¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pese a cambio de régimen, sociedad civil macedonia sigue tambalea por persecución política y “desorosización”

Manifestantes reunidos frente al Parlamento como parte de la campaña “Nosotros decidimos” en octubre de 2016. El cartel en el camión dice “Podemos hacerlo mejor”. Foto de Vančo Džambaski vía Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

Este artículo fue escrito por Ellery Roberts Biddle y Filip Stojanovski, que pertenece al personal de la Fundación Metamorphosis.

Hace apenas un año, el Gobierno macedonio lanzó una campaña de “desorosización” de grupos de la sociedad civil macedonia.

¿A qué se referían exactamente con “desorosización”? La campaña buscaba minar el trabajo de organizaciones locales asociadas con la fundación filantrópica del multimillonario George Soros, junto con otras instituciones occidentales, como la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

La campaña estuvo dirigida por el ex primer ministro Nikola Gruevski, del anterior partido gobernante VMRO-DPMNE. El partido fue conocido por sus investigaciones con motivaciones políticas de organizaciones de la sociedad civil y medios independientes que buscan dar a conocer los gastos y la corrupción del Gobierno. Como en Hungría y otros estados europeos con tendencias autoritarias, las teorías de la conspiración que satanizan a Soros y a instituciones occidentales como la Unión Europea y la OTAN se volvieron el pilar de la propaganda gubernamental de VMRO.

Fani Karanfilova-Panovska

Fani Karanfilova-Panovska. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA 2.0).

La campaña empezó poco después de las elecciones especiales en Macedonia, llevadas a cabo como parte de un acuerdo negociado por la Unión Europea, luego de protestas masivas por las revelaciones de un escándalo de interceptación telefónica del Gobierno que afectó a miles de ciudadanos. El partido gobiernante perdió su mayoría en las elecciones especiales, pero recién en mayo de 2017 el nuevo gobierno recibió oficialmente el mando.

En conversación con Global Voices, Fani Karanfilova-Panovska, directora ejecutiva de Foundation Open Society – Macedonia, sugirió que el gobierno de Gruevski y el partido gobernante se fueron contra las organizaciones de la sociedad civil porque la sociedad civil había sido el “principal impulsor de los cambios y el progreso” en Macedonia desde 2014 al presente.

Nota del editor: Global Voices es beneficiario de Open Society Foundations, que son parte de la red Soros.

‘Las organizaciones de la sociedad civil deberían depender del financiamiento gubernamental’

Al inicio de su campaña de “desorosización” en diciembre de 2016, Gruevski pidió una “confrontación” con las organizaciones de la sociedad civil que cooperan con la fundación de Soros y con Gobiernos y organizaciones extranjeras.

Sostuvo que, en vez de buscar financiación de fuera de Macedonia, el sector civil del país debería depender del Gobierno macedonio para el apoyo financiero.

Esta propuesta hubiera hecho que las organizaciones de la sociedad civil fueran totalmente dependientes del Gobierno, idea que debilita la propia esencia de una organización de la sociedad civil, que es mantener la independencia del Gobierno para hacerlo que rinda cuentas por sus compromisos con el público.

Para apoyar la propuesta de Gruevski, los sustitutos gubernamentales en los medios promovieron la noción de que la sociedad civil debería tratarse de caridad o ayuda humanitaria, y que no debería involucrarse con participación cívica, anticorrupción, medios o cualquier actividad relacionada con la toma de decisiones políticas.

Algunos activistas de la sociedad civil también comentaron en medios sociales que no aceptarían apoyo financiero del Gobierno en su jurisdicción, para mantener la rendición de cuentas con el público. Para las organizaciones de la sociedad civil que han pasado por persecución directa del régimen de Gruevski, fue difícil imaginarse recibiendo apoyo. De otro lado, quienes están dispuestos a probar su lealtad al partido gobernante tuvieron una recompensa reservada.

