana, fueron puestos en libertad tras haber sufrido torturas durante la detención [advertencia: imágenes gráficas].

El 10 de marzo, las fuerzas militares ocuparon las instalaciones y los locales del personal ferroviario de Rangún, desalojaron por la fuerza a unos mil funcionarios civiles y sus familias que estaban en huelga. En los días siguientes, hubo desalojos similares en otras ciudades, como Yay Nan Chaung, Hakha, Taunggyi, Thaton y Naung Cho.

El 11 de marzo, las fuerzas militares llevaron por primera vez una sangrienta represión a una pequeña ciudad del centro de Myanmar, Myaing, donde mataron a siete personas.

El 12 de marzo, se convocó a la gente a protestar durante la noche para la llamada protesta 12321, en referencia a la fecha, 12-3-21. Muchas ciudades se sumaron a la protesta.

Un video [advertencia: imágenes gráficas] mostró a soldados que golpeaban a tres hombres detenidos durante la represión de medianoche en el municipio de Thaketa, Rangún. En respuesta a esas detenciones, más personas salieron a rodear la estación policial donde murieron dos personas por disparos.

El 13 de marzo, cuatro manifestantes murieron en una represión en Mandalay. En Rangún, imágenes mostraron a soldados persiguiendo a los manifestantes en el barrio de Tamwe:

Las fuerzas de seguridad de Myanmar golpean a menores de edad en la calle 49 de Mya Yee Nandar Housing, Mandalay, hoy por la tarde. Qué está pasando en Myanmar. Golpe el 12 de marzo.

Entre el 11 y el 13 de marzo, mataron a 30 personas en ocho ciudades.

El 14 de marzo, las fuerzas de seguridad atacaron a una gran concentración de manifestantes en el municipio de Hlaing Thar Yar, Rangún, donde viven muchos trabajadores de fábrica, en su mayoría inmigrantes locales.

Además, dos fábricas chinas fueron incendiadas durante los enfrentamientos.

Solo durante ese día, el hospital local informó de 34 cadáveres. El número de muertos siguió aumentando en los días siguientes.

Las fuerzas del régimen utilizaron la violencia en 10 municipios de Rangún. Al final de la segunda semana de marzo, el domingo 15, el número de muertos había alcanzado los 74, el día más sangriento desde el golpe. Solo durante la segunda semana de marzo, murieron unas 120 personas.

Durante la noche del 15 de marzo, el régimen declaró la ley marcial en los municipios de Hlaing Thar Yar y Shwe Pyi Thar.

Ley marcial y censura de información

El 15 de marzo, la ley marcial se extendió a otros cuatro municipios de Rangún. El consejo militar ordenó el bloqueo de internet móvil en todo el país. Hasta el 28 de marzo no se había restablecido.

Los soldados del régimen siguieron con sus operaciones en el entonces ocupado municipio de Hlaing Thar Yar entre el apagón de internet y la censura de información. Varios trabajadores migrantes huyeron del municipio y la mayoría regresó a sus ciudades de origen.

Hlaing Thar Yar, Myanmar.

Ayer se vivieron escenas terribles en Hlaing Thar Yar. Cuando la gente fue a ayudar a los heridos, también les dispararon las fuerzas de la Junta del Consejo Administrativo de Estado.

Se informó que había 20 muertos más, incluidos transeúntes que no protestaban, en ocho ciudades el 15 de marzo.

Aquí hay algunas pruebas de cómo los grupos terroristas, los militares de Myanmar, de Min Aung Hlaing queman las propiedades de las personas, barricadas y prenden fuego a la carretera. En los últimos años han quemado aldeas en zonas étnicas. Ahora están cometiendo las mismas atrocidades.

El 17 de marzo, Policía y Ejército trataron de retirar las barricadas de protesta en las calles de Rangún y amenazaron con disparar a los ciudadanos si no retiraban las barricadas.

Movimiento antigolpista no muestra signos de desaceleración

A pesar del uso letal de la fuerza y del terror por parte del régimen, las protestas no disminuyeron en todo el país en marzo. Además de las protestas diarias, las personas también salieron a la calle durante la noche o a primeras horas de la mañana, u organizaron reuniones de oración en las ciudades. Además, cientos de personas asistieron a los funerales de los muertos a manos de militares.

La gente del municipio de Taze, región de Sagaing, que no aceptó a la dictadura militar, siguió su huelga colectiva el 15 de marzo, a pesar de que la violencia militar mató ayer a más de 70 personas.

