¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tecnología y Transparencia en Medio Oriente y Norte de África: Un Largo Camino por Recorrer

Gráfico del índice de percepción de corrupción, 2009 (La mayor percepción de corrupción está indicada en rojo y la más baja en verde) Fuente: Wikipedia

De acuerdo a los Índices de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, la gran mayoría de los países de la región de Medio Oriente y Norte de África obtuvieron puntajes muy pobres en diversos grados. Las, a menudo, opresivas y hostiles políticas contra los activistas y las organizaciones que están involucradas con la sociedad civil y el gobierno (incluso aquellas que promueven la transparencia y el control) y la mediocre integración de la tecnología en el gobierno, administración y la vida cotidiana en general, resultó en un uso negligente de la tecnología disponible y las herramientas y plataformas que ellos proveyeron para promover el control y la integridad institucional.

Principales desafíos

Impedimentos legales se levantan a menudo delante de las ONGs y los activistas que trabajan para promover la transparencia. Por ejemplo, mientras que las constituciones de Siria y Egipto garantizan la libertad de expresión y el establecimiento de organizaciones de la sociedad civil que se centren en cuestiones sociales o políticas, una Ley de Emergencia en vigencia desde los 60's suspende esos derechos bajo el pretexto de la seguridad nacional, y brinda poder ilimitado a los aparatos de seguridad para perseguir individuos y organizaciones consideradas desfavorables por las autoridades. Irán, Arabia Saudita, Siria, Túnez y Egipto ocupan media lista de los 10 Peores Países para ser Blogger del Comité de Protección de Periodistas 2009, que es un indicador de la hostilidad de esos países hacia el activismo online y el uso de tecnología para evidenciar casos de corrupción y rendición de cuentas.

Además de los escollos legales, muchos países de la región sufren de escasa penetración de internet, o débil infraestructura y conexiones de baja velocidad. De acuerdo con Estadísticas del Mundo de Internet, la penetración de internet en Medio Oriente y el Norte de África es de 29.8 por ciento -apenas por sobre el promedio mundial de 25.6 por ciento. La penetración en los países va desde el 1.1% en Irak y el 1.8% en Yemen al 75.9% en los EAU y el 88% en Bahrein. La débil infraestructura no ayuda a la adopción de herramientas tecnológicas para la promoción de la transparencia: la gran mayoría de los sirios todavía usan conexiones dial-up, y la internet del Líbano fue recientemente clasificada como la segunda peor velocidad de subida del mundo.

Actualmente, muchas de las sedes locales de Transparencia Internacional y otras organizaciones y activistas que comparten el mismo objetivo y metas, trabajan bajo el riesgo constante de la vigilancia y persecución por parte de las autoridades locales. Algunos de ellos operan sin licencias en países que no aceptan esas organizaciones o dificultan mucho la adquisición de licencias. La forma más prevalente de adopción de tecnología sigue siendo la más básica – crear un website que contenga información introductoria sobre la organización y algunos recursos y artículos con noticias mundiales sobre la transparencia.

Casos de éxito

A pesar de los escollos antes mencionados, activistas y organizaciones involucradas han avanzado de un modo impresionante, utilizando distintas plataformas tecnológicas. En 2007, en Marruecos se rumoreaba sobre un activista anónimo que utilizaba el nombre de Targuist Sniper; él grabó varios videos de agentes policiales identificables recibiendo sobornos de parte de camiones de transporte y potenciales contrabandistas y luego los subió a YouTube, donde resultaron ser un éxito con más de un millon de visitas. Se dejaron comentarios amenazantes en este perfil de YouTube advirtiéndole que se detenga o si no, desafortunadamente, los oficiales de policía responderán a los videos con castigos masivos a los residentes del área con el afán de que eso lo detenga. Finalmente, los videos terminaron con el arresto de nueve policías corruptos y la transferencia de otros. Targuist Sniper no continúa en actividad, pero ha demostrado que un individuo, asistido por la tecnología, puede tener un gran impacto exponiendo la corrupción.

Otro esfuerzo distinguido es el proyecto Sharek961 en el Líbano. Sharek961 es una plataforma situada en Ushahidi que “empodera a los ciudadanos libaneses para promover la transparencia, enviando reportes de testigos sobre los incidentes relacionados con las elecciones”, online, vía email o por SMS. Sharek961 recibió docenas de reportes durante las elecciones de 2009 en el Líbano, y publicó anónimamente esos reportes de ciudadanos junto con noticias, posteos en blogs, fotos, videos y tweets en un único lugar, un mapa interactivo.

Con el fin de crear más historias de éxito destacables como estas, es importante ayudar a las organizaciones y activistas locales que promueven la transparencia y luchan contra la corrupción para que consigan los medios tecnológicos y los conocimientos para manejarlos, así como asistencia legal adecuada a las necesidades de sus respectivos países. Hay un gran potencial en la región, y los resultados positivos pueden maximizarse ofreciendo el apoyo necesario donde se lo necesita.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.