¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Acabas de matarme”: Meme que desafía al Gobierno de Angola

Foto del grupo de música Os Nandako, al que se le atribuye la creación del meme “Acabas de matarme”. Imagen: Facebook Os Nandako, publicada con autorización.

“Acabas de matarme” es el desafío viral del momento en Angola. Los jóvenes publican imágenes donde fingen estar muertos y sepultados por diversos objetos: bloques de cemento, frigoríficos, hornos o armarios  –casi siempre acompañadas de referencias a los problemas sociales que afronta el país.

Las escenas hacen referencia a las lluvias torrenciales que han sacudido Angola desde finales del 2017. En la capital, Luanda, se han inundado más de 2.000 hogares y diez personas han muerto como consecuencia de los derrumbes.

Todo indica que los creadores del desafío del popular meme fueron Os Nandako, grupo de kuduro y afrohouse (el kuduro es un estilo musical angoleño influenciado por el rap estadounidense, el soca caribeño y la kizomba propia del país).

Pero la tendencia trascendió las lluvias torrenciales y se ha convertido en una forma de protesta contra el gobierno del Movimiento Popular por la Liberación de Angola (MPLA), en el poder desde 1979:

¡Acabas de matarme! Usted que pide que pague el impuesto de circulación, pero seguimos son tener haber carreteras en buen estado.

Acabas de matarme.

Acabas de matarme.
Esta fue una forma creativa de protestar contra el peor presupuesto aprobado por el Gobierno este mes… Mira cómo reaccionó el pueblo angoleño.

En Facebook, se difunde el siguiente mensaje con las imágenes. Hace referencia a las frustraciones de los angoleños, como que en el presupuesto general para el 2018 se destine más dinero a la seguridad y la defensa que a la salud y la educación:

ACABA DE ME MATAR
Acaba de me matar você que aprovou o OGE que vai piorar ou manter a vida dos jovens na desgraça.
Acaba de me matar você que na abundância só se preocupou com desvio do herário público.
Acaba de me matar você que se apoderou dos campos deixando os jovens sem espaço de prática de desporto.
Acaba de me matar você que só está preocupado comigo quando precisas do meu voto depois se esquece de mim.
Acaba de me matar você que não coloca medicamentos nos hospitais e quer punir os técnicos.
Acaba de me matar você que não consegue construir escolas, mas aparece todos os anos que dizendo que estamos a combater o analfabetismo.
Acaba de me matar você que se aproveita da Bíblia para explorar as pobres mamães que de tanto sofrimento mesmo sem fé procuram auxilio de Deus.
Acaba de me matar você que vem a televisão dizendo que os produtos baixaram de preços mas na verdade os preços continuam a subir.
Acaba de me matar você que não cria políticas de emprego mas continua a correr com as zungueiras.
Acaba de me matar você que aproveita da farda para extorquir bolso do taxista.
Acaba de me matar você que exige que eu pague a taxa de circulação mas não estradas em condições.
Acaba de me matar você que não pagar o meu dinheiro.
Acaba de me matar você que fez o KILAPI que compromete o futuro dos meus filhos e netos.

ACABAS DE MATARME
Acabas de matarme, tú que aprobaste el presupuesto general del Estado que empeorará o mantendrá en la miseria la vida de los jóvenes.
Acabas de matarme, tú que vives en la abundancia y solo te preocupas de malversar fondos públicos.
Acabas de matarme, tú que te apropiaste del campo sin dejar a los jóvenes un lugar para hacer deporte.
Acabas de matarme, tú que solamente te acuerdas de mí cuando necesitas mi voto y luego me olvidas.
Acabas de matarme, tú que no proporcionas medicamentos a los hospitales y quieres culpar al personal.
Acabas de matarme, tú que no logras construir escuelas y cada año dices que estamos combatiendo el analfabetismo.
Acabas de matarme, tú que te aprovechas de la Biblia para explotar a las madres pobres que sufren muchísimo e, incluso sin fe, buscan la ayuda de Dios.
Acabas de matarme, tú que apareces en televisión para decir que bajan los precios de los productos, pero la verdad es que siguen subiendo.
Acabas de matarme, tú que no creas políticas de empleo, pero sigues persiguiendo a los vendedores callejeros.
Acabas de matarme, tú que te aprovechas del uniforme para robar a los contribuyentes.
Acabas de matarme, tú que me pides que pague el impuesto de circulación pero sigues sin mantener las carreteras en buen estado.
Acabas de matarme, tú que no me pagas mi dinero.
Acabas de matarme, tú que generas deudas que ponen en peligro el futuro de mis hijos y nietos.

¿Qué fue exactamente lo que despertó el interés en el meme?

El 20 de febrero, Os Nandako lanzó la canción “Vanessa” en homenaje a una de las víctimas por las lluvias en Luanda. Para el lanzamiento, el grupo publicó fotografías donde salían tendidos en el suelo con bloques de cemento sobre el pecho para ilustrar la destrucción. Inesperadamente, otras personas comenzaron a hacer lo mismo:

Acabas de matarme, la nueva táctica que ha empezado a utilizar la juventud para protestar contra la difícil situación que vive el país, contra la crisis que devasta Angola.

