Antes de elecciones presidenciales de Taiwán, KMT acusó a DPP de “terror verde” y Pekín lo repitió

Expresidente del Kuomintang Eric Chu Li-luan usa camiseta con una X sobre el “terror verde”, julio de 2019. Foto de la oficina de Chu vía Taiwan Apple Daily News.

Kuomintang (KMT), partido taiwanés afín a Pekín, cambió su estrategia de campaña presidencial para 2020 en las últimas semanas antes de las elecciones. En lugar de centrarse en cómo la tensa relación del Partido Demócrata Progresista (DPP) con China tiene impacto adverso en la economía de Taiwán, el KMT ha comenzado a acusar al partido de “terror verde” – o de reprimir la disidencia política afín a Pekín por medios legales.

La etiqueta política de “terror blanco” se ha atribuido al KMT, ya que el partido ha gobernado el país bajo la ley marcial durante más de 38 años. Durante ese período, al menos 140 000 personas fueron condenadas por delitos políticos en tribunales militares, según registros oficiales. Entre 1950 y 1954, el número de ejecuciones fue entre 4000 y 5000. Entre las condenas durante el período de “terror blanco” de 1947 a 1989, 8296 estuvieron relacionadas con libertad de expresión y 1061 de los acusados fueron ejecutados.

En contraste, los fundadores del DPP fueron víctimas del “terror blanco” y la imagen del partido generalmente está asociada con valores universales de de derechos humanos.

Sin embargo, en las últimas dos décadas, el Partido Comunista Chino ha intentado influir en la política de Taiwán patrocinando grupos de medios taiwaneses, como el grupo Want Want Want China Times Media. En los últimos años el Partido Comunista Chino difundió desinformación como medio para influir en las elecciones y el informe global de V-Dem sobre la democracia sueca para el año 2019 describe a Taiwán como el lugar del mundo donde más se aplican las tácticas de desinformación.

Las operaciones de información han incluido la difusión de noticias falsas, bots y cuentas falsificadas de medios sociales, propaganda y piratería informática. Gran parte de esta desinformación se origina en China para interferir en las elecciones y el referéndum.

En respuiesta, el partido gobernante con la presidenta Tsai Ing-wen presentó nuevas leyes para bloquear la interferencia de China y con frecuencia, estas leyes con controvertidas pues imponían restricciones a las actividades políticas.

La controvertida ley contra la infiltración

La más controvertida de estas medidas políticas es la ley contra la infiltración. El 25 de noviembre, el DDP presentó el proyecto de ley antiinfiltración al Yuan legislativo. Esto se produjo dos días después de que el exespía chino William Wang Liqiang confesara la acusación abierta de que China se había infiltrado en la política taiwanesa con pagos a tres grandes cadenas de noticias (CitiTV, China Television y Eastern Broadcasting Co) para difundir noticias diseñadas para afectar negativamente al partido proindependiencia antes de las elecciones del 11 de enero.

El Yuan legislativo de Taiwán aprobó la ley contra la infiltración el 31 de diciembre de 2019, justo dos semanas antes de las elecciones presidenciales.

La ley prohíbe a las “fuerzas extranjeras hostiles” hacer campaña, ejercer presión, hacer donaciones políticas, perturbar el orden social mediante la difusión de desinformación relacionada con las elecciones. Las personas u organizaciones que reciben financiamiento de agencias de “fuerzas extranjeras hostiles” violan la ley y enfrentan una pena máxima de cinco años de prisión y una multa de hasta alrededor de 332 000 dólares.

La precipitada legislación suscitó vigilancia y el KMT la ha considerado un “terror verde” que pretende silenciar la disidencia política.

Etiqueta de terror verde a estrategia de campaña

Aunque el DPP ha aclarado que la ley solamente penalizaría a personas y organizaciones que reciben pagos de “organismos extranjeros hostiles” y no reprimiría las opiniones políticas independientes, el KMT sigue difundiendo la narrativa del “terror verde”.

