En Myanmar, niegan derecho a voto de los rohinyá, otra vez

Rohinyás desplazadas internamente en Myanmar. Foto de Evangelos Petratos, Rakáin, Myanmar, junio de 2014. De la cuenta de Flickr de EU Civil Protection and Humanitarian Aid. (CC BY-NC-ND 2.0).

Myanmar sigue negando la ciudadanía y derecho al voto a los rohinyá, pese a los pedidos de grupos de derechos humanos de que las elecciones del 8 de noviembre fueran más inclusivas, creíbles, libres y justas. Myanmar tiene más de 130 grupos étnicos pero se niega a reconocer a los rohinyá.

Myanmar estuvo bajo un gobierno militar durante décadas hasta que pasó a un gobierno civil con elecciones en 2010. Durante este tiempo, se permitió votar a los rohinyá, y tres candidatos rohinyá ganaron y pasaron a ser parlamentarios.

Sin embargo, el gobierno con respaldo militar usó la ley de ciudadanía para excluir a los rohinyá en las elecciones de 2015. La es descrita como discriminatoria, pues pide a las personas que presenten “evidencia concluyente” de que ellas o sus padres entraron al papis antes de 1948.

Las elecciones de 2015 vio la histórica victoria arrasadora de la opositora Liga Nacional por la Democracia. Pero en vez de revocar las políticas discriminatorias del régimen militar, el gobierno de la Liga Nacional por la Democracia sigue aislando a los rohinyá y hasta se le acusó de ser cómplice de las atrocidades cometidas por ultranacionalistas contra el perseguido grupo étnico.

A medida que el país se acercaba a otra elección nacional en noviembre, el despojo “político” a los rohinyá continúa. La Comisión Electoral de la Unión impidió la participación en las elecciones de al menos seis candidatos rohinyá por problemas de ciudadanía. La comisión citó una ley electoral que pide a los candidatos que demuestren la ciudadanía de sus padres como una base para descalificar a los rohinyá.

Cerca de 1.7 millones de rohinyá no pudieron emitir su voto. Esto incluye al millón de rohinyá obligados a huir de Myanmar en 2017 por operaciones militares y actualmente viven en campos de refugiados en el vecino Bangladesh.

Varios grupos rohinyá en Bangladesh escribieron una carta que insta a la comisión a defender su derecho al voto con el mecanismo de voto del extranjero:

As citizens of Myanmar, we hold the right to vote. We had the right to vote until 2015 when we were blocked. The Myanmar government has stripped us of our citizenship and ability to participate in political life.

Como ciudadanos de Myanmar, tememos el derecho a votar. Teníamos el derecho a votar hasta 2015, cuando nos bloquearon. El Gobierno de Myanmar nos ha despojado de nuestra ciudadanía y capacidad de participar en la vida política.

Tun Khin de la Organización Rohinyá birmana del Reino señaló que los rohinyá ya habían votado en Myanmar:

My grandfather was a parliamentary secretary in Myanmar. We have voted in this country, our home, for decades before the government decided to exclude us in 2015. Many Rohingya supported Aung San Suu Kyi in the last election, but discrimination and genocidal policies have only worsened since the National League for Democracy took office.

Mi abuelo era secretario parlamentario en Myanmar. Hemos votado en este país, nuestro hogar, durante décadas antes de que el Gobierno decidió excluirnos en 2015. Muchos rohinyá apoyaron a Aung San Suu Kyi en las últimas elecciones, pero la discriminación y políticas genocidas solamente han empeorado desde que la Liga Nacional por la Democracia asumió el cargo.

Aung San Suu Kyi es la líder de la Liga Nacional por la Democracia y ganador del Premio Nobel que luchó contra la dictadura militar y fue ícono del movimiento a favor de la democracia.

Saed Makhlaswi, que vive en el estado Rakáin, dijo a Nikkei Asia sobre la exclusión de los rohinyá de las actividades de la campaña electoral:

We are not considered as citizens. Even though some of us have eligible documents to have the chance to vote, there is no preparation of the ballots nor voter registration in our area. It is like the election is not going to happen in our area.

No nos consideran ciudadanos. Aunque algunos tenemos documentos aptos para tener la oportunidad de votar, no hay preparación de las cédulas de votación ni registro de electores en nuestra zona. Es como si estas elecciones no fueran a realizarse en nuestra zona.

Aplicación para instruir a votantes enumera a los rohinyá como bengalíes

La aplicación mVoter 2020 instruye a los votantes fue elaborada en asociación entre la Comisión Electoral de la Unión y el Instituto International por la Democracia y Asistencia Electoral (International IDEA) bajo el programa STEP Democracy, con financiación de la Unión Europea. Recibió críticas de activistas por destacar la raza y religión de candidatos y sus padres en la base de datos electoral. Un candidato rohinyá figuraba en la aplicación como bengalí, término despectivo que usan las autoridades para identificar a los rohinyá.

