En Bangladesh, es arriesgado criticar la respuesta del Gobierno a pandemia del COVID-19

#FreeCartoonistKishore banner by Kawser Shakil. Used with permission.

Cartel de #FreeCartoonistKishore (Liberen al caricaturista Kishore), por Kawser Shakil. Utilizado con autorización.

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global del COVID-19.

Como si el peligro de la infección del COVID-19 no fuera la principal preocupación de los ciudadanos bangladesíes, las críticas hacia el Gobierno y los políticos del país se está volviendo cada día más peligroso. Durante la primera semana de mayo de 2020, las autoridades arrestaron a cuatro personas y otras siete fueron acusadas por sus publicaciones en redes sociales y dibujos de crítica a la respuesta del Gobierno hacia la pandemia del COVID-19.

Ha habido críticas hacia la falta de preparación del Gobierno y la falta de transparencia, manejo y coordinación para lidiar con la pandemia. Hasta el 11 de mayo, en Bangladesh había 15 691 personas contagiadas con el virus, y 239 personas han muerto.

Las cuatro personas arrestadas son el caricaturista Ahmed Kabir Kishore, el escritor Mushtaq Ahmed, el activista Didarul Bhuiyan y el empresario Minhaz Mannan. Todos fueron arrestados de acuerdo con la Ley de Seguridad Digital.

Ahmed Kishore y Mushtaq Ahmed fueron enviados a prisión el 6 de mayo de 2020, y Didarul Bhuiyan y Minhaz Mannan fueron enviados a prisión el 7 de mayo de 2020, después de que se les negara la fianza.

De acuerdo con la denuncia las acusaciones en su contra incluyen: “publicar rumores intencionalmente contra los padres de la patria, la guerra de liberación y la pandemia del coronavirus, para afectar negativamente la imagen de la nación”.

¿Estaría mal si alguien dijera que las autoridades en Bangladesh, provistas con la Ley de Seguridad Digital, lanzaron una ofensiva contra quienes criticaron al Gobierno?

¡Ayer, once personas fueron acusadas de “esparcir rumores y de llevar a cabo actividades antigubernamentales”!

En la misma demanda, se interpusieron acusaciones similares contra siete personas, incluidos periodistas extranjeros, el administrador de una página de Facebook y comentaristas de redes sociales. De acuerdo con el informe de la BBC en bengalí, más de 50 personas han sido arrestadas por esparcir rumores sobre la propagación del coronavirus en Bangladesh desde marzo de este año.

Estos arrestos y persecuciones representan una grave amenaza contra la libertad de expresión en el país durante el tiempo de la pandemia del COVID-19. Brad Adams, director de Human Right Watch en Asia, dijo: “Es solo un Gobierno inseguro y autoritario, que utiliza una pandemia para arrestar a caricaturistas, periodistas y activistas”.

‘Falta de tolerancia’ a las críticas

Desde el comienzo de la crisis de salud, el Gobierno de Bangladesh ha sostenido que está bien preparado para lidiar con el coronavirus, pero la escasez en Equipos de Protección Individual (EPI) para el cuidado de la salud de los trabajadores y el escándalo de las mascarillas N-95 sacó a la luz el mal manejo que el Gobierno tiene de esta crisis. Además, que el Gobierno haya calificado la cuarentena como ‘feriado general‘ envía un mensaje confuso al público. Las ultimas decisiones de reabrir las fabricas textiles, restaurants y mercados mientras el contagio sigue creciendo han sido muy criticadas por todo el país. Muchos activistas piensan se está demandando y arrestando a periodistas y activistas para crear miedo en la mente de las personas, para detener las críticas hacia la mala gestión del Gobierno.

A principios de mayo, en una charla con la BBC en bengalí, Kaberi Gayen, profesor del Departamento de Comunicación Masiva y Periodismo en la Universidad de Daca, dijo:

এটা কখন হয়? সহিষ্ণুতার এমন অভাব হয়েছে যে তারা (সরকার) সমালোচনা নিতে পারছে পারছে না। যখনই কেউ ভিন্নমত পোষণ করে তখনই মামলা দেয়া হয়, তুলে নেয়া হয়

¿Cuándo ocurre? Hay tanta falta de tolerancia que ellos (el gobierno) no pueden tolerar ninguna crítica. Cada vez que alguien está en desacuerdo, se hace una denuncia y arrestan a esa persona.

Vidyut, estudiante de ingeniería, tuiteó que las cr+iticas hacia el Gobierno no significan oposición al Estado:

Caricaturista, escritor y activista entre cuatro personas arrestadas por Ley de Seguridad Digital; 11 acusados en el caso.
Ahmed Kabir Kishore, caricaturista arrestado de Rapid Action Battalion, Mushtaq Ahmed, escritor, y dos más –Didarul Islam Bhuiyan, activista de una plataforma llamada ‘Rashtrachinta’, y el empresario Minhaz Mannan Emon– bajo la Ley de Seguridad Digital, presuntamente por publicaciones contra el Gobierno en Facebook, en la capital ayer
.
————
El Estado y el Gobierno son diferentes. Ser crítico con el Gobierno no significa que las personas estén contra el Estado. Es una pena que el Gobierno no esté diferenciando entre ambos, como la mayoría de estados autocráticos.