Seleccionan a organizaciones de la sociedad civil para campaña de educación a electores

Algunas organizaciones de la sociedad civil se beneficiaron de esta estructura, pues se usaron algunos fondos estatales para apoyar a clubes deportivos, y a organizaciones de servicios establecidas durante el socialismo, como asociaciones de personas con discapacidades o jubilados, que conforman un gran bloque de votantes. Otros fondos estatales fueron desviados a los intereses del partido gobernante a través de ONG organizadas por el Gobierno, por ejemplo para construir monumentos para el proyecto Skopie 2014 o para financiar una avalancha de organizaciones autodeclaradas “patrióticas” fundadas por miembros del partido.

Pero otras organizaciones de la sociedad civil sufrieron en este régimen. En febrero de 2017, las instituciones estatales ampliaron una serie de inspecciones y auditorías financieras a organizaciones de la sociedad civil. En particular, fueron contra 21 organizaciones de la sociedad civil que habían participado en una campaña civil preelectoral llamada “Nosotros decidimos”, que buscaba que el público entendiera mejor el sistema electoral y sus reglas, pues un gran porcentaje de ciudadanos macedonios creía que sus votos no eran secretos y que los partidos políticos pueden averiguar cómo votaron.

Las averiguaciones apuntaron específicamente a un donante, que no está conectado con la acción “Nosotros decidimos”, la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional, USAID, que en los últimos 25 años ha financiado grandes iniciativas de construcción para la sociedad civil y medios independientes. El hilo común en la elección de blancos parece ser el fracaso de intentos del régimen anterior de anularlos en su agenda política –lo que el Gobierno no pudo controlar parecía que quedaba listo para ser retirado del país.

Estas actividades contra la sociedad civil en Macedonia estaban sincronizadas con esfuerzos de grupos de presión en Washington D.C., con el fin de generar discordia entre USAID, el Departamento de Estado y el gobierno de Trump.

Estas y otras formas de acoso institucional virtualmente bloquerona el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, y les limitaron sus recursos. Partes no oficiales de la campaña incluyeron otros tipos de ataques, desde difamación a intimidación y discurso de odio a violencia física contra activistas y periodistas.

Junto con el anuncio de Gruevski sobre uso de recursos estatales para apoyar a organizaciones de la sociedad civil, en marzo de 2017 el Gobierno hizo un llamado para ofrecer a las organizaciones de la sociedad civil subvenciones con una cantidad total de 800.000 euros. Esto fue una sorpresa porque ese monto no estaba incluido en el prespuesto estatal de 2017.

Con la excepción de una organización humanitaria de la sociedad civil, estas subvenciones fueron distribuidas con un procedimiento inusualmente rápido, mayormente a nuevas organizaciones cpm conexiones directas al partido gobernante.

El nuevo régimen anuló el llamado y anunció una investigación de corrupción.

Sigue la presión tras al transición de Gobierno

Después de un fallido intento del VMRO de tomar el control del Parlamento a la fuerza el 28 de abril de 2017, la presión disminuyó. La mayoría de organizaciones de la sociedad civil recibieron documentos finales del servicio de administración tributaria en los meses siguientes. Algunos incluían multas, que fueron impugnadas porque se basaban en interpretaciones individuales de legislación dudosa.

En una conferencia pública anticorrupción de mayo de 2017, a un representante de la Comisión Estatal para la Prevención de la Corrupción le preguntaron sobre las investigaciones contra las organizaciones de la sociedad civil.

Reconoció que la comisión inición los controles de “desorosización” que incluían acción coordinada –supuestamente dirigida por los líderes del partidos– de instituciones como el Banco Nacional y el servicio de administración tributaria (que impusieron auditorías financieras a organizaciones de la sociedad civil) y la fiscalía para el crimen organizado y corrupción. La fiscalía también comprometió a la Unidad de Crimen Organizado del Ministerio del Interior, y la Policía Financiera, subsidiaria del Ministerio de Finanzas.

Aunque este esfuerzo empezó antes de las elecciones de diciembre de 2016, la comisión lo omitió de su informe anual que envió al Parlamento, que luego rechzó el informe por estas y otras causales.