El candidato Aye Win: “No hay nada que pueda hacer… Me describen como quieren. Pero soy rohinyá, por supuesto”. Lo describen como “bamar bengalí” en la aplicación mVoter app, proyecto de la Fundación Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral.
Comisión Electoral de la Unión y la Unión Europea. Esto atenta contra los derechos humanos.

Justicia para Myanmar, sitio web bloqueado en Myanmar por sus informes críticos contra los militares, dijo que la aplicación “dirige explicito a los electores de Myanmar a considerar la rwza y la religión, cuando deberían considerar candidatos por sus méritos y plataforma política, independientemente de sus antecedentes culturales o creencia religiosa”. Agregó:

Instead of providing access to much-needed, accurate information for voters, the mVoter 2020 app risks inflaming ethnic and religious nationalism during the election. The publicising of candidate race and religion would be unacceptable to voters in donor countries, and is unacceptable in Myanmar.

En vez de brindar acceso a información correcta muy necesaria para los votantes, la aplicación mVoter 2020 inflama el nacionalismo étnico y religioso durante la elección. La promoción de la raza y religión del candidato sería inaceptable para los electores en países donantes y es inaceptable para Myanmar.

El grupo sueco IDEA Internacional, uno de los grupos que lanzaron la aplicación, ha decidido retirarse de la asociación con la aplicación mVoter2020.

Wl conflicto étnico ha llevado a enfrentamientos violentos en años recientes. Los rohinyá suelen ser blanco de budistas ultranacionalistas que difunden discurso de odio con ataques a la minoría étnica. Yee Mon Htun es miembro del grupo de investigación que creó la aplicación y publicó un informe sobre la necesidad de contrarrestar el discurso de odio antes de las elecciones. Destaca la seriedad del problema:

Hate speech in Myanmar has been designed to provoke, incite violence, discrimination and hatred that has in turn fueled violations of its ethnic and religious minority communities’ human rights and in the case of the Rohingya, it has enabled genocidal violence and atrocities.

El discurso de odio en Myanmar ha sido diseñado para provocar e incitar violencia, discriminación y odio que a su vez ha avivado violaciones los derechos humanos de sus comunidades minoritarias étnicas y religiosas, y en caso de los rohinyá, ha permitido violencia genocida y atrocidades.

Despojo a comunidades étnicas

No solamente se impidió el voto a los rohinyá en las elecciones. La Comisión Electoral de la Unión canceló las elecciones en 56 distritos por razones de seguridad. Esta decisión, que despojará de sus derechos al menos a 1.4 millones de electores, ha recibido críticas por arbitraria y carecer de transparencia.

Ravina Shamdasani, portavoz del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, atacó las restricciones a los grupos minoritarios:

We have serious concerns about the human rights situation in Myanmar ahead of its general elections on 8 November. These include violations of the right to political participation, particularly of minority groups — including, disproportionately, the Rohingya Muslim and ethnic Rakhine population in Rakhine State.

Tenemos serias preocupaciones sobre la situación de derechos humanos en Myanmar antes de las elecciones generales del 8 de noviembre, Esto incluye violaciones del derecho a la participación política, sobre todo de grupos minoritarios, que incluye, desproporcionadamente a los musulmanes rohinyá y poblaciones étnicas de Rakáin en el estado Rakáin.

Human Rights Watch advirtió que excluir a los rohinyá haría que las elecciones fueran menos creíbles:

It’s appalling that Aung San Suu Kyi is determined to hold an election that excludes Rohingya voters and candidates. She knows that real democracy cannot flourish in an apartheid regime imposed on the Rohingya.

Es terrible que Aung San Suu Kyi esté decidida a realizar una elección que excluye a electores y candidatos rohinyá. Ella sabe que la verdadera democracia no puede prosperar en un régimen de apartheid impuesto a los rohinyá.

Y finalmente, Progressive Voice, grupo de investigación y defensoría, culpó al Ejército por crear inestabilidad y comunidades étnicas:

While the situation of armed conflict is certainly serious in Rakhine State and other ethnic states in Myanmar, what the UEC does not mention is that it is the military offensives and militarization of the Myanmar military that creates this insecurity cited

That many people living in Rakhine, Shan and Kachin States are not able to vote is added to by the blatant disenfranchisement of the Rohingya, who, despite being able to vote in 2010, have been barred from voting in 2015 and this upcoming election.

Si bien la situación de conflicto armado es ciertamente grave en el estado de Rakáin y otros estados étnicos de Myanmar, lo que la Comisión Electoral de la Unión no menciona es que son las ofensivas militares y la militarización del Ejército de Myanmar lo que crea esta inseguridad citada

El hecho de que muchos viven en los estados de Rakáin, Shan y Kachin no puedan votar se suma a la flagrante privación del derecho de voto de los rohinyá, quienes a pesar de poder votar en 2010, no pudieron hacerlo en 2015 ni en estas próximas elecciones.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.