Critican a presidenta croata por decir que Yugoslavia estuvo detrás de la Cortina de Hierro (no estuvo)

Presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarović durante conferencia del Comité Militar de la OTAN en Split, Croacia, 17 de septiembre de 2016. Foto de D. Myles Cullen (CC BY 2.0).

La presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarović recibió una avalancha de burlas en redes sociales balcánicas después de que dijo que Croacia estuvo detrás de la Cortina de Hierro, afirmación considerada históricamente inexacta.

La presidenta hizo los comentarios en su discurso de aceptación del Premio del Logro a una Vida 2019, concedido por la Asociación Fulbright en uan ceremonia el 26 de octubre en Washington D.C., Estados Unidos.

Grabar-Kitarović ejerce la presidencia de Croacia desde 2015. Actualmente está en campaña por la reelección –los croatas votarán el 22 de diciembre.

Esto es lo que dijo el 26 de octubre:

I was a girl born on the wrong side of the Iron Curtain when I started dreaming big. Together with my friends, all of them boys for that matter, I would lie down on the ground in the evening and gaze at the stars and the flickering lights of the aircraft flying high in the sky, wishing they would take me away, to those other places where people said freedom of choice existed. Where, they said, you could do whatever you wanted. Where, they said, you could say whatever you believed in without being persecuted. And where, they said, you could become whatever you wanted, only if you work hard enough. And I am proud tonight to dedicate this award both to my family and my nation.

Fui una chica que nació en el lado equivocado de la Cortina de Hierro cuando empecé a soñar en grande. Con mis amigos, todos varones en tal caso, me tumbaba en el suelo por las noches y miraba las estrellas y las luces parpadeantes de los aviones que volaban alto en el cielo, deseando que me llevaran lejos, a esos otros lugares donde la gente decía que existía libertad para elegir. Donde, según decían, podías hacer lo que quisieras. Donde, según decían, podían decir lo que fuera que creyeras sin que te perseguieran. Y donde, según decían, podías ser lo que quisieras, solamente si podían trabajar duro. Estoy orgullosa esta noche de dedicar este premio a mi familia y mi nación.

Sus palabras causaron muchas reacciones y acusaciones furiosas de revisionismo histórico.

La periodista Jelena Prtoric escribió un extenso hilo en Twitter para desementir sus comentarios –mientras también aprovechaba la oportunidad de criticar el estado actual de la libertad de expresión de Croacia:

Tito se separó de Stalin en 1948, Yugoslavia fue uno de los países fundadores del movimiento de no alineados, y la presidenta croata fue a un programa de intercambio de Estados Unidos cuando estaba matriculada en secundaria en Yugoslavia, pero no reparemos en eso.
————
Solamente quería recordarles cómo es la libertad de expresión hoy en la Croacia libre.

De otro lado, otros criticaron el intento de la presidenta de describirse como una víctima a pesar de su crianza privilegiada.

Según su biografía oficial, Kolinda Grabar-Kitarović nació el 29 de abril de 1968, en Rijeka, donde asistió a la escuela primaria. Asistió a secundaria en Los Álamos, Nuevo México, Estados Unidos y se graduó en 1986. En ese tiempo, la Cortina de Hierro seguía en pie, y los chicos del este no tenían muchas oportunidades de viajar a Occidente.

De otro lado, los yugoslavos se enorgullecían del privilegio de tener el “pasaporte rojo“, que les permitía viajar a los bloques oriental y occidental, y también a algunos países no alineados que estaban fuera de los límites de unos cuantos países occidentales. Es movilidad también se extendió para trabajar y estudiar –por ejemplo, yugoslavos y turcos formaron la mayor población de “trabajadores invitados” (gastarbeiter) en Alemania Occidental.

En una nota de agradecimiento al recibir premio Fulbright.
Presidenta Kolinda Grabar-Kitarović recibe premio del logro de una vida. Señaló que fue una niña nacida en el “lado equivocado de la Cortina de Hierro” y que soñaba con otros lugares donde las personas tenían libertad de elección
.
————
La presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarović presenta de nuevo una visión diferente de la historia. Sostiene que creció en el “lado equivocado” de la Cortina de Hierro y que no tuvo libertad de elegir. Obviamente se olvidó de que terminó la secundaria en Estados Unidos.

