La atalaya en la montaña de las lenguas indígenas de Daguestán

Magomed Magomedov, Avzag

Magomed Magomedov (segundo a la izquierda), creador del portal Avzag, con amigos y colaboradores. Foto cedida de Magomed Magomedov.

Magomed Magomedov es un activista de la lengua kaitag de la república rusa de Daguestán y creador de un portal único, Avzag (“avzag”significa “lengua”en osetio), dedicado a las lenguas caucásicas indígenas. El portal cuenta con muestras de las extrañas fonologías de las lenguas caucásicas, desglosa sus complicadas gramáticas y brinda una base para la traducción directa entre ellas sin el uso de lenguas intermediarias.  

Daguestán, situada en el mar Caspio en el norte del Cáucaso, es un territorio altamente multilingüe, donde tradicionalmente viven más de 30 grupos étnicos y se habñan más de 40 dialectos. Hace apenas 20 años, el multilingüismo estaba muy extendido entre la población de Daguestán. La gente hablaba normalmente tres o cuatro idiomas: su lengua materna, ruso, otra lengua local popular y la lengua de un grupo étnico vecino.

A pesar de la migración acelerada de las remotas aldeas montañosas y los continuos cambios de idioma, en Daguestán el nivel de transmisión de la lengua entre sus grupos étnicos es muy alto. Al mismo tiempo, los idiomas locales carecen de apoyo institucional y apenas tienen presencia en el mundo digital. Aunque la lengua estándar darguin se usa en la educación y en los medios locales, la lengua kaitag y otras variedades locales tienen menos reconocimiento.

Artyom Malykh habló con Magomed Magomedov de su trabajo. A continuación un resumen de la entrevista.

Artyom Malykh (AM): ¿Cuál es tu formación personal? ¿Cuentamos cómo un técnico informático descubrió la lingüística? ¿Qué te inspiró? 

Magomed Magomedov (MM): I am just an ordinary guy; there is nothing especially notable about my background. I finished school in Dagestan, then left for university in Russia, like many other young people from my region. The change of environment when you leave your home at a young age and face the big world triggers many questions about self-identity and awakens interest in one's intellectual property, and language is a huge part of both.

Magomed Magomedov (MM): Solo soy alguien normal; no hay nada especialmente notable en mi experiencia. Terminé la escuela en Daguestán y luego me fui a la universidad en Rusia, como muchos otros jóvenes de mi región. El cambio de entorno cuando dejas tu hogar a una edad temprana y te enfrentas al gran mundo genera muchas preguntas sobre la identidad personal y despierta el interés en la propiedad intelectual de uno, y el idioma es una gran parte de ambos.

AM: ¿La gente sigue usando el idioma en la comunicación informal? ¿Los jóvenes hablan kaitag entre ellos y se enseña en las escuelas?

MM: Our mountainous villages used to be strong bastions of native languages where parents were sending their kids to their grandparents on summer holidays for language acquisition. And even if a child did not start to speak over those few months, it often was enough to establish a foundation by retaining the language in the child’s mind in a somewhat “packaged” state. This is how it was with me, and this “package” from my grandparents, which I had not opened in a decade, helped me a lot to reestablish the precious knowledge. However, now even in the villages, the young generation is overwhelmingly Russified. The informational landscape, the cartoons, and other modern forms of media popular among the youth are all in either Russian or English.

Another big problem is the ongoing mass migration into other parts of Russia due to the dire economic situation in the rural mountainous areas. There are many other dimensions to this problem, but one of the most significant is the complete absence of formal education in native tongues in our schools. The literary Dargwa is actually being taught a couple of hours a week in our schools. But here is the catch: it is mostly mutually non-intelligible with our local Kaitag variety, which results in people neither picking up Dargwa nor strengthening their knowledge of their mother tongue, ultimately resulting in the loss of both. And I can’t stress this enough—we don’t need two-three hours of lessons a week, we need at the very least a full 11-year primary school education in our local languages.

MM: Nuestras aldeas de montaña eran sólidos baluartes de las lenguas nativas donde los padres enviaban a sus hijos con sus abuelos en las vacaciones de verano para que aprendieran el idioma. Y si un niño no comenzaba a hablar en esos meses, bastaba para establecer una base para retener la lengua en la mente del niño en un estado un tanto “envasado”. Así fue conmigo, y este “envase” de mis abuelos, que no había abierto en una década, me ayudó mucho a restablecer el valioso conocimiento. Sin embargo, ahora incluso en las aldeas, una abrumadora mayoría de los jóvenes está rusificada. El panorama informativo, los dibujos animados y otras formas modernas de los medios populares entre los jóvenes están todos en ruso o en inglés.

