¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿El escándalo de PetroCaribe podría ser el final del presidente haitiano Jovenel Moïse?

Protesta contra acusaciones de corrupción vinculadas al escándalo PetroCaribe en Haití. Foto de Medyalokal vía Wikimedia Commons: CC BY-SA 4.0..

El 31 de mayo de 2019, la Corte Superior de Auditores de Haití publicó un informe de más de 600 páginas como parte de una auditoría con respecto a los malos manejos de los fondos de PetroCaribe. El escándalo de corrupción en torno a PetroCaribe, programa regional de energía organizado por Venezuela con la intención de suministrar productos de petróleo a Haití con trato preferencial, fue el centro de violentas protestas que amenazaron con causar la caída del presidente Jovenel Moïse en febrero de 2019.

El presidente haitiano está vinculado con el plan de 3400 millones de dólares de PetroCaribe a través de su propia empresa, Agritrans, y ahora otra más —Betexs— que se han beneficiado de los contratos poco claros que caracterizan al escándalo.

Un informe concluyente

Con la publicación del informe, la Corte de Auditoría de Haití ha abierto una caja de Pandora que está sacando a la luz el alto nivel de corrupción y deterioro de los que se acusa al presidente Moïse y su partido, Tèt Kale:

Informe final de la Corte de Auditoría sobre Petrocaribe no da carta blanca a Jovenel Moïse. Agritrans, la empresa del presidente, aparece mencionada 69 veces en las 612 páginas del informe. Y los hallazgos no se ven bien para el Hombre Banana. Informe completo.

La gestión de Moïse puede asumir la responsabilidad, pero en realidad, anteriores gobiernos sucesivos han estado involucrados en la administración de fondos de PetroCaribe.

Captura de pantalla de la portada de la auditoría final de la Corte Superior de Auditores de Haití sobre los malos manejos de kis ingresos del país de PetroCaribe.

El programa PetroCaribe empezó en 2006 con el presidente René Préval, que suscribió el acuerdo. El control pasó al partido Tèt Kale cuando el presidente Michel Joseph Martelly asumió el poder en 2010. Luego el poder pasó a Jocelerme Privert, que actuó como presidente interino entre febrero de 2016 y febrero de 2017. Como Preval, el experimentado burócrata Privert, surgió en la política a través de los canales de Fanmi Lavalas, partido y movimiento político que alguna vez fue dominante. Aunque también han sido acusados de malversación de fondos de los dólares de PetroCaribe, la percepción del público es que el régimen de Tèt Kale ha llevado el desvío del dinero de PetroCaribe a niveles astronómicos.

Por ejemplo, el inflado costo de pintar el Teatro Rex, famoso cine de Puerto Príncipe, dice al respecto:

Ingenuamente pensaba que Youri Chevry, alcalde de Puerto Príncipe, fue quien había pintado la fachada del Rex para ocultar su fealdad, 😆 pero fue el partido Tèt Kale el que robó cinco millones de dólares. 😆 Las cosas que hacen por cinco milliones. 😆 ¿Cómo se puede explicar esa estafa y que el analista político Garry P. Paul Charles defienda esta inmoralidad? 😆

En Twitter, un usuario hizo una pregunta enigmática:

Mi pregunta que pende de un hilo: ¿fue Picasso quien pintó el Rex por cinco millones?

Programas sociales como Ede Pep, calificados durante la presidencia de Martelly como iniciativas gubernamentales para aliviar el sufrimiento de los más vulnerables, han servido a fines privados. El informe ha revelado enormes discrepancias entre los fondos que supuestamente fueron destinados a estos programas y lo que se desembolsó en realidad. La cantidad de beneficiarios ficticios es asombrosa, llega a los 20 850 entre 2012 y 2014 solamente para el programa Ti Manman Cheri.