Grabar-Kitarović también pertenecía al sector más acaudalado de la sociedad yugoslava. En la década de 1980, su familia era propietaria de una carnicería y un rancho de 22 vacas en la aldea de Lopača, cerca de Rijeka. A diferencia del bloque oriental o de la vecina Albania, la socialista Yugoslavia nunca restringió completamente la propiedad privada y permitió actividades empresariales.

Solamente para Kolinda Grabar-Kitarović, la [agrupación política] Unión Democrática Croata y la Asociación Fulbright. Así era la Cortina de Hierro.

En respuesta a las críticas, Grabar-Kitarović dijo que Winston Churchill incluyó a Yugoslavia en el ámbito de la Cortina de Hierro cuando recién se acuñó el término. Pero Churchill dio ese discurso en 1946, poco después de que los comunistas tomaron el poder en Yugoslavia, pero antes de su separación de los soviéticos dos años despues.

El historiador croata Hrvoje Klasić explicó este revisionismo, que tiende a afectar la discusión pública en los Balcanes, se ha ampliado en tiempos recientes:

Predsjedničina je izjava, nažalost, produkt pristupa prošlosti u Hrvatskoj u zadnjih 30 godina koji je crno-bijel pa sve što se događalo od 1945. do 1990. ocjenjuje crnim, a sve se što je bilo u Hrvatskoj od 1991. godine ocjenjuje bijelim, a ni u jednom ni u drugom slučaju nije bilo tako. Kada je Churchill izgovorio riječi o Željeznoj zavjesi, Jugoslavija zbilja jest iza Željezne zavjese. Međutim, već sljedećih nekoliko godina, nakon sukoba Tita i Staljina, Jugoslavija dobiva specifičnu poziciju između istoka i zapada. Nekad je bila istok, nekad zapad, nekad je u isto vrijeme bila istok i zapad…

U trenutku kada se Kolinda Grabar-Kitarović rađa i odrasta, Jugoslavija sigurno nije iza Željezne zavjese, o čemu upravo svjedoči činjenica da je, za razliku od vršnjaka iz Poljske ili Bugarske, ona mogla putovati s tom putovnicom. I, što je još zanimljivije, mogla je putovati bez vize, zbog čega je ta putovnica bila itekako na cijeni i vjerojatno je jedna od najfalsificiranijih putovnica na svijetu. Ne moram govoriti da je u Jugoslaviji holivudska elita snimala filmove, što je samo jedan od dokaza da se nije radilo o životu iza Željezne zavjese, što ne znači da se nije radilo o životu u socijalističkoj zemlji.

Tristemente, la afirmación de la presidenta, producto del enfoque en blanco y negro a la historia que ha sido común en Croacia en los últimos 30 años. Según este enfoque, todo lo ocurrido entre 1945 y 1990 está indicado como negro, y todo después de 1991 es considerado blanco, aunque en ambos periodos las cosas era mucho más complicadas. Cuando Churchill habló sobre la Cortina de Hierro, Yugoslavia estaba ciertamente detrás de la Cortina de Hierro. Sin embargo, en los años siguientes, después del enfrentamiento entre Tito y Stalin, Yugoslavia logró una posición específica entre este y oeste. A veces, era proeste, a veces prooeste, y a veces ambos a la vez…

En la época en que Kolinda Grabar-Kitarović nació y creció, ciertamente Yugoslavia no estaba detrás de la Cortina de Hierro. El hecho es que ella, a diferencia de sus pares de Polonia o Bulgaria, pudo viajar con su pasaporte. Este interesante que en muchos países, el pasaporte [yugoslavo] le permitía entrar sin visa, por lo que era apreciado y probablemente uno de los pasaportes más falsificados del mundo en ese tiempo. No tengo que mencionar que la élite de Hollywood había películas en Yugoslavia en ese tiempo, lo que es otra prueba de que el país no estaba detrás de la Cortina de Hierro. Sin embargo, no significa que no estuviera afectado por el orden del entonces país socialista.