En una declaración grabada [1:53-2:09] en la conferencia, Igor Tanturovski, presidente de la comisión estatal para prevención de la corrupción, dijo:

An ambassador of large institution came to us and asked why we initiated control of the work of the civic organizations. [He said] ‘Only their donor can conduct controls’ in their country. And I replied – but what if the donor is (laughs) a terrorist organization?

Un embajador de una institución grande se nos acercó y preguntó por qué iniciamos control del trabajo de las organizaciones cívicas. [Dijo] ‘solamente su donante puede realizar controles’ en su país. Yo respondí  – ¿pero si el donante es (risas) una organización terrorista?

Tanturovski, que fue donante de VMRO-DPMNE en 2012, fue designado miembro de la comisión a pesar de que la ley establece que sus miembros sean independientes de conexiones con partidos políticos. Pese a numerosos escándalos e información que está disponible públicamente, Tanturovski no inició ninguna investigación de la corrupción de políticos en ejercicio durante su cargo.

En una atmósfera con mucha carga contra Occidente que está promovida por medios a favor del Gobierno, su intento de retratar a Soros y USAID, y por extensión al Gobierno estadounidense, como financistas de organizaciones terroristas no generó reacción de otros funcionarios.

Desde el inicio, representantes de organizaciones de la sociedad civil bajo investigación exigieron resolución legal al asunto. Biljana Bejkova, directora ejecutiva de la ONG InfoCenter, dijo:

Политичкиот прогон на граѓанските организации осмислен и спроведен од владата на ВМРО-ДПМНЕ мора да биде, што е можно побрзо, комплетно расветлен, официјално затворен и јавно осуден од страна на актуелната власт и надлежните државни институции.  Сите вклучени лица и институции треба да одговараат за своето незаконско дејствување. Само на таков начин, граѓаните ќе добијат поттик и јасна порака дека Македонија е отворено, демократско општество кое ги почитува и штити основните граѓански права и слободи.

El actual gobierno e instituciones estatales pertinentes deben exponer completamente y condenar públicamente la persecución política de las organizaciones de la sociedad civil, que fue planeada e implementada por el gobierno de VMRO-DPMNE. Todas las personas e instituciones involucradas deben hacerse responsables de sus ilegales acciones. Solamente así los ciudadanos tendrán un incentivo y claro mensaje de que Macedonia es una sociedad abierta y democrática, que respeta y protege los derechos civiles y libertades fundamentales.

Nuevo gobierno ofrece tratar a la sociedad civil como ‘socio igualitario’

Un plan de trabajo adoptado por el nuevo gobierno en junio establece claramente que el Gobierno tratará a la sociedad civil como socio igualitario y que las instituciones estatales realizarán nuevas “investigaciones de los casos de intimidación y presión a las organizaciones de la sociedad civil (es decir, investigar todas las denuncias de discurso de odio, ataques, presión)”.

A fines de agosto, el Parlamento destituyó al fiscal general, conocido por conceder impunidad a grupos de crimen organizado en el país, lo que dio esperanza a las organizaciones de la sociedad civil de que las cosas empezarían a cambiar.

En septiembre, el grupo de expertos de alto nivel liderado por el ex comisionado europeo Reinhard Priebe a cargo de supervisar las reformas democráticas en Macedonia (p. 26), reiteró la necesidad de aclarar la situación que tiene consecuencias que afectan el trabajo de las 21 organizaciones bajo observación:

132. Civil society organisations have also reported harassment and inspections from authorities such as the Public Revenue Office and the Public Prosecutor's Office from December 2016 to May 2017. While civil society organisations must comply with relevant legislation, the group finds this development alarming. The group expects the relevant authorities to conclude their investigations speedily in order to avoid that cases without actual merit stay pending for months, contributing to chilling effects upon other civil society organisations.

132. Las organizaciones de la sociedad civil también han denunciado acoso e inspecciones de autoridades, como la autoridad tributaria y la fiscalía desde diciembre de 2016 a mayo de 2017. Aunque las organizaciones de la sociedad civil deben cumplir con las legislación pertinente, el grupo encuentra esto preocupante. El grupo espera que las autoridades pertinentes concluyan sus investigaciones para evitar que casos sin mérito real estén pendientes durante meses, lo que contribuye a paralizar a otras organizaciones de la sociedad civil.

