¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La lucha para detener el ébola en África occidental

A resident walks past a mural about the dangers of the Ebola Virus painted on a wall off Tubman Boulevard in Monrovia, Liberia. September 18, 2014. Photo by United Nations Development Programme on Flickr. CC BY-NC-ND 2.0

Una mujer local pasa frente a un cartel que alerta sobre los peligros del virus del ébola pintado en un muro del Tubman Boulevard en Monrovia, Liberia. 18 de setiembre de 2014. Foto del Programa de Desarrollo de la ONU en Flickr. CC BY-NC-ND 2.0

El peor brote del virus del ébola de la historia hasta ahora ha causado aproximadamente 5,000 muertes, con al menos 10,000 casos reportados de la enfermedad en su mayor parte en África occidental. 

Autoridades internacionales de salud junto con personal médico local han estado luchando para contener la propagación del mortal virus durante varios meses con resultados diversos. Cuando el ébola llegó a la bulliciosa metrópolis nigeriana de Lagos en julio, los funcionarios del país actuaron con rapidez y acabaron con éxito con una potencial epidemia.

Pero el brote ha alcanzado niveles alarmantes en Guinea, Liberia y Sierra Leona, donde los sistemas de salud están mal equipados para enfrentar la enfermedad debido a la escasa inversión en salud y educación y años de guerra civil. Los países más prósperos y la OMS han recibido críticas por no brindar apoyo con mayor celeridad para detener la epidemia antes de que se saliera de control.

Mali está actualmente luchando para contener la enfermedad luego de que se confirmara el primer caso de ébola en el país. La República Democrática del Congo también está atravesando un brote de ébola, pero la cepa de virus presente en el país no está relacionada con la responsable de la epidemia en África occidental.

Hechos vs. mitos

No existe cura para el ébola, pero se están estudiando potenciales vacunas. El virus se transmite a través del contacto directo con sangre infectada u otros fluidos corporales y los cuerpos de las víctimas fatales recientes son altamente contagiosos. A pesar de lo que algunos pueden pensar, los mosquitos no transmiten ébola. Funcionarios de salud recomiendan el lavado frecuente de manos, evitar el contacto directo con enfermos de ébola o con artículos que han estado en contacto con esos pacientes, y buscar tratamiento tan pronto como aparezcan los primeros síntomas como las mejores medidas para protegerse de la enfermedad.

La desinformación abunda en torno al ébola. Los sobrevivientes a menudo son estigmatizados a pesar de encontrarse libres de la enfermedad, y las personas de los países afectados que no tienen ébola han sufrido maltrato debido a su nacionalidad. En Sierra Leona, Hannah Foullah está usando Facebook en su lucha contra el estigma que causa el ébola mediante la campaña “Belleza por el país: Soy 100% sierraleonesa, no un virus.”

Medios y gobiernos han sido acusados de exagerar de manera irresponsable el pánico en torno a la enfermedad. Algunos políticos, especialmente en EE.UU., han propuesto implementar una prohibición general a los vuelos aéreos provenientes de países de África occidental, aunque esa medida seguramente agravaría la situación.

Numerosas campañas están en marcha en los países afectados y en toda África para educar al público acerca del virus.

Pero algunos observadores temen que no se esté haciendo lo suficiente para detener la propagación del ébola. Siga a Global Voices para mantenerse informado con nuestra cobertura del brote del ébola..

Para más información sobre el virus en inglés, revise los sitios de la OMS y los Centros para el control de enfermedades de EE.UU. Para más información en francés, visite el sitio web del Ministerio de Asuntos sociales, Salud y derechos de las mujeres de Francia.