Reprimir libertad de expresión

Algunos como el caricaturista Kishore tomaron las redes sociales, como Facebook, para criticar el mal manejo y las medidas que ha tomado el Gobierno para abordar la pandemia del COVID-19.

Collage of cartoons of Kishore. Used with permission.

Composición de dibujos de Kishore. Utilizado con autorización.

Dibujo de la izquierda – ‘‘!No (en bengalí Korona significa no)! (Si lo haces) Te golpearemos con una escoba, desaparecerás y te demandaremos bajo la Ley de Seguridad Digital como un adicional”.
Dibujo de la derecha - ”!El Día del Trabajo es genial!” (En la imagen, jornalero sin trabajo descansa y navega en un computador portátil, dentro de su cubo con el letrero “Ruta de trabajo en casa, Bazar Karwan”).

Md Russell Talukder publicó en Facebook más de los dibujos de Kishore y comentó:

People in the talk shows in the television directly and nakedly criticize the government for its policies and underperforming ministers from time to time, and compared to what they say and how they say, the cartoons of Kishore are just symbolic depiction of present realities, which can be coined with different explanations.

If the government's mechanisms are not directed to allow this sort of space to the citizen, it may be a direct violation of freedom of expression at a gross level.

En los programas de entrevistas de televisión, la gente critica al Gobierno con franqueza y abiertamente por sus políticas y el bajo rendimiento de los ministros, y si comparamos lo que dicen y cómo lo dicen, las caricaturas de Kishore son solo una representación de las presentes realidades, que pueden ser acuñadas con diferentes explicaciones.

Si los mecanismos del Gobierno no están dirigidos para permitir este tipo de espacio a los ciudadanos, puede ser una violación directa a la libertad de expresión a nivel grosero.

En Facebook, Belayet Hossain Mamun, piensa que cualquier clase de críticas hacia el Estado son peligrosas para una persona:

রাষ্ট্রীয় বিষয়ে সমালোচনা করা ব্যক্তির জন্য ঝুঁকিপূর্ণ; এতে আপনার ক্ষতি হতে পারে… এই রকম এক বার্তা পাচ্ছি চারপাশে… কী দুঃখজনক নিমজ্জন…

Recibo mensajes como este por todas partes: “es peligroso para una persona criticar los asuntos del Estado; puede dañarte”. Qué penoso deterioro de la libertad de expresión.

Aumentan arrestos bajo la Ley de Seguridad Digital

De acuerdo con el articulo 19 de la Organización de Libertad de Expresión del Reino Unido, el número de casos y arrestos bajo la Ley de Seguridad Digital del 2018 ha aumentado en Bangladesh. Desde el 1 de enero al 7 de mayo, se registraron 60 casos. Más de 110 personas, incluidos 22 periodistas, fueron arrestadas en esos 60 casos durante el mismo periodo. En 2019, hubo 63 casos bajo la Ley de Seguridad Digital, por todo el país.

En 2018, se aprobó la Ley de Seguridad Digital en Bangladesh, en reemplazo de la infame Ley de Tecnologías de la Información y la Comunicación, que también se usó como una herramienta para silenciar el discurso crítico en línea. Desde el comienzo hubo fuertes críticas hacia esta ley.

Feroz Ahmed, activista político de izquierda, escribió que la libertad de expresión en Bangladesh nunca ha estado tan complicada:

মনে হয় না বাংলাদেশের ইতিহাসে বাকস্বাধীনতা কখনো এত বেশি বাধার মুখে ছিল। [..] ব্যক্তিগতভাবে তাদের কাউকে দোষারোপ করবার কিছু নাই, জনগণের সংগঠনগুলো যদি শক্তিশালী না হয়, কথা বলবার সংস্কৃতিটা কারও কারও ব্যক্তিগত সাহস হিসেবেই থাকবে, সমাজের স্বাভাবিক অভ্যাসে পরিণত হবে না।

No pienso que la libertad de expresión haya enfrentado nunca tantos obstáculos en la historia de Bangladesh. No hay nada por lo que culpar a nadie en específico. Si las organizaciones populares no son fuertes, la cultura de expresarse quedará como el coraje personal de algunos, no se convertirá en un hábito normal de la sociedad.

Mientras tanto, el Gobierno ha emitido una circular para sus funcionarios, que les exige no subir, comentar, dar me gusta ni difundir publicaciones, fotos, audios ni videos que manchen la imagen del Gobierno o del Estado, a través de redes sociales. Antes, el 18 de abril de 2020, el Departamento de Salud del Gobierno tambien le ordenó a doctores y enfermeras que no hablaran con los medios ni en redes sociales sobre la crisis del coronavirus.

El Gobierno ha indicado desde el comienzo que las leyes de seguridad digital no han sido promulgadas para acosar a nadie sino para proteger a las personas del acoso y los rumores. Aun así, la realidad es muy diferente.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.