15.3.2021 Las manifestaciones del grupo de ingenieros de Mandalay concluyeron con éxito.

Grupo de ingenieros de Mandalay se reunió y cantó durante media hora, permaneció en silencio durante tres minutos para rendir homenaje a los manifestantes fallecidos, marchó con motos y [la acción] terminó con éxito.

El 4 de marzo, el Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw, creado por los diputados destituidos, suspendió el pago de los impuestos de los ciudadanos para frenar el volumen de ingresos hacia los militares. El 18 de marzo, el comité pospuso el cobro de las facturas de electricidad y agua hasta nuevo aviso.

Además cobró fuerza un pequeño grupo de policías que desertaron para unirse al movimiento de desobediencia civil desde principios de marzo. Durante la segunda semana, 880 policías habían denunciado y desertado del consejo militar. Más de 400 personas, principalmente familiares de policías, también habían huido a India hasta el 12 de marzo.

En todas las ciudades se organizaron campañas generalizadas de castigo social a las familias de los militares y partidarios del régimen militar, y algunas funerarias se negaron a prestar servicio a las familias de los militares.

Esperanzas para la unión federal

Aunque muchos siguen esperando que Naciones Unidas invoque el principio de Responsabilidad de Proteger (R2P) para llevar a cabo una intervención, hay también señales de esperanza de formar un ejército federal unido formado por organizaciones étnicas armadas en Myanmar contra los militares como enemigo común.

Myanmar es un país de mayoría budista bamar, más de 135 identidades étnicas viven en el país. Junto a los bamar, hay otros grandes grupos étnicos como kachin, kayan, karen, karenni, chin, mon, rakhine y shan, cuya mayoría ha formado sus propias organizaciones armadas durante décadas de guerra civil que luchan por el autogobierno o el federalismo contra el gobierno militar de los bamar.

Las generaciones de dirigentes militares de Myanmar han traído represión y atrocidades para las personas de etnia no bamar que viven en Myanmar, incluido la que podría considerarse como genocidio contra los rohinyás.

La Constitución de 2008, redactada por los militares, no otorga condición federal a ningún estado étnico. Incluso durante la breve transición política de la última década, el Parlamento, o Hluttaw, estuvo dominado en gran medida por los principales partidos dirigidos por los bamar, como la LND y el Partido de la Unión, Solidaridad y Desarrollo, respaldado por los militares.

Desde que comenzó la violenta represión en marzo, las organizaciones étnicas armadas del estado de Kayan han jurado proteger de las fuerzas del régimen a los manifestantes en sus regiones.

Asimismo, otra importante organización armada, la Unión Nacional Karen, ha intervenido para proteger y hasta apoyar a los manifestantes en los territorios que controlan y en otras ciudades.

El 5 de marzo, el Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw anunció que sus objetivos estaban en línea con la visión de la gente étnica, en concreto abrogar la constitución de 2008 y formar una democracia federal.

Objetivos políticos del Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw:
1. Acabar con la dictadura militar.
2. Poner en libertad a U Win Myint, Daw Aung San Suu Kyi y a todos los presos.
3. Conseguir la democracia.
4. Derogar la Constitución de 2008 y redactar una nueva basada en el federalismo. Apoya al comité. Rechaza al golpe militar en Mynamar.

El mismo día, también la Unión Nacional Karen emitió una declaración de apoyo al movimiento de desobediencia civil y compartió los mismos objetivos, en concreto acabar con la dictadura militar.

El 9 de marzo, el Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw nombró a un vicepresidente temporal de étnia karen.

Otra organización armada, el Ejército de Independencia de Kachin advirtió que no se quedaría de brazos cruzados si continuaban las atrocidades. En marzo, reanudó sus enfrentamientos militares contra el Tatmadaw (fuerzas armadas de Myanmar) en marzo. Los aldeanos de los pueblos cercanos a la zona de los combates han dejado sus hogares para escapar de ellos.

El 17 de marzo, el Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw declaró que revocaría la decisión de los gobiernos anteriores de designar a todas las organizaciones étnicas armadas como terroristas u organizaciones ilegales.

Hasta el 19 de marzo, unas mil personas se habían refugiados en áreas controladas por la Unión Nacional Karen, incluidos líderes de las protestas, funcionarios del movimiento de desobediencia civil, soldados y policías que renunciaron a sus puestos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.