Hubo gente que criticó el desafío. Algunos lo consideraron insignificante y afirmaron que hay “otras maneras” de hablar de los problemas sociales.

Para el artista angoleño Kiluanji Kia Henda, el desafío es más que una simple forma de protestar. También es una manera de actuar:

Depois de vários anos a trabalhar como artista plástico e, com um claro interesse por questões ligadas a história e a intervenção social, não poderia deixar de expressar a minha admiração e deslumbre, com a série de fotografias do desafio que se tornou viral nas redes sociais, “Acaba de me matar”. Mais do que um acutilante protesto contra a degradante condição da vida nos musseques em Luanda, “Acaba de me matar” é também um acto de performance que se enquadra perfeitamente nos pensamentos e criações, no tal de universo da arte contemporânea. Apesar da sua estética extremamente violenta, o que ilustra bem o desespero de muitos jovens, não podemos esquecer que nada é pior do que a violência na vida real. Por isso, a ficção será sempre um meio pacifico de reivindicação. Sem muita margem para duvidas, é dos protestos mais inteligentes que já vi alguma vez. Fico feliz que ainda haja criatividade (o que na verdade é o que mais abunda na periferia), para expressar a tamanha indignação que se vive hoje. Parabéns ao autor anônimo desta ideia! “Acaba de me matar”, acabou de me matar! Éué!!!

Después de años trabajando como artista e interesándome por los asuntos relacionados con la historia y la acción social, no puedo dejar de expresar mi admiración y asombro por la serie de fotografías en las redes sociales del desafío “Acabas de matarme”. Además de ser una protesta enérgica contra las condiciones de vida degradantes de los barrios pobres de Luanda, “Acabas de matarme” es también un acto que capta perfectamente nuestros pensamientos y creaciones en este universo del arte contemporáneo. A pesar de su estética extremadamente violenta, algo que ilustra perfectamente la desesperanza de muchos jóvenes, no podemos olvidarnos de que no hay nada peor que la violencia en la vida real. Por eso, la ficción es siempre un medio de reivindicación pacífico. Sin lugar a dudas, es una de las protestas más inteligentes que he visto. Me alegra que todavía haya creatividad (algo que, en verdad, abunda en la periferia) para expresar la gran indignación que se vive hoy en día.  ¡Enhorabuena al autor anónimo de esta idea! ¡“Acabas de matarme”! ¡¡¡Bravo!!!

Las lluvias

Cada año, las lluvias muestran la debilidad de las infraestructuras angoleñas. Este año, se han registrado puentes derrumbados y carreteras cortadas, e interrupciones en el funcionamiento de algunos servicios públicos, incluídas escuelas.

En Twitter, algunas imágenes muestran el estado de las carreteras tras las lluvias:

Las lluvias han matado a 47 personas desde septiembre en la provincia angoleña de Huambo. La presente temporada de lluvias ya ha provocado un total de 47 muertos y 38 heridos, solamente en la provincia de Huambo, desde septiembre del año pasado.

Los ciudadanos han criticado a las autoridades por culpar a los habitantes del desastre, tal como subraya Kambeu De Sousa Tomé:

Disseram que a culpa é dos cidadãos que constroem em áreas proibidas e desta forma impossibilitando a água fazer o seu percurso normal. No entanto só não disseram qual era o destino da água. Agora vamos aguardar a parte da nossa culpa na crise que assola o país.

Dijeron que la culpa es de los ciudadanos que construyeron en zonas prohibidas y obstaculizaron el curso natural del agua. Sin embargo, no dijeron cuál era el destino final del agua. Ahora no hay más que esperar a que nos echen la culpa de la crisis que asola el país.

Las lluvias de hoy ya se llevaron (por lo menos) a tres niños: uno por el derrumbe de una pared, y otros dos ahogados. Es tan fácil morir aquí y todavía hay gente a la que le molesta [la campaña] Acabas de matarme.

Es importante recalcar que el Gobierno angoleño no suele tolerar las críticas. Por ejemplo, el activista Rafael Marques fue acusado de  “injurias y desacato contra un organismo soberano” como resultado de una demanda presentada por el Poder Ejecutivo. El problema surgió debido a un artículo que escribió en 2016 dodne denunciaba un acuerdo presuntamente ilegal que iinvolucraba al ex fiscal general de la República.

Lo mismo ocurrió con los activistas conocidos como 15+2. Fueron detenidos en 2015 durante una reunión de un grupo de estudio que pretendía debatir sobre los métodos de protesta pacífica. Fueron condenados a penas de prisión de dos a ocho años por tentativa de golpe de estado. En 2016, las penas de los 17 activistas fueron sustituidas por arresto domiciliario por orden del Tribunal Supremo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.