¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia y Chile se unieron a la campaña global para salvar a un poeta saudita de ser ejecutado

Ashraf Fayadh via Instagram.

Ashraf Fayadh. Fotografía de Instagram.

Poetas, artistas, y activistas de 44 países participaron en un evento de lectura global en solidaridad con su colega Ashraf Fayadh, que fue condenado a muerte en Arabia Saudita. La campaña global coordinada por el Festival Internacional de Literatura de Berlín, consistió en más de 120 eventos, dos de ellos tuvieron lugar en Rusia: en Moscú en el Centro Sakharov y en San Petersburgo en la librería “Word Order” el 14 de enero de 2015.

Ashraf Fayad, poeta de 35 años, fue arrestado por la policía saudita tras una denuncia anónima. Fue liberado bajo fianza y fue nuevamente detenido el 1 de enero de 2014. Fayadh inicialmente fue condenado a cuatro años de prisión y a 800 latigazos por apostasía y por promover el ateísmo con su colección de poemas de 2008, “Instructions Within,” pero luego, debido a un recurso de apelación, su caso fue revisado y el 17 de noviembre de 2015 fue condenado a muerte. Actualmente, Fayadh está esperando la decisión final de la corte en una nueva apelación. Él se ha declarado inocente y se autodenomina un musulmán devoto.

IMG_2828

Moscú, 14 de enero de 2015. Fotografía: Vladislav Kalashnik

‘Te enteras del caso de Fayadh y quieres hacer algo’

El Centro Sakharov estaba colmado de personas que asistieron para manifestar su solidaridad con Fayad. Sus simpatizantes recitaron poemas—propios y del poeta. En su calidad de responsable de la editorial Corpus y poeta, Eugenia Lavut (que organizó el evento de lectura en Moscú) explicó, casi todos tuvieron enormes dificultades para entender que existen lugares donde la poesía puede conducir a una condena a muerte. Según Lavut, la gente llegó decidida a apoyar a Fayad, porque creyeron que era la “reacción natural”.

Когда ты узнаешь про то, что происходит с Файядом, хочется сделать что-то. Сделать нечто большее, чем просто подписать петицию, поставить куда-то лайк. Вложить в это больше себя. И то, что придумал Берлинский литературный фестиваль, – это действительно способ сделать больше.

Cuando te enteras de la situación de Fayadh, quieres hacer algo más importante que solo firmar una petición o darle un “me gusta” a la publicación de alguien en los medios sociales. Esta campaña mundial de lectura organizada por el Festival de Literatura de Berlín es la manera adecuada para hacerlo.

El primero en hacer uso de la palabra fue Stanislav Lvovsky, que recitó varios poemas de traducción propia vía Skype. “Fayad habla un dialecto muy específico, extraño para el lenguaje global de la poesía. Él fue capaz de permanecer profundamente arraigado en su propia cultura mientras luchaba contra sus peores componentes inhumanos”, le dijo Lvovsky a Global Voices. “Conocer su poesía es como conocer a alguien de otro mundo, que parece no tener nada en común contigo”.

Ashraf Fayadh’s poetry is a place of multiple encounters between of the open global westernized world and one of its autarchic, somewhat island-ish cultures. […] By means of his poetry he put himself in a position, which is all too dangerous in times like these – and in any other times to that matter. Fayadh—and others possessing enough courage – stand where cruel non-human winds of history cross paths. And they let these winds go through their words, bodies and lives. We owe them. I owe them. Because Fayadh is among those who set us free.

La poesía de Ashraf Fayadh es un lugar de múltiples encuentros entre el mundo occidentalizado abierto y global y una de sus culturas autárquicas, un tanto insulares. […] Por medio de su poesía él asume una posición, que es demasiado peligrosa en momentos como este– y en otros también. Fayadh—y otros con el coraje suficiente – asumen una posición donde los vientos inhumanos y crueles de la historia se cruzan. Y esos vientos atraviesan sus palabras, cuerpos y vidas. Tenemos una deuda con ellos. Yo tengo una deuda con ellos. Porque Fayadh está entre los que nos liberan.

Anastasia Shipulina, estudiante de la Escuela Superior de Economía recitó “Petroleum Is Harmless” en árabe, revelando el lenguaje que Fayadh emplea en el poema. Para muchos, las acusaciones de promover el ateísmo (esto es, negar el Día del Juicio e insultar el Islam) parecen absurdas. Shipulina sostuvo que no se necesita secularismo para pensar así, y dijo, “Las citas del Corán pueden encontrarse en casi todos los poemas de Fayadh. Esta es la fuente de la imaginación y el sentido moral en sus versos”.