En noviembre, el ministro del Interior emitió una declaración pública de que las investigaciones habían concluido, y que no había encontrado evidencia de mala conducta por parte de las organizaciones de la sociedad civil.

Sin embargo, a mediados de diciembre, las organizaciones de la sociedad civil aún no recibían documentos oficiales que darían un cierre legal.

Efectos duraderos

Esta larga campaña de procesos políticos ha afectado seriamente el trabajo, recursos y reputación de la sociedad civil de Macedonia. La campaña para inculparlos como delincuentes y traidores seguió patrones probados en otros países de la región, con acciones gubernamentales similares a las de Rusia o Hungría.

Los activistas macedonios están tratando de sacar lecciones de su situación que pueden ayudar a otras sociedades que enfrentan dificultades similares.

Desde la izquierda: Biljana Bejkova, Dona Kosturanova, Bardhyl Jashari. Fotos de Vančo Džambaski vía Flickr (CC BY-SA 2.0).

Dona Kosturanova, directora ejecutiva del Foro de Educación Juvenil, expresó:

Граѓанските организации изложени на хостилен исцрпувачки притисок од институциите на владиниот режим во Македонија покажаа дека и покрај се’ демократскиот напредок е на прво место за невладините организации. Во најтешките периоди на своето постоење граѓанските организации ги дадоа најзначајните политички документи и препораки за институциите и имаа клучна улога во надминувањето на политичката криза во Македонија.

Слободите на граѓаните за здружување и изразување се под закана од автократски режими во повеќе земји, и за негово опстојување граѓаните мора да си даваат меѓусебна поддршка но и да да ја добијат од медиумите, демократските влади и меѓународните организации.

Las organizaciones de la sociedad civil que quedaron expuestas a presión hostil y agotadora de las instituciones controladas por el Gobierno de Macedonia mostratron que, a pesar de todo, el progreso democrático es una prioridad para las organizaciones de la sociedad civil. En los periodos más duros de su existencia, las organizaciones de la sociedad civil elaboraron los documentos con políticas más significativas para las instituciones, y tuvieron un rol clave para superar la crisis poíitica en Macedonia.

Las libertades de asociación y expresión están bajo amenaza en regímenes autocráticos en varios países, y para defenderlas, los ciudadfanos deben dar apoyo mutuo, pero también necesita apoyo de los medios, gobienos democráticos y organizaciones internacionales.

Bardhyl Jashari, director de Fundación Metamorphosis, concluyó:

Како резултат на политичкиот прогон на сите нивоа, заедно со интензивната кампања за нарушување на угледот преку навреди и клевети, беше нарушен имиџот на граѓанското општество како целина. Ќе бидат потребни големи напори и време тој имиџ да заздрави и да се реафирмира нормалната улога на НВО како витален дел од демократското општеството.

Esta campaña de persecución política a todo nivel, en paralelo con una intensa campaña de difamación, dañó seriamente la imagen de la sociedad civil en conjunto. Tomará mucho esfuerzo y tiempo recuperar esta imagen y a las ONG reafirmar su rol normal como parte vital de la sociedad democrática.

El cambio de atmósfera política en Macedonia no implica que todos los problemas de la sociedad civil y los medios independientes se resolverán fácilmente, Con el nuevo gobierno, si el Poder Judicial y las autoridades se reforman y dan un cierre adecuado a periodo de persecución política, deberán enfrentar una grave realidad económica y otras influencias hostiles que se derivan de conflictos políticos, dentro y fuera del país.

Aunque aún hay una leve esperanza de que Macedonia se convierta algún día en parte de la Unión Europea, las organizaciones de la sociedad civil enfatizan que uno de los desafíos importantes es educar a los ciudadanos para que pueden ejercer plenamente su rol como entes decisorios en una sociedad democrática moderna y hacer que sus Gobiernos rindan cuentas — sin importante quién esté en el poder.

Este artículo es parte de una serie sobre la experiencia de la sociedad civil en la crisis política de Macedonia. Leer más:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.