Otro gran problema es la migración masiva actual hacia otras partes de Rusia por la terrible situación económica en las zonas rurales de montaña. Hay muchos aspectos relacionados con este problema, pero uno de los más significativos es la ausencia total de educación formal en lenguas nativas en nuestras escuelas. En realidad, el dargva literario se enseña un par de horas por semana en nuestras escuelas. Pero aquí está la trampa: la mayoría de las veces es mutuamente incomprensible con nuestra variedad local de kaitag, lo que hace que las personas no aprendan dargva ni refuercen el conocimiento de su lengua materna, que resulta en la pérdida de ambos. Y no puedo enfatizar esto lo suficiente: no necesitamos dos o tres horas de lecciones a la semana, necesitamos al menos una educación primaria completa de 11 años en nuestros idiomas locales.

AM: ¿Qué sucede con la representación digital de las lenguas de Daguestán? ¿La situación es diferente con los lenguas “mayoritarias” como avar, dargva, cumuco y por las “minoritarias” como agul, kaitag, tsajur?

MM: The digital representation of our languages is quite weak. The big literary languages have some simple dictionaries and corpora. However, as a result of Soviet politics, no such things were created for the smaller languages. Because why would you want a dictionary for, say, Kaitag, if there's a dictionary for Dargwa, which theoretically should cover Kaitag since they are the same language? In reality, while being closely related, they are quite different, and both of them need proper digital infrastructure. There is a strong need for new content like videos or articles that would be in demand among the youth. After all, if we don’t create content in our languages, who is going to do that?

MM: La representación digital de nuestros idiomas es bastante débil. Los grandes idiomas literarios tienen algunos diccionarios y corpus sencillos. Sin embargo, como resultado de la política soviética, no se crearon para los idiomas pequeños. ¿Por qué querrías un diccionario para, digamos, kaitag, si hay un diccionario para dargva, que teóricamente debería cubrir kaitag ya que son el mismo idioma? En realidad, aunque están estrechamente relacionados, son bastante diferentes y ambos necesitan una infraestructura digital adecuada. Existe una gran necesidad de contenido nuevo, como videos o artículos, que tendrían una gran demanda entre los jóvenes. Después de todo, si no creamos contenido en nuestros idiomas, ¿quién lo hará?

AM: A pesar del nivel relativamente alto de preservación del idioma dentro de la comunidad, los idiomas daguestaníes son relativamente débiles en términos de infraestructura digital. ¿Por qué?

MM: It might be due to the perception that our languages are only fit for small talks in a kitchen or on a farm. There is a stereotype that for anything more serious or technological, you absolutely have to use Russian because our languages lack the necessary terminology for expressing the phenomena of the modern world. And I would say this is a sort of “cultural cringe.” These are just excuses, as neither English nor Russian nor pretty much any other language had those terms up to a certain point in their development. Sure, we are a bit behind, but a persistent and energetic push can give us the required momentum.

MM: Puede deberse a la percepción de que nuestros idiomas solo son aptos para pequeñas charlas en una cocina o una granja. Existe el estereotipo de que, para cualquier cosa más seria o tecnológica, es absolutamente necesario utilizar el ruso porque nuestros idiomas carecen de la terminología necesaria para expresar los fenómenos del mundo moderno. Y yo diría que esto es una especie de “vergüenza cultural”. Estas son solo excusas, ya que ni el inglés ni el ruso ni prácticamente ningún otro idioma tenían esos términos hasta cierto punto en desarrollo. Claro, estamos un poco atrasados, pero un empujón continuo y enérgico puede darnos el impulso necesario.

AM: ¿Cómo se te ocurrió la idea del portal Avzag?

MM: Around 1.5 years ago, I started to read existing linguistics papers about my language. As I was trying to learn it, I wanted to apply the knowledge I gained. Because I am a software engineer, an obvious choice was to build an application. And because I am not a linguist, I took the sounds of the language as the simplest thing I could grasp. So the very first demo was an unsophisticated sort of alphabet where you could listen to examples of pronunciation for every letter.

MM: Hace aproximadamente un año y medio, comencé a leer los artículos de lingüística que había sobre mi idioma. Mientras intentaba aprenderlo, quise aplicar el conocimiento que iba adquiriendo. Como soy ingeniero de software, una elección obvia fue crear una aplicación. Y como no soy lingüista, tomé los sonidos del idioma más simples que pude comprender. Así que la primera demostración fue una especia de alfabeto poco sofisticado en el que se podían escuchar ejemplos de pronunciación de cada letra.