El 4 de enero, el KMT declaró en una conferencia de prensa que 30 cibernautas habían sido víctimas del “terror verde” del DPP. Hasta el momento, el caso más controvertido ha sido el proceso a un ciudadano por violar el artículo 63 de la ley de mantenimiento del orden social. Según el artículo, las personas que difundan rumores “que bastan para socavar el orden público y la paz” serían sometidas a detención por no más de tres días o a una multa de no más de 30 000 nuevo dólares taiwaneses (o aproximadamente mil dólares estadounidenses).

El mensaje del cibernauta se publicó en Facebook el 13 de octubre de 2019 y acusó al DPP de controlar el regulador de los medios de Taiwán, la Comisión Nacional de Comunicación. También decía que los medios taiwaneses no se atreven a informar sobre la propagación de la fiebre del dengue en Tainan por presiones políticas.

El tribunal taiwanés desestimó el caso el 2 de enero de 2020, ya que el rumor no era “suficiente para socavar el orden público y la paz”.

Aunque la investigación y la acusación pueden tener un efecto de silenciar la expresión ciudadana, hasta ahora, la libertad de expresión de una personas sigue estando protegida por el tribunal taiwanés.

Medios de China continental repite narrativa de “terror verde”

La etiqueta política “terror verde” también ha sido ampliamente difundida en los medios estatales y sociales de China continental.

El 31 de diciembre de 2019, Global Times, afiliado al Partido Comunista Chino, y Wen Wei Po, medio a fín a Pekín de Hong Kong, publicaron noticias sobre la aprobación de la ley antiinfiltración en Taiwán. Ambos medios comentaron que la ley es una forma de “terror verde” y que devolverá a Taiwán al período de la ley marcial.

Varios medios alojados en Weibo y WeChat, como Today Taiwan (今日台灣), China Taiwan Net(中國台灣網), Taiwan Weekly (台灣一周重點) han informado sobre la situación con el discurso del “terror verde” igual y hasta más exageradamente.

En algunos casos, las noticias han sido intencionalmente distorsionadas para difundir una falsa sensación de “terror verde”. El 31 de diciembre, Guancha.cn, afiliado al Partido Comunista Chino, publicó un artículo titulado “Como parte de un esfuerzo coordinado para la aprobación de la ley antiinfiltración, las autoridades de Taiwán arrestaron a más de diez miembros comunistas taiwaneses” (为配合 “反渗透法 “过关 台当局一天抓10多名台湾共产党成员). El medio entrevistó a Lin Te-wang (林德旺), jefe del Partido Comunista del Pueblo de Taiwán (TPCP), que dijo que la represión a la que se enfrentó el partido fue peor que la dictadura de Chiang Kai-shek durante el período de la ley marcial en Taiwán. Al cotejarlo con informes en Taiwán, la policía estaba investigando las acusaciones de corrupción relacionadas con la participación del TPCP en la organización de una gira patrocinada a China continental a principios de diciembre.

Está bien documentado que el Departamento de Trabajo del Frente Unido del Partido Comunista Chino ha estado usando viajes patrocinados a China como medio para ejercer influencia política en el extranjero. En este caso particular, la policía taiwanesa entrevistó a más de 60 personas en relación con la gira y la noticia no tuvo mucha cobertura en Taiwán, pues se trataba de una investigación regular y no se había arrestado a nadie.

La encuesta sobre la popularidad de los candidatos presidenciales se cerró el 1 de enero y se predijo que Tsai Ing-wen tendría una victoria aplastante. Sin embargo, algunos académicos a favor del KMT creen que la aprobación apresurada de la ley contra la infiltración desalentaría a los partidarios liberales del DPP de respaldar la línea del partido y, en cambio, haría que los votantes apoyaran al candidato presidencial del KMT, Han Kuo-yu, y a los candidatos del Yuan legislativo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.