El historiador montenegrino Boban Batrićević muestra en una serie de artículos, publicados entre el 11 y el 18 de noviembre, cómo Yugoslavia tenía cooperación cercana con miembros de la OTAN desde su fundación en 1949. Preocupada por una posible invasión de los soviéticos, la dirigencia yugoslava estableció un programa militar en 1951 con cooperación de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que incluía la importación de armas modernas para reemplazar la anticuada tecnología de la Segunda Guerra Mundial al Ejército Popular de Yugoslavia. En 1953, Yugoslavia firmó un tratado de amistad con Grecia y Turquía, ambos miembros de la OTAN, que pasó al nivel de alianza de defensa militar-política en 1954.

Leer más: Yugoslavia no era aliado soviético —¿por qué persiste ese concepto erróneo en medios occidentales?

Todo esto hizo de la socialista Yugoslavia una parte integral del sistema de seguridad occidental, pues sus integrantes se comprometían a ayudar en caso de invasión extranjera.

Lo siento, no lo pude resistir.
(el autor me es desconocido)
[N. del T: la frase “Iron Curtain” juega con nombre de la Cortina de Hierro en inglés y el nombre del grupo británico de rock Iron Maiden.]

No es la primera vez

La presidenta croata, que tiene un grado en Relaciones Internacionales, se ha puesto en situaciones similares antes.

En varias actividades internacionales en 2017, sostuvo que Yugoslavia estuo detrás de la Cortina de Hierro junto con Rumania y Polonia. En abril de 2019, lo volvió a decir durante una visita a la República Checa (país que sí estuvo detrás de la Cortina de Hierro).

Pero recibió las mayores críticas después de una entrevista con el diario austriaco Kleine Zeitung el 11 de septiembre de 2018, cuando dijo:

Odrasla sam u komunizmu, i nisam htjela ništa drugo nego da izađem iz toga. Htjela sam biti slobodna. Htjela sam imati mogućnost u dućanu birati između raznih vrsta jogurta, i da ne moram vlastima priopćavati koliko ću kruha trebati idućeg tjedna.

Crecí en el comunismo y no quería nada más que salir de ahí. Quería ser libre. Quería tener la oportunidad de elegir entre diferentes marcas de yogurt en la tienda, y no tener que informar a las autoridades cuánto pan iba a necesitar la siguiente semana.

La verificadora de datos croata Faktograf determinó que todos los aspectos de su afirmación eran falsos. Con datos de un diario especializado de la industria láctea yugoslava (disponible en Open Access), se pudo determinar que el país tenía más de 85 marcas de yogurt líquido y sólido en 1975.

Faktograf también consultó al historiador Igor Duda, que investiga consumo en Yugoslavia en las décadas de 1970 y 1980. Dijo que, aunque había escasez de algunos bienes importados (como el café) luego del periodo de prosperidad de la década de 1970, las opciones limitadas estaban mucho más relacionadas con cadena de suministro locales. Por ejemplo, una tiendita en una aldea solamente vendía productos de productores locales, sin usar todos los productos disponibles en Yugoslavia.

Había racionamiento de productos básicos como pan en los países detrás de la Cortina de Hierro, pero nunca fue el caso de Yugoslavia en la niñez y adolescencia de Kolinda Grabar-Kitarovic.

Además de la crítica sarcástica y los memes, algunos también consideraron que, con esa entrevista, Grabar-Kitarović intentó inflamar pasiones nacionalistas. Ciertamente dijo que “durante décadas, a los croatas se nos prohibió nombrar nuestra etnia. En vez de decir ‘soy croata’, debíamos decir ‘soy de Croacia’. Todo aquel que mostraba orgullo nacional era amenazado con prisión”.

En respuesta. muchas personas publicaron fotos de sus certificados escolares y de matrimonio, y otros documentos de identificación de la época, que claramente incluyen la palabra “croata” en el recuadro de etnia.

Faktograf también señaló que, según datos oficiales de censos yugoslavos, la cantidad de personas que se identificaban como croatas en la federación aumentó de 3,78 millones de personas en 1948 a 4,42 millones de personas en 1982.

En efecto, el principio de “hermandad y unidad” aplicado por el régimen yugoslavo alentaba expresiones de todas las diferentes identidades étnicas que hay en el país, en tanto no interfiera con el nacionalismo o desafiara la supremacía del Partido Comunista. Además, el propio Josip Broz Tito tenía orígenes croatas por el lado paterno, y ni él ni la narrativa estatal oficial no evitaba afirmarlo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.