¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los ciudadanos macedonios exigen un ‘nuevo comienzo’

Skopje, Macedonia. 17th May 2015 -- Tens of thousands of protesters take to the streets of Macedonia's capital on Sunday, waving Macedonian and Albanian flags and calling for the government to resign. Photo by Aitor Sáez. Copyright Demotix

Skopje, Macedonia, 17 de mayo de 2015 — Decenas de miles de manifestantes inundaron las calles de la ciudad capital el domingo, con banderas macedonias y albanesas, reclamando que el gobierno renuncie. Fotografía por Aitor Sáez. Copyright Demotix.

El descontento está a punto de ebullición en Macedonia, donde los políticos opositores han revelado grabaciones secretas de audio que sugieren que los servicios de inteligencia nacionales realizaron escuchas ilegales de empleados del gobierno, políticos, editores, y diplomáticos extranjeros.

Zoran Zaev, líder del partido socialdemócrata, dio a conocer públicamente las grabaciones en febrero de 2015. Él declaró que el espionaje fue ordenado por el Primer ministro conservador Nikola Gruevski y miembros de su familia.

Las grabaciones filtradas por la oposición macedonia parecen confirmar, entre otras cosas, la existencia de fraude electoral en las elecciones de 2014 (que consagraron ganador al partido del Primer Ministro Gruevski VMRO-DPMNE) y el encubrimiento estatal del asesinato de Martin Neshkovski perpetrado por un oficial de policía.

Los macedonios, impulsados por las revelaciones de presuntas injusticias en el caso Neshkovski salieron a la calle a principios de mayo en todo el país. El 5 de mayo, las protestas en Skopje, la capital de Macedonia, que habían comenzado siendo pacíficas se tornaron violentas cuando la policía comenzó a dispersar a la multitud usando cañones de agua, bombas de humo y bastones.

Las manifestaciones se han convertido en panorama habitual en las grandes ciudades del país, uno de los más pobres de Europa. Macedonia, que en el pasado perteneció a Yugoslavia, enfrenta una situación de desigualdad social, y sin duda el gobierno ha sido acusado de inepto y corrupto. Pero la mencionada violencia fue una evolución inquietante.

Durante el segundo día de protestas, un grupo de mujeres formaron una cadena humana rodeando a la policía para protegerla en su intento de mantener la paz frente a “fanáticos del fútbol”, que cubiertos con capuchas y máscaras, arrojaron objetos contra el edificio del parlamento y el cordón policial.

El periodista Vlado Apostolov (@apostolov80) publicó un video de los incidentes:

En el primer día de protestas, una manifestante en particular atrajo la atención del mundo luego que un fotógrafo de Reuters la fotografió retocándose la pintura de labios usando el escudo de un policía antidisturbios como si fuera un espejo.

Esta mujer es todo

La “manifestante del lápiz de labios” Jasmina Golubovska, una activista y representante del Comité de Helsinki por los derechos humanos en Macedonia, explicó en una entrevista con Global Voices los objetivos que los macedonios que salieron a la calle esperan alcanzar:

There is too much speculation via media outlets building on the political crisis. However, what civil society is demanding is a new beginning, a start from scratch. I like to associate that start with the formatting of our computers. You press “format disk” and start all over again, this time including the demands of the movements and interest of the citizens mentioned in the first question. Our people deserve a country based on the principles of peace, justice, and social solidarity. They need a new chance to live freely and in prosperity. In regards to escalation of the protests, no one can know for sure due to the fast development of the political and security crisis. Things are changing as we speak, but the people need to stand behind their demands for government resignation and accountability of all.

Se está especulando mucho acerca de la crisis política en las agencias de noticias. Sin embargo, lo que la sociedad civil está pidiendo es un nuevo comienzo, empezar de cero. Me gusta asociar este comienzo con formatear nuestro ordenador. Presionas “formatear disco” y empiezas de nuevo, incluyendo esta vez las peticiones de los movimientos y los intereses de los ciudadanos que mencioné en la primera pregunta. Nuestra gente merece un país basado en los principios de paz, justicia y solidaridad social. Necesitan una nueva oportunidad para vivir libre y prósperamente. Respecto a la intensificación de las protestas, nadie puede estar seguro debido al rápido desarrollo de la crisis política y de seguridad. Las cosas están cambiando mientras hablamos, pero la gente tiene que mantener sus exigencias sobre la dimisión del gobierno y las responsabilidades de todos.

La prensa bajo amenaza

El partido socialdemócrata, que ha boicoteado al parlamento desde las elecciones de 2014, sostiene que el blanco de la vigilancia han sido decenas de miles de miembros de la oposición, periodistas, empleados de ONG y activistas sin afiliación política, así como también algunos de los propios empleados del gobierno, que extraoficialmente han sido tildados de “traidores.”

La libertad de prensa desde hace tiempo que está sometida a presiones en Macedonia. La participación del principal funcionario de inteligencia del Ministerio del interior, Sasho Mijalkov, que ha sido acusado de dirigir las escuchas ilegales, fue decisiva para presionar financieramente a un semanario macedonio crítico en un proceso por difamación en 2014, que finalmente condujo al cierre y a la imposición de elevadas multas contra el editor y periodistas de la publicación.

En abril de 2015, Borjan Jovanovski, un destacado presentador de noticias macedonio, recibió una corona fúnebre en su casa con el mensaje “Despedida final.” Jovanovski trabaja para el sitio web de noticias independiente Nova TV y es un famoso crítico del gobierno del Primer Ministro Gruevski.

En un artículo de opinión publicado en Balkan Insight en marzo, la periodista de investigación Meri Jordanovska dio cuenta de su experiencia al recibir pruebas de que ella integraba el grupo de periodistas que estaban siendo objeto de escuchas telefónicas:

I can clearly see that someone knew in advance what story I was working on. Enough for me to conclude that my sources of information were endangered. Enough for the centers of power to be able to react preventively before the story was published. Enough to become aware, even though I had always suspected this, that some people know the problems of those closest to me – people who had shared personal matters with me over the phone.

Puedo ver claramente que alguien sabía con anticipación en que historia estaba yo trabajando. Suficiente para llegar a la conclusión de que mis fuentes de información estaban en peligro. Suficiente para que los centros de poder sean capaces de reaccionar preventivamente antes que se publicara la historia. Suficiente para tomar conciencia, aunque siempre lo había sospechado, de que algunas personas conocen los problemas de los más allegados a mí – personas que compartieron información personal conmigo a través del teléfono.

Crisis política

Una semana antes de que se dieron a conocer las grabaciones, el Primer Ministro Gruevski acusó a Zaev y a otros de conspirar con un servicio de inteligencia extranjera para derrocar el gobierno. Desde el inicio de las protestas, la Ministra del interior Gordana Jankuloska, el Ministro de Transporte Mile Janakieski y el jefe de la inteligencia Mijalkov han presentado su renuncia.

Luego de un enfrentamiento armado entre grupos étnicos albanos y la policía en mayo, en el que murieron 22 personas, funcionarios de la Unión Europea actuaron como mediadores en las conversaciones entre Gruevski y Zaev para resolver la crisis política en el país candidato a formar parte de la UE. Pero las negociaciones hasta ahora no han logrado alcanzar un acuerdo.

Para una mayor cobertura, consulte:

Sigue las conversaciones en Twitter en macedonio bajo las etiquetas #протестирам (protestiram, que significa “Yo protesto”) y #ЗбогумНикола (#zbogumnikola, que significa “Adiós, Nikola”)