¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mensaje a un contrito elector, joven y progresista

Si eres demócrata, social demócrata, progresista, neoliberal, de izquierda o como decimos en mi tierra, caviar, probablemente no te guste este artículo. Si a pesar de esa advertencia sigues leyendo, vale, es un primer paso para salir de tu burbuja. Y eso es bueno.

Estos últimos días vengo leyendo por distintos medios, públicos y privados, lo horrible que va a ser el mundo ahora que las elecciones de ese país lejano, pero con injerencia en todo el mundo, las perdió la candidata favorita de esos medios y personas, y la ganó el candidato que es poco menos que el mal personificado. Ok, se que ese candidato no es ni lejanamente perfecto (que no crea en el calentamiento global me da mucho que pensar), pero ganó. Hasta donde se sabe, limpiamente. Y así funciona la democracia. Si no lo aceptas… bueno te toca revisar tus conceptos de democracia.

Puedes decirme que el sistema electoral de dicho país, tu país, es imperfecto, y que la gente en realidad quiere cambiarlo. Chévere, lucha por cambiarlo, pero ten en cuenta que cuando ganó el candidato de tus simpatías ni remotamente te quejaste del sistema electoral. Definitivamente creo que debes revisar tus conceptos de democracia. Y ya que estamos, no te vendría mal revisar el de alternancia. ¿Que por qué? bueno, ¿de verdad crees que está tan mal que la otra mitad del país tenga derecho a tener un gobernante de su preferencia? no, ¿no? porque te he oido despotricar contra “el enquistamiento en el poder” y no me gustaría que alguien te mande esa de “ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”.

14_april_2016_-_trump_nyc_protest

Protesta anti Trump en New York City, Abril 2016. FOTO: mal3k (CC BY 2.0).

Si has leido el tweet que he usado de epígrafe quizás ya me estés etiquetando como parte del segundo grupo, de los que se molestan por los que dicen cosas. No realmente, quizás más preocupado que molesto, y es que tu tendencia a proclamar el inminente apocalipsis que se avecina califica ya como desinformación, y vamos, pareces un chico serio, si mal no recuerdo estudias periodismo o ciencias políticas, entonces sabes de que te hablo. No deberías andar por ahí con tu tablet en la mano profetizando la llegada de los cuatro jinetes, por que hay algo que se llama profecía autocumplida, y esto se le parece un poco. Y no lo digo yo nomás, otros también lo dicen, mira *:

El sostenido desdén con el que desde el principio de la campaña la clase media cultural trató a Trump en las redes sociales creó su fortaleza. Esa actitud de superioridad banal manifestada en burlas e ironías terminó siendo la fuente de toda la energía comunicacional del empresario […] En el campeonato de burlas y parodias que se llevaron a cabo en apoyo de Hillary y que se multiplicaron por las redes sociales hasta el infinito, nunca consideraron preguntarse seriamente qué estaba encarnando para el electorado ese hombre rudimentario.

Entonces, y por si no lo entendiste, de alguna manera tu falta de comprensión del electorado de tu propio país te llevó a esta situación. Obviamente lo mismo, y más, para los que llevaron la campaña perdedora. Se pueden decir muchas cosas pero al final lo que vale, lo que importa, es ganar, no perder. Y perdiste. Si, sé que has recorrido el mundo, que has luchado por los desamparados allende los mares, que estás calificado, pero quizás te falta comprender tu propio entorno, quizás, como yo mismo alguna vez, te has dejado obnubilar por las luces de la gran ciudad y no has mirado eso que el brillo ciega ante tus ojos, lo que se esconde en los intersticios del camino, lo que hay donde las luces no llegan.

Y no fuiste tu solamente, tus medios también te fallaron, pues no vieron la realidad. Sea por convicción o conveniencia, la interpretación que hicieron de la realidad fue parcial, incompleta, errónea. Lee lo que dicen acá ** por ejemplo:

¿existió de verdad el “shock” que con tanta rimbombancia describían ayer los medios de comunicación de medio mundo? Quizás, sólo quizás, el “shock” afectó sólo a la mitad de los estadounidenses, puesto que la otra mitad votó, a sabiendas y probablemente con gusto, […] El periodismo, antaño uña y carne de la sociedad, está cada vez más desconectado de esa sociedad sobre la que informa. Y lo está porque sólo informa sobre la mitad de la sociedad, la mitad que a los periodistas les interesa. A la otra mitad la ignoran sistemáticamente.

Vale preguntarse por qué sucede esto, incluso en los bienintencionados. Yo creo, y no quiero ofenderte, que se trata de un asunto de clase. Como dicen acá ***:

La principal razón por la cual los medios de comunicación más importantes no parecen comprender las cuestiones de clase es precisamente que no hay diversidad socioeconómica en las redacciones. Pocas personas que crecieron rodeadas de pobreza terminan trabajando en las redacciones o publicando libros.

Pero bueno, no te deprimas. Al final verás que tu pretendido anticristo quizás no tenga realmente todo el poder necesario para desatar el infierno. Por que ¿recuerdas el balance de poderes, los pesos y contrapesos? Pues ahí siguen y seguirán. Y es que como lo dicen por acá **** con algo de humor:

las posibilidades de que Donald Trump le haga un siete al conjunto de derechos y libertades actual son escasas, por no decir nulas. Más allá, por supuesto, de retoques cosméticos y en el fondo intrascendentes […] EE.UU. también sobrevivirá a Donald Trump y al final de su mandato el país seguirá disfrutando de cifras de paro cercanas al pleno empleo, una renta per cápita muy superior a la española y la preeminencia cultural, económica, militar y científica sobre todos los demás países del planeta Tierra. Es decir los cuatro pilares sobre los que se sostienen los imperios.

Por lo menos, y este es un consuelo de tontos, no te las verás como los progresistas de mi país que no sé cómo van a conciliar el hecho de que el nuevo presidente, prácticamente de extrema derecha, vaya a anular el TPP y otros tratados que ellos vienen pidiendo se desconozcan desde hace tiempo. ¿Se lo agradecerán?

Si pues, la política tiene sus cosas raras, pero tómalo como una oportunidad, la de intentar ver las cosas sin las anteojeras de las teorías y la academia. Te toca pisar mierda como dicen. Pero verás que, como cualquier buena mierda, abonará muy bien tu cerebro y lo abrirá al mundo real. Buena suerte.

* – Artículo de Julián Gallo para La Nación, Argentina.
** – Artículo aparecido en marketingdirecto.com que no consigna autor, ni he podido determinar si es original o no. La primera parte de la cita a dicho artículo es a su vez una cita a Ferdinand Knauß en un artículo para Wirtschaftswoche.
*** – Artículo de Sarah Smarsh aparecido originalmente en The Guardian y traducido y publicado en español por eldiario.es.
**** – Artículo de Cristian Campos para El español.

Este artículo fue publicado anteriormente en Globalizado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.