AM: ¿Cuál fue la parte más difícil en la creación del portal Avzag?

MM: There are two dimensions to this project: the application and the language contents. The first one, while not easy, I can do myself. This part contributes to my motivation because I truly enjoy the process of engineering which allows me to significantly develop my technical skills. The most important part, however, is the language content, and it is not easy to find people who would have some language expertise and willingness to work with the app's editing tools. The older generation usually has the former, the younger one, the latter, and it isn’t often that someone has both. And given that the project is a non-profit one, a great amount of enthusiasm is needed.

MM: Este proyecto tiene dos partes: la aplicación y los contenidos del idioma. El primero, aunque no es fácil, puedo hacerlo yo mismo, y me motiva, porque realmente disfruto del proceso de ingeniería que me permite desarrollar de modo significativo mis habilidades técnicas. Sin embargo, la parte más importante es el contenido del idioma, y ​​no es fácil encontrar personas que tengan algo de experiencia en idiomas y estén dispuestas a trabajar con las herramientas de edición de la aplicación. La generación mayor suele tener la primera, lo más jóvenes, lo segundo, y ​​poca veces alguien tiene ambas. Y dado que el proyecto es sin ánimo de lucro, se necesita mucho entusiasmo.

AM: ¿En qué tecnologías se basa Avzag?

MM: Avzag uses simple web-frontend technologies, nothing groundbreaking. In a way, the app is just a tool for conveniently presenting the language contents, an interactive Wikipedia page, if you will. There is a simple text converter tool, and right now that is it when it comes to input data processing.

In the not-so-distant future, I plan to work on some more advanced analysis tools. I do not consider this to be a technically advanced project, but it’s something that I have always wanted to build, given how underwhelmed I was with some of the existing applications. Maybe they were good at the time of their creation, but I am not so sure about their functionality and user experience today. Maybe my app will feel as dated in five years, but that's progress for you. So, it is not really about using the most cutting-edge algorithms and tools, but rather about pushing the quality bar. And I believe we have succeeded. All the code and all the language contents are available in my public repository on GitHub. So I invite others to compete and collaborate because this is how we can create better solutions.

MM: Avzag utiliza tecnologías sencillas de interfaz web, nada innovador. En cierto modo, la aplicación es solo una herramienta para presentar cómodamente los contenidos del idioma, una página interactiva de Wikipedia, si se quiere.

Existe una herramienta de conversión de texto simple y en estos momentos eso es todo en cuanto al procesamiento de datos de entrada. En un futuro no muy lejano, tengo en mente trabajar en algunas herramientas de análisis más avanzadas. No considero que esto sea un proyecto técnicamente avanzado, pero es algo que siempre he querido hacer, dado lo decepcionado que estaba con algunas de las aplicaciones existentes. Quizás eran buenas en el momento de su creación, pero no estoy tan seguro de su funcionalidad y experiencia de usuario en la actualidad. Tal vez mi aplicación sea anticuada dentro de cinco años, pero eso es un progreso para ti. Por lo tanto, no se trata realmente de utilizar los algoritmos y herramientas más innovadores, sino de impulsar la barra de calidad. Y creo que lo hemos logrado. Todo el código y todos los contenidos del idioma están disponibles en mi depósito público en GitHub. Por eso invito a otros a competir y colaborar, porque así es como podemos crear mejores soluciones.

AM: ¿El desafío es mayor al crear la traducción automática y el diccionario para los idiomas caucásicos comparados con los europeos por sus características gramaticales?

MM: We’ve managed to develop an interactive phrasebook and are filling it with content. So far, I cannot say our grammar makes the process any harder than it might have been with European languages. But what I can say is that our grammars are very beautiful and very different in their own unique way. Even I, a person without any linguistic education, constantly find amazing structures and ideas while getting familiar with Caucasian languages.

I think part of the reason why our people think that our languages are less “powerful” or less functional is that we are way too used to English or Russian, and we try to directly map the grammars and meanings from foreign languages onto ours. In other words, we have stopped thinking within the mental framework that the Caucasian languages provide to us, and it is such a waste on our part. Still, it’s never too late to restore one’s intellectual sovereignty.

