¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Podría EEUU aprender algo de China?

¿En realidad podría la única, aunque cansada, superpotencia aprender algo de China? Esta es una pregunta que la revista Time planteó cuando el presidente Barack Obama comenzó su primera visita a China. El artículo dijo que este es un momento en que China ha ‘emergido como un dínamo de optimismo, experimentación y crecimiento’, mientras que la economía de EEUU se está yendo a pique. Este es un momento de humildad para EEUU.

El artículo ha identificado cinco lecciones de historias de éxito de China. Mientras tanto, Xu Ben (徐贲) y Tan Mintao (谭敏涛), académico y abogado chinos respectivamente, han escrito comentarios sobre estas lecciones en sus blogs:

#1 Sean ambiciosos

La revista Time destaca la inefectividad de EEUU en desarrollar y ejecutar proyectos ambiciosos. Citando a un consultor de negocios:

Una cosa clave que podemos aprender de China es fijarse metas, hacer planes y concentrarse en llevar el país hacia adelante como una nación. Estos hombres han tomado los antiguos planes quinquenales y les han dado un giro de 180 grados. En lugar de decidir qué fábrica recibe qué materias primas, qué productos se hacen, cómo se fijan sus precios y dónde se venden, su plan consiste ahora en ‘¿cómo construimos una industria de chip de silicón de clase mundial en cinco años? ¿Cómo nos convertimos en un jugador global de fabricación de autos?’

Xu Ben estuvo de acuerdo:

En Estados Unidos, todo el gasto de infraestructura pública  no puede ser coordinado por el gobierno central (federal). Tiene que ser aprobado por el Congreso o las asambleas locales, y no pueden ser controlados por el jefe local.

Tan Mintao destacó algunas posibles razones detrás de la eficiencia de China en implementar proyectos ambiciosos:

En China, son comunes las demoliciones forzadas. Los derechos de los ciudadanos se sacrifican ante las presiones administrativas. Me temo que esta mano dura vía el descuido de los derechos es impracticable para los estadounidenses, porque sus ciudadanos están protegidos por el imperio de la ley.

#2 Asuntos educativos

La segunda lección es el fuerte énfasis que el gobierno y las familias chinos ponen en la educación básica, crucial para la salud económica del país. Citando a William McCahill, ex subjefe de misión en la embajada de EEUU en Pekín:

Fundamentalmente, están entendiendo bien lo básico, particularmente en matemáticas y ciencias. Necesitamos hacer lo mismo. Sus niños están a menudo por delante de los nuestros.

El artículo también cita a Nick Reilly, un alto ejecutivo de General Motors en Shangai:

Todo empieza con el énfasis que ponen las familias en la importancia de la educación. Eso pone presión sobre el gobierno para que provea un sistema decente.

Xu Ben mencionó algunas dificultades prácticas para que EEUU mejore su sistema educativo:

La relación profesor-colegio se guía por contratos. Con la protección de la ley, nadie puede ordenar a los profesores que realicen sobretiempo no pagado. Por lo tanto, la prolongación del periodo escolar debe venir acompañada de un aumento en la compensación de los profesores, lo que significa un proceso de aumento de presupuesto y aprobación por todas las circunscripciones.

Mientras tanto, Tan Mintao señaló lo inconcluso de la figura:

La inversión de China en educación se centra en las grandes ciudades y en las universidades clave. Los colegios de primaria y secundaria rurales nunca reciben suficiente inversión, lo que los empuja al fondo de la pirámide educativa… Los que se preocupan por el desarrollo de China tienden a centrar su atención en las grandes ciudades, lo que es una imagen incompleta de China.

#3 Cuidado de los ancianos

Con una creciente población de adultos mayores, la tendencia en EEUU será más atención en casa y menos costosas residencias de ancianos. Acá, el artículo expone que EEUU puede aprender de China:

En China el contrato social ha sido sencillo durante siglos: los padres crían a los hijos; después los hijos cuidan a los padres cuando llegan a su vejez… Para millones de chinos pobres, esa es una carga así como una responsibilidad… Aun así, hay beneficios que equilibran la dificultad financiera: los abuelos cuidan de los hijos menores mientras mamá y papá trabajan; culturizan a la generación más joven con los valores de la familia y la nación; brindan un sentido de continuidad cultural que ayuda a unir a una sociedad.

Xu Ben parece discrepar:

La política de un solo hijo ha sido implementadas durante décadas. ¿Todavía hay ‘familias grandes’? El artículo dijo que los chinos consideran como una vergüenza mandar a los padres ancianos a una residencia… Si esto es cierto, ¿por qué seguimos viendo numerosos ancianos indefensos e ‘hijos parasitarios’ dependiendo del sueldo de sus padres?

Aunque Tan Mintao aprueba esta tradición china, señala que el débil sistema asistencial para los ancianos en China es ciertamente una preocupación para la mayoría de los chinos:

Aunque los chinos consideran que mandar a las personas mayores a residencias es una vergüenza, creo que esto es más un reflejo del frágil sistema asistencial para ancianos. Con un sistema de seguridad social efectivo aún por construir, la residencia para ancianos simplemente no es una opción confiable para las personas mayores.

#4 Más ahorro

Luego de la crisis financiera, hay un consenso de que EEUU necesita ahorrar más. Nuevamente en esto, China, una sociedad que ha practicado la prudencia financiera personal durante siglos, es un modelo para EEUU.

Xu Ben señala lo que los estadounidenses no logran reconocer:

Parece que los estadounidenses no saben por qué los chinos tienen tanto miedo a gastar dinero. Comparado con otros consumos, no pueden sino preocuparse por más necesidades básicas: vivienda, educación y salud. Los estadounideneses tampoco son conscientes de que hay chinos pródigos, que gastan un millón en comprar un mastín tibetano, o una flota de Mercedes, BMW y Audi para su propio uso.

Esto repite un punto expuesto por Tan Mintao:

Para el público en general, ahorrar mucho se debe a la falta de confianza en el modo de vida futuro.

#5 Mirar más allá del horizonte

La energía que los extranjeros sienten en China viene de una sensación que está anclada a algo más grande, reconoce el artículo. Esa confianza ha estado ausente en Estados Unidos después de la profunda recesión. Como lo pone un estadounidense que ha vivido en China:

China está luchando por convertirse en lo que todavía no es. Tiene movilidad social ascendente, conscientemente, declaradamente y —mientras su historial sigue fortaleciéndose— orgullosamente.

Citando el ejemplo del artículo de Time del hijo de una familia rural pobre que surgió para convertirse en un exitoso ingeniero de software en Shenzhen, Xu Bin dijo:

Ojalá que millones de niños rurales pobres tengan la misma oportunidad. Para ese momento, los estadounidenses ya no admirarán el ‘sueño norteamericano’, sino el ‘sueño chino’.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.