‘Ningún estado tiene derecho a la venganza’

En el evento, los poetas afirmaron que no existe lugar en el mundo moderno para una relación entre el estado, la religión y los individuos que permita que los ciudadanos sean encarcelados, juzgados y condenados a muerte por simples palabras o ideas. Algunos oradores incluso compararon libremente la situación de Fayadh con los acontecimientos de Rusia, como recientes informes acerca de que algunos libros publicados por la Fundación George Soros fueron retirados de una biblioteca en Komi y quemados. (Nota: RuNet Echo recibe financiamiento del Instituto Open Society, cuyo fundador y presidente es George Soros.)

“Por un lado, entendemos que se trata de una especulación injusta. Uno no debería intentar comparar 20 libros quemados con una persona real que enfrenta la pena de muerte,” le dijo Linor Goralik, un famoso poeta ruso, a Global Voices. “Pero, por otra parte, estamos frente a un sistema que se arroga el derecho de tomar decisiones políticas en base a razones estéticas. Esto es inconcebible e inaceptable”.

Casi todos los participantes comenzaron sus declaraciones expresando esperanza y manifestando su apoyo a Fayadh, y le solicitaron a los funcionarios sauditas que le concedieran el recurso de apelación y reconsideraran su caso.

La actual participación de Arabia Saudita en el Consejo de Derechos Humanos de ONU torna la situación de Fayadh mucho más problemática. Los simpatizantes del poeta esperan que la presión del público y las campañas de concientización consigan avergonzar al gobierno para que le perdonen la vida.

Said Gafurov, experto en Medio Oriente, le dijo a Global Voices que estos esfuerzos para salvar a Fayadh tienen probabilidades de éxito. Incluso si fracasan, Gafurov señala que está seguro de que permanecer en silencio ante dichos casos no es una opción, sosteniendo que la pena de muerte es “horrenda, increíble y simplemente inaceptable” en el siglo XXI.

Казнь любого поэта – это потеря для всего человечества. Мы не знаем, может, будет казнен поэт, чье творчество через 500 лет войдет в школьные хрестоматии. Или вошло бы, если бы ему не отрубили голову.

La ejecución de cualquier poeta es una pérdida para toda la humanidad. Por lo que sabemos, podrías matar a un poeta cuyas obras serán material de lectura obligatoria en las escuelas dentro de 500 años. O tal vez lo habrían sido, si no hubiera sido decapitado.

Según Gafurov, Arabia Saudita carece de un poder judicial independiente: “el gobierno presenta todos los cargos, lleva adelante el juicio, dicta el veredicto y actúa como ejecutor—todo en interés de una sola familia”.

Mientras tanto en Chile y México

También en enero, se realizó una protesta en Santiago para exigir la liberación de Fayadh. Bajo el nombre de “protesta de los pañuelos blancos y las flores,” los manifestantes se concentraron frente a la embajada de Arabia Saudita. La marcha fue organizada por Sech (Sociedad de Escritores chilenos), Pen Club Chile, Descentralización Poética, Apech (Asociación de Pintores y Escultores de Chile), Fundación Neruda  y ChilePoesía. Previamente el mismo grupo organizó un concierto y lectura de poesía como protesta frente a la casa de Pablo Neruda.

Jorge Ragal, presidente de Pen Club de Chile, afirmó:

Conocimos, en otra época de este país la persecución y la crueldad del Estado y por ello, como chilenos y como artistas asumimos el deber de exigir la liberación inmediata y el respeto de los derechos humanos de un creador y un hombre cuyos derechos han sido vulnerados.

José María Memet, director de Chile Poesía, declaró:

Junto a poetas y escultores, nos pusimos de acuerdo para en Chile, llevar la figura de este poeta, y pedir al Estado chileno que apoye la liberación de este verdadero caso de violación a los derechos humanos

Memet agregó:

La casa de Neruda es un icono mundial y a nosotros nos interesa dar una señal al mundo , de que estamos prestos, claros, y que nuestra imagen está al servicio de un poeta perseguido

Memet ahora está esperando saber si el gobierno chileno va a pronunciarse en contra de la condena a Fayadh.

En la ciudad de México, también se realizó un evento organizado por PEN México donde varios escritores de renombre rindieron homenaje al trabajo de Fayadh y exigieron su liberación a la embajada de Arabia Saudita en una carta pública.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.