MM: Hemos logrado desarrollar un manual de conversación interactivo y lo estamos llenando de contenido. Hasta ahora, no puedo decir que nuestra gramática haga el proceso más difícil de lo que podría haber sido con las lenguas europeas. Pero lo que puedo decir es que nuestras gramáticas son muy bonitas y diferentes a su manera. Incluso yo, sin ninguna educación lingüística, encuentro constantemente estructuras e ideas increíbles mientras me familiarizo con las lenguas caucásicas.

Creo que parte de la razón por la que nuestra gente piensa que nuestros idiomas son menos “poderosos” o menos funcionales es que estamos demasiado acostumbrados al inglés o al ruso, y tratamos de contrastar directamente las gramáticas y los significados de los idiomas extranjeros con los nuestros. En otras palabras, hemos dejado de pensar dentro del marco mental que nos brindan las lenguas caucásicas, y es un desperdicio por nuestra parte. Aun así, nunca es demasiado tarde para restaurar la propia soberanía intelectual.

AM: ¿Cómo consigues recursos del idioma para Avzag?

MM: It is all thanks to some highly enthusiastic people who care deeply about their languages. When I get to know someone who might be helpful, I tell them: look, this is what I am doing for my language, and if you think that your language can also benefit from it, you are welcome to use the system and I will be happy to help you. Although so far I have spent most of my time on the project building a strong technical foundation, now that I have it I need to start communicating about the project more, and hopefully, some local communities and language enthusiasts will find the work useful. Right now three people actively contribute their languages to the project, and I am sincerely grateful to them: Azamat Birmamit for Kabardian Circassian, Taimuraz Btemyraty for Iron Ossetian, and Abdurahim Kattir for Keren Aghul. Their company makes the work feel much less intimidating and much more fun.

MM: Todo es gracias a algunas personas muy entusiastas que se preocupan mucho por sus idiomas. Cuando conozco a alguien que podría ser útil, le digo: “Mira, esto es lo que estoy haciendo por mi idioma, y ​​si crees que tu idioma también puede beneficiarse, puedes usarlo y estaré encantado de ayudarte”. Aunque he pasado la mayor parte del tiempo en el proyecto construyendo una base técnica sólida, y ahora que la tengo, necesito comenzar a difundir más mi proyecto. Con suerte, algunas comunidades locales y entusiastas del idioma encontrarán el trabajo útil. En este momento, tres personas contribuyen activamente con sus idiomas al proyecto, y les estoy sinceramente agradecido: Azamat Birmamit para Kabardian Circassian, Taimuraz Btemyraty para Iron Osetian y Abdurahim Kattir para Keren Aghul. Su compañía hace que el trabajo se sienta mucho menos intimidante y más divertido.

AM: ¿Qué proyectos tienes para desarrollar Avzag?

MM: For the next couple of months, my main focus is to continue adding content to the phrasebook module. After that, I will start the active development phase of the dictionary module. And of course, I want to be more proactive about getting on board people who can help with other languages, especially with my own Dargin branch.

MM: En los próximos meses, mi objetivo principal es continuar agregando contenido al módulo del manual de conversación. Después, comenzaré la fase de desarrollo activo del módulo del diccionario.  Y, por supuesto, quiero ser más proactivo para incorporar a personas que puedan ayudar con otros idiomas, especialmente con mi propia familia lingüística dargin.

AM: ¿Qué futuro tiene el kaitag y los otros idiomas locales?

MM: I used to think that everything was lost, but now I believe that even a single passionate person with a cheerful attitude and the right tools can turn the tide of the battle. Most importantly, we have small but passionate local communities with individuals working hard to reclaim their intellectual sovereignty. And then—this is my part—we have technologies to facilitate our activities and explore innovative solutions. The future is exciting for those of us who aspire to use for good and multiply the intellectual assets provided by our languages and our culture.

MM: Pensaba que todo estaba perdido, pero ahora creo que incluso una sola persona apasionada, con una actitud alegre y las herramientas adecuadas puede cambiar el rumbo de la batalla. Lo más importante es que tenemos comunidades locales pequeñas pero apasionadas, con personas que trabajan arduamente para reclamar su soberanía intelectual. Y luego, esta es mi parte, tenemos tecnologías para facilitar nuestras actividades y explorar soluciones innovadoras. El futuro es apasionante para quenes aspiramos a utilizarlo por una buena causa y multiplicar los activos intelectuales que brindan nuestros idiomas y nuestra cultura.

Nota del editor: Como la entrevista se realizó el 8 de marzo, Magomed Magomedov quiso conmemorar a las víctimas de la deportación de los balkares en 1944. “Pedimos a Alá que perdone a las víctimas”, proclama.”Unutma, unutdurma, keçme”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.