El economista Etzer Emile ratifica que la actual mala administración del país, inseguridad y problemas socioeconómicos se relacionan con los malos manejos de los fondos de PetroCaribe:

Debemos entender que hoy, si no hay suficientes caminos, electricidad, hospitales, agua, comida, aeropuertos, crecimiento económico y empleo para los jóvenes, pero estamos pasado por miseria, se debe en parte a que hay un grupo que ha malversado el dinero de Petrocaribe. La Corte de Auditorías ha hecho su trabajo, ahora haremos presión para que se haga justicia.

Batalla política en el Parlamento

Por su parte, la ratificación de Jean Michel Lapin como el tercer primer ministro de Moïse se ha paralizado en el Senado.

Por haber excedido su periodo como primer ministro interino, Lapin no ha podido asegurarse en el puesto permanentemente gracias a un grupo de cuatro senadores (conocido como G4) de diferentes facciones de oposición que lo han bloqueado para que no presente su declaración de política general. El G4 reconvino al Gobierno por la presencia de varios ministros que participaron en el gobierno anterior en el gabinete designado de Lapin.

El principal es Jean Roudy Aly, ministro de Justicia a quien el grupo culpa por negociar la partida de mercenarios extranjeros de Haití en febrero de 2019. El G4 obstaculizó dos intentos, el 14 y e 30 de mayo de 2019, de ratificar al primer ministro Lapin.

En respuesta al G4, 72 diputados afiliados con el presidente del bloque mayoritario en el Parlamento, planeaban renunciar para invalidar al Parlamento. Presentaron esta iniciativa como una manera de resolver la crisis, pero la opinión pública la recibió muy negativamente. Algunos diputados intentaron desestimar el hecho de que habían hecho esos planes.

Crisis en Haití: 72 parlamentarios amenazaron con renunciar. Gary Bodeau [presidente de la Cámara de Diputados] está esperando la carta.

Activismo social bajo presión

El activismo de PetroCaribe, conocido como #PetroChallengers, ha disminuido recientemente por otras protestas que han tomado la escena: la masacre de La Saline de noviembre de 2018 y la violación colectiva de muchachas estudiantes. A medida que más información sugiere que los funcionarios electos cercanos al presidente tienen conexiones con bandas armadas, algunos ciudadanos se preguntan si el Gobierno está realizando estas acciones para intimidar e inspirar temor para que las personas dejen de pedir rendición de cuentas:

¿¿¿Nos vamos a quedar mirando y verlos masacrar a nuestros compatriotas haitianos???

El informe ha avivado mayor descontento enraizado en la crisis socioeconómica del país. El mal manejo gubernamental de la situación, mientras aumentan la inseguridad y la actividad de las bandas, también ha vuelto a despertar movilización social en torno al problema de PetroCaribe, lo que intensifica los pedidos para llevar ante la justicia a quienes malversaron el dinero:

No debemos dejar de movilizarnos hasta que los culpables de robarle dinero a la población vayan a prisión por delitos contra el país, y tras el proceso, que las bienes se entreguen a instituciones pertinentes para el desarrollo de los ciudadanos.

Los manifestantes realizaron una protesta contra la corrupción el domingo 9 de junio.

El informe se centra en el partido Tèt Kale como uno de los que robó dinero de PetroCaribe. Hasta reveló que los brazaletes rosados que los partidarios y funcionarios gubernamentales usaban para mostrar su lealtad al partido se hicieron con dinero de PetroCaribe. ¿El costo de los brazaletes? 90 dólares:

Al principio, fueron los brazaletes… Ahora, llegan los grilletes.

Ahhhh, ¡cómo cambian los tiempos!

Los partidarios de Tèt Kale ya están haciendo esfuerzos por desacreditar el informe por parcializado e inexacto, pero la intensa movilización social en torno a PetroCaribe y otros casos relacionados de mala gestión pueden obligar al régimen de Moïse a lidiar con el asunto.

Si el Gobierno se niega, muchos haitianos se preguntan si este movimiento tiene el potencial de provocar su caída.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.