¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Quién paga el costo del deterioro de la democracia en India?

Protests in Mumbai against the CAA/NRC. Image by Vishal M.

Protests in Mumbai against the CAA/NRC. Image by Vishal M. Used with Permission

Se suele llamar a India la mayor democracia del mundo, y en términos de electores, ciertamente puede reclamar este título, con 900 millones de personas aptas para votar. Pero una mirada más cercana al marco legal de India puede suscitar dudas sobre la calidad de esta democracia y si el país está o no a la altura de este apodo.

Aunque India derogó su ley contra la sodomía en 2018, una gran victoria para los derechos de la comunidad LGBTQI+ en India, el Gobierno indio también llevó cambios restrictivos y discriminatorios en la ley de ciudadanía y refugiados, aumentó la interrupción de los servicioos de internet y redujo la condición legal de Cachemira y Jammu.

Todos los cambios legales anteriormente mencionados han ocurrido desde 2017, cuando el gobierno de Modi siguió favoreciendo abiertamente a la ideología nacionalista hindú y los intentos de imponerlo como discurso nacional para todos los indios. Muchas decisiones legales que el Gobierno dirigió han sido recibidas con críticas y manifestaciones del público que a su vez han llevado a brutales represiones con al menos 27 muertos y cientos de arrestados.

Los 190 millones de musulmanes de India han estado en gran alerta desde que el primer ministro Narendra Modi y su partido Bharatiya Janata Party (BJP) llegaron al poder en 2014. Como integrante de la organización nacionalista hindú de derecha Rashtriya Swayamsewak Sangh (RSS), Modi pasó a ser jefe de gabinete del estado indio de Gujarat, cuando los musulmanes fueron atacados y murieron en masa en 2002. Por eso, le impidieron temporalmente viajar a Estados Unidos. El BJP mantiene vínculos ideológicos y organizacionales cercanos al RSS, con lo que contribuyó a oleada de nacionalismo hindú en India.

La India de Modi ha logrado movilizar la cultura mayoritaria del país hacia un Hindu Rashtra, o un estado hinducéntrico en detrimento de la India multicultural y laica consagrada originalmente en la Constitución del país de 1947.

La preocupación por la protección de los valores laicos alcanzó un máximo histórico en septiembre de 2019, cuando el estado nororiental de Assam comenzó a actualizar el Registro Nacional de Ciudadanos, registro gubernamental que contiene los nombres y la información pertinente para la identificación de todos los ciudadanos indios. Para ser incluidos en la lista, los ciudadanos deben demostrar que sus antepasados estuvieron en Assam antes de 1971, cuando durante la Guerra de Independencia de Bangladesh millones de personas cruzaron a India. El proceso de actualización del registro ha dejado a 1,9 millones de indios, incluidos 1,3 millones de hindúes, don la posibilidad de convertirse en apátridas.

Diversos líderes partidarios, incluido el ministro del Interior, Amit Shah, han propuesto después que se implemente una actualización del Registro Nacional de Ciudadanos en todo India. Como la ley de enmienda de la ciudadanía ofrece un camino a la inmigración para personas de religiones no musulmanas que pueden ser excuidas de un registro actualizado, los musulmanes temen que puede terminar en centros de detención que se construyen en Assam y otros estados.

La retórica nacionalista en el país se hizo aún más fuerte después de un ataque terrorista en Cachemira en febrero de 2019, junto con una postura contra la inmigración y una fuerte presencia de los medios de comunicación social para impulsar las narraciones en línea. Como resultado, Modi logró asegurar su segundo mandato como primer ministro de India en las elecciones generales de 2019.

Narendra Modi expressing his happiness to voters and the media. Photo by Aviral Mediratta. Copyright Demotix (17/5/2014)

Narendra Modi expresa su alegría a los votantes y los medios. Foto de Aviral Mediratta. Derechos reservados Demotix (17/5/2014).

Aunque la oposición política parece haber sido derrotada en gran medida después de que Rahul Gandhi renunciara en julio de 2019 al partido del Congreso Nacional Indio, estudiantes, grupos de izquierda, grupos musulmanes, liberales y mujeres han estado al frente de las recientes protestas. La oposición a las políticas de Modi también se puede ver como más estados se están negando a implementar la ley de enmienda y el registro. El estado indio de Kerala ha impugnado la ley en el Tribunal Supremo, y la oposición ha pedido a los ministros principales de los distintos estados que se opongan a la implantación del registro.

Además de la propia India, es toda la región del sur de Asia la que se ve afectada en diversos grados por esta erosión del régimen democrático. Debido a su tamaño y centralidad, India afecta directamente los flujos migratorios, el comercio y el transporte transfronterizos, y el discurso político en los vecinos Bangladesh y Pakistán, y en menor medida en Nepal y Sri Lanka. Bangladesh se ve particularmente afectado dada la complicada historia de la migración entre los dos países.

Finalmente. internet también se ha visto afectada por las decisiones tomadas en India. En 2019, la mayor democracia del mundo ha visto la mayor mayor cantidad de bloqueos de internet con cien casos analizados de bloqueos.

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre la situación en Cachemira.

Encuentra más en los siguientes artículos a medida que actulizamos nuestra Cobertura Especial:

Acusan de maltrato a policías de India tras violenta dispersión de protesta estudiantil en Delhi